ESENCI@L

En el número 392 de la revista CMDsport

Los retos de futuro del Pilates: más formación, mejor gestión y no perder la esencia

Clase Pilates – retos futuro

Todas las fuentes consultadas destacan el Pilates como una de las clases con mayor ocupación y demanda en sus respectivos centros.

(6-7-2017). Técnicos, especialistas, consultores y gestores ofrecen su visión sobre el Pilates y los retos de futuro que tiene esta disciplina por delante, tanto en los centros deportivos como en los estudios especializados.

A principios del siglo pasado, Joseph Hubertus Pilates inventó una disciplina que hoy en día perdura y tiene mucha presencia en los gimnasios. Tanto es así, que hasta se han creado centros boutique entorno a esta disciplina o, en otros casos, se ha incorporado la actividad a un centro deportivo como servicio de valor -y precio- añadido.

En el número 392 de la revista CMDsport, correspondiente al mes de julio del 2017, técnicos de gimnasios, consultores y especialistas hablan de qué perfil de cliente es el más habitual del Pilates, cuáles son las claves del éxito, qué futuro le depara a la disciplina o qué opinan de la mezcla con otras actividades, entre otras muchas cosas.

Todos vaticinan una larga vida al Pilates y muchos años de éxito y alta demanda, pero una de las partes fundamentales es la que habla de “los retos de futuro” que se deben afrontar, de la que se pueden extraer algunas citas para la reflexión:

Gustavo Rodríguez, Forus:

Uno de los retos es evitar realizar una clase de Pilates como una suma de ejercicios analíticos e inconexos. Debemos entender que una sesión de Pilates es una secuencia de ejercicios conectados entre sí, en los que la respiración y el control postural son la base de cada movimiento. Creo que este es el principio fundamental que muchas veces se pierde y no se aplica, convirtiéndose en una clase de abdomen.

Kiti Martín, BeOne:

Por un lado se precisan actualizaciones de uso con respecto a materiales ya existentes (fitball, aros, pelotas, bandas). Por otro, entrar en la conciencia de cualquier practicante de actividad física como una parte imprescindible de su entrenamiento (cualquiera que sea, desde un cross a aerodance). Más que inventar cosas, es hacerse más presente y necesario como educación corporal. Para ello tenemos que ponérselo fácil. En demasiadas ocasiones, Pilates se acaba convirtiendo en una clase de diagnóstico de problemas físicos que la persona no sabía que tenía, cuando lo que tiene que ofrecer son soluciones.

Teresa Miñambres, Valgo:

Los grandes profesionales del Pilates siguen mejorando y evolucionando las bases del método original, pero es necesario que se sigan formando y avanzando para especializarse de cara a grupos de población concretos, que se puedan adaptar a distintos niveles, patologías e implementos. Queda mucho camino por hacer.

Matias Polo, Club Delfos:

Hay que concienciar de la necesidad del dominio corporal que aporta el Pilates y ofrecerlo como un servicio que no pierda el toque individual, centrado especialmente en potenciar la línea de salud de los centros deportivos y complementado con un servicio de rehabilitación.

Albert Montserrat, Dona10:

Creo que uno de los retos es mejorar la gestión en los estudios. Los propietarios de los centros especializados suelen ser expertos en Pilates, no gestión.

Y por otra parte, el reto del futuro es saber mantener viva una oferta que siga los pilares de actividad física de calidad en cuanto a objetivos de fuerza, resistencia y movilidad, a diferencia de otras tendencias del fitness que suelen buscar diversión, alta intensidad cardiovascular, baile, mejoras estéticas, etc.


No hay comentarios

Añade el tuyo