ESENCI@L

El segundo ‘volver a empezar’ de los gimnasios en Barcelona y Lleida

EKKE-VUELVE-A-ABRIR-TRAS-23-DÍAS-CERRADO-BIS

El gigante de Lleida Ekke vuelve a abrir hoy, después de haber permanecido con sus puertas cerradas desde el pasado 8 de julio. Este segundo cierre le ha supuesto 23 días de inactividad.

(31-7-2020): Los gimnasios y centros deportivos de Barcelona y Lleida vuelven a abrir sus puertas tras haberse visto afectados por un segundo cierre que ha generado un profundo malestar en el sector. Un parón inesperado que ha agravado la situación de muchos centros que ahora tratan de recuperar el tiempo perdido pero que siguen sumidos en la incertidumbre de que esta situación pueda volverse a repetir.

En el caso de la comarca del Segrià, el Gobierno de la Generalitat dio su beneplácito a que los gimnasios pudieran volver a operar desde ayer jueves. En el caso de Barcelona y otros 12 municipios de comarcas vecinas, fue la resolución del TSJC la que les permitió, ya a partir de ayer, la vuelta a la actividad.

La luz verde para la reactivación de los gimnasios fue recibida con satisfacción y esperanza por sus responsables, que mantienen un profundo malestar por el trato recibido por parte de las instituciones.

REGRESO PROGRESIVO EN LLEIDA

En Lleida, la capital del Segrià, la vuelta a la actividad se hará de forma progresiva. Los primeros en abrir, ayer mismo, fueron centros como BDir y Trèvol, que regresaron con la misma reducción de aforo -del 50%- y las medidas de seguridad con las que cerraron hace dos semanas. Les seguirán los gimnasios Ekke, que abre hoy viernes tras 23 días de cierre, y Royal, que volverá mañana sábado, 1 de agosto, con cita previa y el resto de medidas de higiene que ya tenían en marcha.

“Económicamente, es un golpe bastante duro. Tocará ajustar de nuevo los presupuestos. Intentamos no perder el optimismo, aunque también tenemos miedo, ya que parece que los rebrotes no solo pasarán una vez, sino que irán repitiéndose en el tiempo hasta que haya vacuna”, explica Maria Campos, responsable del centro Trèvol. A sus abonados les siguen insistiendo que, para el bien común, hay que cuidar al máximo la prevención individual.

En este centro esperan volver a tener un considerable retorno de abonados. “El apoyo que nos dieron tras el primer confinamiento fue muy positivo. El gran boom de bajas ya lo hemos vivido”, añade Campos. Como el resto de centros que han cerrado, compensarán a los abonados los días no utilizados en la próxima cuota.

CIERRES RELATIVOS EN BARCELONA

En Barcelona y los demás municipios de su área metropolitana afectados por las restricciones impuestas por el Gobierno de la Generalitat ha habido cierta disparidad en las respuestas de los centros: la mayoría han acatado las órdenes y han cerrado, pero no todos lo han hecho. Algunos han optado por cierres parciales, mientras que otros, directamente, han decidido seguir abiertos, asumiendo el riesgo de exponerse a multas.

Según ha podido saber CMDsport, más de un operador ha recibido advertencias policiales pidiéndoles que cerraran, e incluso algunos han acumulado numerosas actas policiales que podrían derivar en sanciones económicas. “La Generalitat puede estar ‘contenta’ del ‘valor’ que tienen sus órdenes. Ha sido un desastre total”, se queja un dirigente de un centro deportivo de la zona.

NO SABEN SI TENDRÁN QUE VOLVER A CERRAR

El deseo de no tener que volver a cerrar es unánime en todo el sector. Sin embargo, ninguno de los gerentes consultados sabe con certeza si la resolución del TSJC puede llegar a convertirse en un precedente jurídico que impida otro cierre de gimnasios en el caso de que, más adelante, haya nuevos rebrotes.

“No sé si servirá de cara al futuro. Lo que sí veo es que la resolución dice que no hay que equiparar el sector deportivo a otras actividades, sino que hay que mirar a cada una de manera más fina”, puntualiza el gerente de Vivagym, Juan del Río. El responsable de dicha cadena, además, pone en relieve que la sentencia ponga sobre la mesa la necesidad de ser “equilibrado con los varios intereses que confluyen en la sociedad”.

“La resolución nos da cierta tranquilidad y aire. Corrobora que somos parte de la ayuda sanitaria. Con las medidas preventivas, no tenemos por qué cerrar”, sostiene Maria Campos, desde el centro Trèvol. La empresaria lamenta que el sector deportivo “no tiene la importancia que debería tener”, y lo ejemplifica recordando la larga reivindicación para la bajada del IVA al que se ven sometidos sus servicios.

Por su parte, desde YogaOne, Jordi Canela, dice valorar “muy positivamente” el auto del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya y que “esperamos que siente precedente”. Según ha añadido, “pensamos que ha ayudado mucho al sector y, asimismo, ha hecho justicia en relación al resto de sectores comerciales”.

OBLIGADOS A IMPROVISAR

“No podemos planificar, tenemos que adaptarnos a las situaciones que van apareciendo, y eso conlleva una inseguridad brutal. Ahora más que nunca, los gestores, además de buenos planificadores, tenemos que ser unos extraordinarios improvisadores”, comenta Matias Polo, responsable del Club Delfos de Cornellà de Llobregat.

Una opinión que suscribe el CEO de Vivagym, Juan del Río: “Este segundo cierre tendrá un impacto enorme, porque además del daño inmediato, tras la apertura nos recuperaremos de forma gradual. No he cambiado las previsiones porque estoy harto de cambiarlas”. La cadena de gimnasios low cost reabrió ayer sus casi 20 centros de Barcelona y su área suburbana con “más bajas de lo previsto”.

El CEO de la cadena se queja de los efectos futuros que puede tener este segundo cierre en la medida que, según asegura, “el mensaje de cuidado y prevención también ha afectado con una reducción de las altas”.

Del Río también lamenta la falta de “compensaciones” que ha recibido el sector por un daño que, asume, deberán reparar los operadores sin ayudas políticas. El empresario pide “tener, cuando menos, acceso a las ayudas europeas para superar de la mejor forma posible esta crisis”.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.