ESENCI@L

Los fisioterapeutas consiguen bajar el número de incidencias en 2017

Más denuncias, menos intrusismo en fisioterapia

El Colegio controlará el cumplimiento de las sentencias

Fisioterapia

Imagen de la campaña 'No te la juegues' contra el Intrusismo en la Fisioterapia.

(5-3-2018). Las intensas campañas de los fisioterapeutas contra el intrusismo en el ejercicio de su profesión, da resultados. El balance del año 2017 es positivo al descender el número de denuncias por este delito. El Colegio controlará el cumplimiento de las sentencias.

Los fisioterapeutas de Madrid hacen balance del intrusismo en la profesión durante el pasado año. En 2017 se tramitaron un total de 82 denuncias contra falsos profesionales que ejercían sin titulación sanitaria y se publicitaban de forma engañosa, entre otros casos.

El responsable de la Comisión de Intrusismo del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (Cpfcm), Guillermo Mielgo, explica que en el “año 2016 se gestionaron en total 95 denuncias por la comisión de intrusismo”.

Guillermo Mielgo es  responsable de la Comisión de Intrusismo de Cpfcm

“La disminución es positiva”, valora Mielgo. “La población en general sabe cada vez más que si tiene alguna lesión lo mejor es acudir a un profesional sanitario cualificado. Además, la Fisioterapia amplía cuota de mercado mientras los no sanitarios ven reducido su campo de actuación”.

Optimista 2018

Guillermo Mielgo piensa que las campañas y las denuncias permitirán ir a menos en intrusismo en 2018. “Uno de nuestros principales objetivos”, afirma, “es dar a conocer mejor nuestra profesión con respecto a otras”.

Además, “la tendencia se ha invertido, y es que, después de muchos años aumentando,  las denuncias recibidas han disminuido. Cada vez hay menos centros denunciables por el mejor conocimiento de los beneficios de la Fisioterapia”, asegura el responsable de la Comisión de Intrusismo.

Más control

Uno de los objetivos del Colegio para los próximos meses será “tener un mayor control sobre la publicidad sanitaria. También una mayor definición de las competencias de la Fisioterapia”, explica el responsable.

Mielgo considera recomendable que “en algunos casos reincidentes o con más riesgo para la población, utilizar la vía judicial”.

De hecho desde el Colegio se realizará durante 2018  “una revisión de los casos denunciados y sancionados por la Consejería de Sanidad. Así comprobaremos que los denunciados cesaron su actividad o al menos  retiraron la publicidad de índole sanitaria”, avanza Guillermo Mielgo.

Varios recursos

El Cpfcm ofrece diferentes recursos al ciudadano para asegurarse de si la persona que le atiende es o no un Fisioterapeuta. Cuenta con la ventanilla única de la web o la aplicación Cfisiomad, a través de la que se puede enviar un formulario. Con él se permite al Colegio comprobar si se trata de un centro sanitario autorizado. En caso de que no lo sea, se procede, si es el caso, a tramitar la denuncia ante Sanidad o Consumo.

Además, en su compromiso en la lucha contra el intrusismo, el Colegio lleva a cabo diferentes iniciativas que permitan acabar con estos falsos profesionales. Por ejemplo, la reciente firma del convenio por el que se crea el ‘Observatorio de la Profesión’ junto a los Colegios Profesionales de Odontólogos, farmacéuticos y médicos de la Comunidad de Madrid.

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (Cgcfe) está desarrollando una herramienta para mejorar y acreditar la Calidad Asistencial en Fisioterapia, el sello Fisio-Q.


No hay comentarios

Añade el tuyo