ESENCI@L

Según el Informe y análisis mensual de Pablo Viñaspre

Los gimnasios vivieron un enero de retroceso

Una mensualidad con todos los KPI’s en rojo frena la recuperación sectorial

Los gimnasios viven un mes de enero de retroceso con los peores datos

(9-1-2021). El Informe y el análisis mensual de Pablo Viñaspre sobre el la evolución del parque español de gimnasios durante enero de 2021, muestra que muchos clubes empezaron enero con cierta alegría en el número de altas, pero las restricciones y los cierres frenaron la reactivación.

“Iniciamos un nuevo año con la esperanza de una recuperación del sector, pero las consecuencias de las fiestas de Navidad en el incremento de casos de Covid ha venido acompañado de nuevas restricciones y de cierres de gimnasios en muchas comunidades autónomas”, inicia su análisis Plablo Viñaspre. El resultado ha sido un mes de enero con todos los KPI’s en rojo y que supone un nuevo retroceso en la recuperación del sector.

Los datos de este mes de enero son los peores en muchos indicadores desde que se reabrieron los clubes en junio. Y, además, el sector lleva ya 3 meses en caída significativa, “por lo que en este momento, más que hablar de recuperación, tenemos que hablar de si hemos tocado fondo o si seguiremos empeorando”, detalla Viñaspre.

Pablo Viñaspre, máximo responsable de Fitness KPI.

Son muy malas noticias para un sector que está haciendo un gran esfuerzo y teniendo una gran capacidad de adaptación y de creatividad para seguir ofreciendo servicios a sus clientes y reinventándose con el online, con clases al aire libre, con aforos limitados, con uso de mascarilla, etc.

A más restricciones, menos altas

Muchos clubes empezaron enero con cierta alegría en el número de altas, pero las restricciones que llegaron después y el cierre en muchos casos, frenó drásticamente las altas, bajando a un 34% con respecto a enero del pasado año.

A pesar de eso, los socios se mantienen en un 57% respecto a enero de 2020, y aunque han bajado respecto al mes anterior, lo han hecho ligeramente y es el KPI que mejor está resistiendo. Esta es una buena señal ya que indica que los socios que quedan tienen un alto nivel de compromiso con el club y no se han dado de baja a pesar de la situación actual.

Las bajas son el 90% de las de enero del año pasado, pero teniendo en cuenta que el número de socios se ha reducido en un 43%, significa que es un alto volumen de bajas y un ratio de deserción superior al del año anterior.

Pérdida del 44% de la facturación

Los ingresos están en un 56% respecto al mismo periodo del año pasado, por lo que se ha perdido un 44% de la facturación. Este dato se ha ido igualando con el de socios, cosa que no era así en los meses anteriores. El hecho de que socios e ingresos tengan un nivel de recuperación parecido es positivo porque equilibra la cuota media y el ingreso por socio.

Todo parece indicar que estamos cada vez más cerca del final progresivo de las restricciones y de que los clubes puedan empezar a funcionar con más normalidad. Esta desescalada de restricciones debería producirse durante los próximos 5-6 meses si todas las previsiones de vacunación se cumplen. La velocidad a la que se produzca esta desescalada, y especialmente las restricciones más severas, es clave para que empecemos a ver un avance en la recuperación.

El sector se enfrenta todavía a unos meses de resistencia, pero debemos mantener la mirada en la luz que ya se ve al final del túnel, concluye Pablo Viñaspre.


No hay comentarios

Añade el tuyo