ESENCI@L

Dreamfit señala que existe esa inquietud general en el sector

Los gimnasios de Madrid confían que las restricciones no vayan a más

“Esperamos que la sentencia de Barcelona siente jurisprudencia”

Dream-Fit-Rafael-Cecilio-bis

Rafael Cecilio, presidente de Dreamfit, ha expresado la inquietud generalizada que vive el sector del fitness en la Comunidad de Madrid.

(22-9-2020). Los gimnasios de la Comunidad de Madrid confían que las actuales medidas restrictivas decretadas en la misma a causa de los rebrotes del COVID-19 no vayan a más. Así lo ha manifestado el máximo responsable de Dreamfit, Rafael Cecilio.

Los gimnasios de Madrid han recibido con gran preocupación unas restricciones que han frenado el número de altas y han disparado las bajas. “La preocupación que tenemos entre los operadores con centros en Madrid es máxima, como es lógico. Y no solo por la situación actual, sino porque tememos que puede empeorar y puedan terminar tomando nuevas medidas”, comenta Rafael Cecilio, presidente de Dreamfit.

El empresario espera que la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya del pasado 29 de julio “cree jurisprudencia” y sirva como “aviso” a los políticos en el caso que se planteen cerrar otra vez los centros deportivos. “Si hay que cerrar los gimnasios de nuevo, que sea porque hay que cerrarlo todo y no ocurra como en Cataluña, donde los bares, las playas y los parques seguían abiertos”, anota Cecilio.

Aunque asume que la situación a nivel de contagios es ligeramente peor ahora en Madrid de la que había en Barcelona en julio, el empresario tiene la esperanza que esta nueva oleada de brotes también pueda controlarse “en aproximadamente un mes y medio”.

OFRECER CENTROS ALTERNATIVOS

Dreamfit tiene 7 centros en la Comunidad de Madrid, tres de los cuales en barrios que tendrán que permanecer confinados durante, al menos, dos semanas.

El confinamiento de algunos barrios implica que muchos abonados no podrá acudir a su gimnasio habitual al encontrarse en otro barrio distinto. Este impedimento ha llevado a enseñas como la citada cadena a anunciar a sus socios afectados que, durante estas dos semanas, podrán ir a los otros gimnasios que la cadena tiene en Madrid.
“Hemos tenido que hacer justificantes a los trabajadores, pero no podemos hacer lo mismo con los clientes, porque no es una de las actividades que permitan cruzar los límites del barrio”, reconoce Cecilio. El máximo dirigente de Dreamfit anticipa que los próximos días serán peores a nivel de bajas y afluencia a los centros deportivos, porque el “miedo” generado por las restricciones provocará que la gente se mueva mucho menos.

Este aspecto también ha sido señalado por el máximo responsable de Altafit, José Antonio Sevilla, quien ha reconocido que “está claro que cada nueva restricción a la movilidad de los ciudadanos implica descenso en accesos a los gimnasios… y que las de ahora llegan en el momento más importante de captación del año”.

ACOSTUMBRADOS A LAS MASCARILLAS

Además del confinamiento de algunos barrios, de la limitación de aforo (50%) y del número máximo de participantes en las clases colectivas (seis personas), los gimnasios de Madrid también sufren, desde el 7 de septiembre, la obligatoriedad de llevar mascarilla en todas las actividades.

Esta medida está frenando aún más la vuelta de los usuarios a los gimnasios madrileños. “Muchos socios nos dijeron que no vendrían mientras durara la obligatoriedad de llevarla no vendrían”, lamenta Cecilio.

Pese a convertirse en un nuevo obstáculo a nivel de altas, según el presidente de Dreamfit, los usuarios que siguen yendo a las instalaciones deportivas se están “adaptando” a su uso “de forma ejemplar”. “Dentro de los gimnasios no está siendo un gran problema”, anota el empresario.

Cecilio no descarta que su uso pueda extenderse a otras Comunidades Autónomas que aún no la han implantado, si bien reconoce que “sería un mal menor” si el número de contagios sigue al alza y las autoridades tienen que estudiar medidas más restrictivas. “Espero que nos quedemos como estamos y no nos hagan cerrar”, sentencia.


No hay comentarios

Añade el tuyo