ESENCI@L

Análisis del sector: Y después del precio, ¿qué?

Manel Valcarce: “El modelo de gimnasio low cost debe cambiar”

low-cost-gimnasio

Manel Valcarce vaticina que, salvo algunas empresas, todos los gimnasios low cost van a subir los precios de sus tarifas.

(20-9-2017). A finales de agosto, la cadena de gimnasios McFit anunció una subida de tarifas. Un signo más que evidencia que el precio ha perdido fuerza como elemento distintivo del modelo low cost. ¿Hacía qué nuevo escenario se dirige este segmento? Lo analizamos con el Ceo de Valgo, Manel Valcarce.

Que un gimnasio low cost incremente sus precios no es nada nuevo a estas alturas, pero sí que toma especial relevancia que lo haga, en este preciso momento de la historia del sector, un gigante como la cadena alemana McFit.

El pasado 28 de agosto, una de las referencias dentro del segmento de gimnasios low cost anunció que iba a incrementar sus tarifas a partir de este mes de septiembre. Para muchos, la noticia fue interpretada como que al fin McFit había claudicado y había seguido los pasos de otros competidores, para delicia de aquellos a los que “no les salían las cuentas”. Pero para otros, la noticia evidenciaba un signo de cambio más profundo.

¿Ha llegado el fin de la crisis?

Dentro de este parecer se ubica el Ceo de la consultora Valgo, Manel Valcarce, para el que el anuncio de McFit le ha hecho plantearse si no nos estaremos encontrando ante el final de la crisis para el sector del fitness. Así lo analiza en el último vídeo que ha realizado, y que lleva por nombre esta misma pregunta.

En él, Valcarce lanza al vuelo la posibilidad de que decisiones como la acometida por McFit estén siendo impulsadas por el hecho de que al fin el país esté viendo la luz al final del túnel y se esté saliendo finalmente de la crisis económica. “La sociedad está recuperando poder adquisitivo y da más valor a su bienestar, motivo por el que se permite invertir más en su mejora física”, argumenta. A su modo de ver, los clientes son “más exigentes y cuentan con una mayor capacidad y convencimiento para pagar por un servicio mejor”. Un hecho que estaría propiciando que “el precio pierda peso como factor determinante en la oferta”, en favor de otros aspectos como la calidad en el servicio.

Precios más altos

El fenómeno económico que impulsó al modelo low cost parece estar dando sus últimos aleteos y con él la supremacía del precio. Ya no tiene tanta fuerza como gancho y gran parte de las empresas del segmento hace tiempo que incrementan sus tarifas. Así lo ve también Manel Valcarce quien señala que si bien “hay aún empresas que intentan rebajar los precios o mantenerse en los 9,90 euros, la mayoría de operadores, sobre todo las cadenas grandes, van buscando un ticket de venta más alto”.

“El modelo low cost debe cambiar”

Ante este escenario, al sector low cost del fitness se le presenta un reto de enormes magnitudes, puesto que pone en jaque su actual modelo de negocio. Ya hace tiempo que se perciben los primeros cambios: “se ha reducido el número de empresas y concentrado el número de centros bajo menos marcas”, recuerda Valcarce.

También son muchas las empresas de este segmento que lejos de abrazar la etiqueta low cost, la rehuyen sustituyéndola por un concepto más “amable” como es el ‘low prize’, en un intento de escapar de las connotaciones negativas que arrastra actualmente el concepto low cost, que podría decirse que, al menos en el fitness, está dejando de ser ‘cool’.

El segmento del low cost se enfrenta a un “nuevo escenario en el que el precio ya no es determinante como hace cinco años” y el modelo “debe cambiar”, opina Valcarce.

Más servicios

Y el camino hacia el que el Ceo de la consultora Valgo cree que debe dirigirse el segmento low cost es a la excelencia del servicio. “Los gimnasios low cost deben buscar otras formas de atraer y fidelizar a la clientela, a partir de nuevos factores diferenciales”. Factores entre los que se encontrarían la localización, el equipamiento, la tecnología, la atención al cliente y la experiencia del usuario, entre otros.

Barreras cada vez más desdibujadas

Más precio, pero con un servicio mejorado y de mayor calidad. Un hecho que tampoco es nuevo para el sector low cost español, caracterizado siempre por ofrecer una calidad superior, en comparación con el mismo modelo de negocio en otros países.

Sin embargo, plantea una nueva cuestión que es una cada vez menor diferenciación entre modelos de gimnasios con características cada vez más similares. Preguntado al analista sobre esta posibilidad, Valcarce admite que el viraje del modelo low cost hacia una mayor calidad y un precio superior puede acercar posiciones con modelos como el concesional o el de proximidad. “La diferencia estará en las instalaciones, en el tipo de servicio”, comienza a imaginar el consultor, quien concluye que “esto solo acaba de empezar”, y en los próximos meses veremos más signos de hacia dónde se dirige el modelo low cost y sus sinergias con el resto de modelos de gimnasios con los que convive.

A continuación, el vídeo análisis ¿Ha llegado el fin de la crisis al sector del Fitness en España?, de Manel Valcarce.


No hay comentarios

Añade el tuyo