ESENCI@L

El 30 de septiembre abrirá el segundo local de esta marca en Vigo

Máis que Auga estudia implantar MeuFit en las grandes ciudades gallegas

Es su división de gimnasios privados de proximidad

mais-que-auga-director-general-francisco-cortegoso-bis

Francisco Cotegoso, director general de Mais que Auga, enseña que impulsa la nueva cadena de gimnasios privados de proximidad, Meufit, se muestra optimista ante la competitividad que los centros bajo este rótulo pueden tener frente a los gimnasios low price de las grandes ciudades.

(19-8-2021). Máis que Auga no descarta abrir MeuFit, su marca de gimnasios privados de proximidad, a los principales municipios de Galicia. Con el centro que abrirán en Vigo en septiembre, la enseña quiere evaluar su capacidad para competir con otras cadenas en grandes ciudades.

En octubre de 2019, Máis que Auga inauguró en Tomiño, localidad pontevedresa de unos 13.500 habitantes, su primer centro MeuFit. Con esta marca, la enseña debutaba en el segmento privado con un concepto de clubes de proximidad enfocado para poblaciones pequeñas de un máximo de unos 30.000 habitantes.

El próximo 30 de septiembre, la cadena inaugurará su segundo gimnasio MeuFit en el Centro Comercial Vialia de Vigo, que se ubicará en pleno casco urbano. Supondrá, por tanto, el aterrizaje de este modelo al municipio con más población de Galicia (casi 297.000 habitantes). Lo harán, eso sí, con un concepto distinto del centro de Tomiño, ya que incorporará la tecnología puntera de Matrix y eGym, contará con un aspecto visual renovado y aportará nuevos servicios, como las clases de Fitconcept Pro o pautas de nutrición individualizadas.

“MeuFit nació como modelo para ciudades pequeñas, pero con este modelo distinto no es descartable la entrada en ciudades más grandes, ya que iremos a un ticket más alto, con zonas de relax y otros servicios con los que creemos que podemos competir contra los low price”, admite el director general de Máis que Auga, Francisco Cortegoso.

EXPANSIÓN SIN PRISAS

El de Vigo será el único centro que la cadena inaugurará este 2021, año que cerrarán con cinco locales -tres Máis que Auga y dos MeuFit-. Si la recuperación de socios va a buen ritmo en los próximos meses, a partir de enero retomarán el estudio para expandirse en ubicaciones que ya tienen pensadas. Seguirán mirando las ciudades pequeñas, pero sin descartar las grandes, donde creen poder tener recorrido. “Nada es descartable”, puntualiza Cortegoso.

El director general de Máis que Auga y MeuFit, eso sí, no se marca ningún objetivo de aperturas a corto plazo. “Vamos a nuestro ritmo con la estructura que tenemos. Si podemos abrir algún centro en septiembre (de 2022), bien, sino para enero (de 2023)”, desarrolla.

Más difícil se presagia el crecimiento de Máis que Auga, marca que funciona bajo régimen concesional. “No creo que salgan concesiones de instalaciones nuevas, pero sí de reforma de centros antiguos que estudiaremos. Eso sí, lo vemos difícil porque habrá una pelea muy dura: ya antes de la pandemia los concursos habían enloquecido con cánones desproporcionados”, advierte.

BUEN INICIO DE LA CAMPAÑA DE CAPTACIÓN

Cortegoso valora positivamente el arranque que ha tenido la campaña de abonados que la cadena empezó el pasado mes de julio y se prolongará hasta octubre. “Hemos vivido el mejor julio, a nivel de altas, de los últimos cuatro años”, celebra.

El director general de Máis que Auga prefiere esperar a que termine el actual periodo promocional de captación para hacer un balance más preciso de la iniciativa, pero admite que, viendo los números cosechados hasta ahora, “ha funcionado”.

ANTICIPACIÓN

El objetivo de esta iniciativa era lograr anticipar algunas semanas la llegada de usuarios a sus centros. Una estrategia que complementarán con otras acciones vía correo electrónico, mensaje SMS y llamadas, algo que ya hicieron en marzo y junio, y que repetirán en septiembre. Eso sí, sólo para antiguos abonados. “Para ellos habrá un esfuerzo mayor en la promoción porque eran socios nuestros”, admite. Las condiciones que les ofrecerán, eso sí, estarán supeditadas al rendimiento que tenga la campaña de captación que iniciaron hace un mes y medio.

A día de hoy, Máis que Auga registra un 16% de socios menos que los que tenía en agosto de 2020 y un 37% menos de los que tenía en 2019. La previsión conservadora del grupo es terminar 2021 con entre un 25% y un 20% por debajo de las cifras previas a la pandemia, aunque la esperanza de Cortegoso es lograr acercarse a un 15% de pérdida. Para recuperar ese último porcentaje de socios, cree que habrá que esperar hasta octubre de 2023.

TEMOR AL CERTIFICADO

La recuperación de los gimnasios estará supeditada, en buena medida, a la relajación de restricciones. Aunque la Xunta de Galicia ha estudiado la posibilidad de imponer el certificado covid en algunos sectores, el fitness de momento respira aliviado por el rechazo planteado por la justicia -el TSXG tumbó la semana pasada su aplicación en la hostelería-.

“Afortunadamente, por ahora no se ha aplicado en los gimnasios, algo que nos ha dado cierta esperanza, porque sería catastrófico. Eso sí, imaginamos que si no pueden implantarlo, tardarán más en aumentar los aforos”, reconoce Cortegoso.

Los concellos gallegos se reparten en la actualidad en tres niveles (a día de hoy no hay ningún ayuntamiento en riesgo máximo). En el alto y en el medio, los gimnasios y las piscinas cubiertas tienen su aforo limitado al 50%, mientras que en el nivel medio bajo se permite el 75% de la capacidad total de estos establecimientos. “En verano estos aforos no son un problema, pero en septiembre tal vez sí”, concluye el directivo.


No hay comentarios

Añade el tuyo