ESENCI@L

Golpe de volante en la principal cadena de gimnasios Premium española

Metropolitan emprende una nueva era bajo la batuta ejecutiva de la familia Castro

Cese de los hermanos Pellón y designación de Arturo Castro como Director Gral

jose antonio castro sousa

José Antonio Castro, principal accionista de la cadena de gimnasios premium Metropolitan.

(26-7-2022). El pasado 12 de julio, los máximos responsables de la cadena de gimnasios Metropolitan eran informados del cese de sus respectivos cargos por el principal accionista de la enseña, José Antonio Castro. Según ha trascendido, el nuevo director general de la enseña es Arturo Castro, hijo del principal accionista. Fuentes cercanas a los hermanos Pellón han reconocido que el golpe de volante en la cadena les ha cogido “por sorpresa”.

Nuevos tiempos en Metropolitan. Tras cerca de treinta años, los principales impulsores y gestores de esta cadena de gimnasios Premium, Javier Pellón y Sergio Pellón, han sido apeados de la gestión de la enseña y el máximo accionista de la misma, José Antonio Castro, ha designado a su hijo, Arturo Castro, como director general, mientras que Paco Castro, ha sido nombrado director del área de obras y mantenimiento.

Por su parte, el director financiero del grupo Castro, Iñaki Cucurull, ha pasado a ocupar la dirección de finanzas y administración de Metropolitan, y José Antonio Linati actuará como consejero delegado.

El pasado 12 de julio, tanto Javier Pellón, por aquel entonces consejero delegado de Metropolitan; como Sergio Pellón, director general de la cadena; y José Luís de la Guardia, accionista minoritario y director general de instalaciones, fueron informados por el principal accionista de la cadena, José Antonio Castro, del cese de sus cargos.

LOS PELLON, ACCIONISTAS

Pese a ello, los tres continúan siendo socios de la cadena y, por tanto, según ha podido saber CMDsport, continúan siendo propietarios de la misma.

Fuentes próximas a Llefisa consultadas por esta redacción han reconocido que la cancelación de los servicios de esta gestora (regía la cadena Metropolitan y a cuyo frente figuran los hermanos Javier y Sergio Pellón), “cogió por sorpresa a los afectados, al igual que a los empleados, proveedores, al sector y a las propiedades de los locales donde están ubicados los centros”. Asimismo,  la concatenación de los últimos sucesos habría sido fruto de un “conflicto entre socios que nada ha tenido que ver con la gestión de la empresa”.

Algunas fuentes han apuntado como origen del golpe de volante en Metropolitan un “celo de personalismo del accionista mayoritario”. Como se recordará, desde sus orígenes, los hermanos Pellón habían sido los motores de la progresión de la cadena y ellos habían sido los ejecutivos más visibles de la misma.

 TODAS LAS MEDIDAS EN ESTUDIO

Pese a que nadie de la familia Pellón ha querido realizar declaraciones a este medio, CMDsport ha podido saber que sus integrantes están estudiando minuciosamente todas las acciones necesarias, y a través de las vías disponibles, incluidas las judiciales, para garantizar la continuidad de la cadena, aún cuando los Pellón hayan quedado y queden excluidos irreversiblemente de la gestión de la cadena. Según han apuntado estas fuentes consultadas, “lo que les interesa, como socios de la empresa que siguen siendo, es que ésta continúe activa en el mercado, algo que, con el cambio de orientación realizado, suscitaría inquietud”.

 CAMINO DE LOS 70 MILLONES

Metropolitan es una de las cadenas privadas de gimnasios premium de España más consolidadas y todavía ‘vírgen’ en cuanto a la incorporación de grupos de inversión. Auditada anualmente, el pasado 2021 registró una facturación de algo más de 60 millones de euros. Emplea a 1.200 trabajadores que atienden a unos 90.000 socios en los 21 gimnasios que actualmente rigen en España más otro más en Niza.

La evolución de la cadena durante este 2022 ha supuesto que algunos centros ya cuenten con más abonados que los que tenían antes de la pandemia, así como la viabilidad de conseguir este año una facturación de algo más de 70 millones de euros, tal como presupuestó la enseña a principios de este ejercicio.

 PROPUESTAS DE COMPRA RECHAZADAS

La evolución de las finanzas de la compañía y su posicionamiento en el mercado ha propiciado que la cadena haya recibido numerosas propuestas de compra por parte de inversores. De todos modos, desde el entorno cercano a la gestora Llefisa, se ha asegurado que no ha habido nunca intención de vender la cadena por parte de los accionistas, lo cual, en virtud de las vertiginosas operaciones que se han sucedido en el fitness español, especialmente tras la pandemia, les suponía a sus accionistas un motivo de “gran satisfacción”.


No hay comentarios

Añade el tuyo