ESENCI@L

Morales Box busca franquiciados en el País Vasco, Valencia y Sevilla

La cadena abrirá centros propios en Madrid

morales-box

(1-2-2019). La cadena de gimnasios boutique de boxeo, Morales Box, asienta las bases de la primera fase de su expansión, poniendo el foco en el norte de España, Valencia y Sevilla, además de Madrid, donde se ubican sus dos centros actuales.

Moralex Box prosigue con su plan que le debe llevar a abrir durante este 2019 sus primeros centros franquiciados, después de que decidiera a mediados del pasado año apostar por este modelo comercial para acelerar su expansión.

Según ha informado a CMDsport el cofundador de la cadena, el boxeador profesional retirado Cristian Morales, la empresa ha recibido un alto número de solicitudes de información y mostrando interés por abrir una franquicia de la marca, especialmente de inversores ubicados en el norte de España. Motivo por el que esta región va a ser una en las que Morales Box ponga el foco en esta primera fase de apertura de nuevos centros.

En concreto, la marca estaría buscando locales en el País Vasco, en las ciudades de Bilbao y San Sebastián.

Sur y levante, prioritarios

Además del País Vasco, Cristian Morales ha expresado su deseo de implantar su modelo de centro boutique en Valencia y en Sevilla, regiones en las que cree que la marca cuenta con un importante potencial.

Paralelamente, se encuentra en negociaciones para firmar la primera franquicia que abriría en Madrid, donde se ubican sus dos únicos centros. También en la capital, la cadena ha previsto a inauguración de su tercer gimnasio propio, para lo que se encuentran buscando local.

Boxes de 400 m2

Morales Box nace del imaginario de Cristian Morales y de un socio inversor que abrieron conjuntamente en septiembre de 2016 un primer centro en el barrio madrileño de Chamartín. Justo un año después, en 2017, llegó el turno del su segundo boutique, esta vez en la zona de Chamberí.

“Nuestro modelo está enfocado a zonas muy céntricas de ciudades, en las que se dé un mix de oficinas y espacio residencial”, describe Morales, quien si bien ha escogido zonas de alto poder adquisitivo para abrir sus centros, se desmarca de la idea de una propuesta premium. “Nuestra propuesta es accesible a todo el público, no queremos limitar la asistencia por precio. De hecho, nuestra cuota es de 15 euros por clase y 60 el pack mensual”, añade.

Los boutiques cuentan con un mínimo de 400 m2 de superficie y el montante inicial para poner en marcha un gimnasio Morales Box parte de 245.000 euros, con un canon de entrada de 25.000 euros (incluido). El plazo de recuperación de la inversión es de menos de tres años.

“Nuestra metodología se basa en clases muy dinámicas que van más allá del fitboxing. Cada día es algo diferente por lo que los socios no entran en una rutina y siempre disfrutan de clases muy personalizadas y variadas, con diferentes niveles a través de los cuales el socio termina dominando la técnica del boxeo de una forma divertida”, concluye Cristian Morales.


No hay comentarios

Añade el tuyo