ESENCI@L

Lanza OTS Pulse, una solución plug&play, sin cables y con una larga vida útil

Ojmar: “Desde la cerradura de una taquilla puede saberse todo lo que pasa en un vestuario”

Nueva solución que permite mejorar la gestión y optimización del espacio

aitor elorza ojmar

El director comercial de Ojmar, Aitor Elorza, asegura que cada vez más operadores se dan cuenta de que "existe una capacidad de generar negocio en torno a las taquillas que permiten los nuevos sistemas tecnológicos".

(5-10-2022). Disponer de información en tiempo real de lo que ocurre en un vestuario y datos que permitan optimizar el uso de este espacio, todo desde las cerraduras de las taquillas. Es la nueva propuesta de cerraduras conectadas a la nube OTS Pulse que el fabricante español Ojmar lanza al mercado.

Los cerramientos de taquillas han evolucionado con los años con la introducción de la tecnología, que ha facilitado su manejo y ha mejorado la seguridad de estos dispositivos. Pero todavía se puede llegar más lejos en este ámbito, como la propuesta que ha ideado el fabricante español Ojmar.

Tras diseñar, fabricar y comercializar durante 20 años sistemas de cierre de taquillas con tecnología RFID, la enseña ha dado una vuelta de tuerca a este dispositivo para convertirlo en pequeñas fuentes de información desde donde obtener valiosos inputs sobre la gestión de un vestuario.

OTS Pulse

Bautizado como OTS Pulse, los nuevos sistemas de cierre de taquilla son el resultado de “evolucionar el concepto RFID y fusionarlo con la curva de aprendizaje y las peticiones de los clientes a lo largo de estos años”, como comenta el director comercial de la empresa, Aitor Elorza.

Entre los principales tributos que presenta este sistema se encuentra la posibilidad de recabar información a tiempo real del uso que se realiza de los vestuarios por parte de los usuarios de la instalación. Unos datos que alimentan posteriormente unos informes configurables por el propio gestor del centro, con los que mejorar la gestión de estos espacios. “Entre otros datos, es posible conocer qué uso del vestuario se realiza en cada momento, detectar los puntos de saturación, así como estudiar si el diseño del vestuario es el adecuado de acuerdo al uso por zonas que se realiza del mismo”, comenta Elorza.

Monetizar las taquillas

A nivel tecnológico, OTS Pulse también presenta ventajas como conexión Bluetooth multi tecnología, que permite que el usuario pueda usar el sistema a través de muñequeras o tarjetas, o desde su teléfono inteligente vía app del centro deportivo. Lo cual abre, según destaca el director comercial de Ojmar, un recurrente económico más para el club deportivo, dando opción de reservar la taquilla e incluso llegar a pagar por su uso desde la propia app. “Un recurso que permite monetizar las taquillas de forma sencilla”, destaca.

El nuevo sistema OTS Pulse es inalámbrico y funciona a pilas, con una vida útil de10 años.

El sistema, además, no presenta cables y se alimenta a través de unas pilas con una duración asegurada de 10 años.

Información en la nube

Pero la verdadera ventaja que presenta OTS Pulse respecto a otros sistemas RFID es la posibilidad de que las cerraduras se conecten en tiempo real a una nube, desde donde gestionar toda la información recopilada, “de forma sencilla y con un alto grado de seguridad”, destacan desde la marca.

“Puede resultar realmente útil para operadores con nuevas inversiones planificadas, ya que posibilita repensar los diseños de vestuarios y mejorarlos en función de los datos recabados en las instalaciones operativas”, comenta Elorza.

Asimismo, como un aliado a la hora de gestionar los picos de utilización y mejorar los aforos de los vestuarios.

Tecnología en las cerraduras de taquilla

Sobre la aceptación de nuevas tecnologías en el ámbito de las cerraduras de taquilla, Elorza comenta que actualmente “se ha normalizado su uso”, constituyendo actualmente un equitativo 50% aquellas instalaciones que optan por algún tipo de solución de cierre tecnológico frente a los mecánicos. “La opción mecánica se suele escoger por coste, pero poco a poco se va entendiendo que existe una capacidad de generar negocio en torno a las taquillas que permiten los nuevos sistemas tecnológicos”, apunta Aitor Elorza.

El aspecto económico suele ser una barrera, y en el caso del nuevo sistema OTS Pulse, presenta un coste un 15-20% superior en comparación con cerraduras electrónicas actuales. Lo cual, en realidad, “supone un aumento de precio muy bajo, colocando la solución a unos costes muy competitivos en el sector”.

Ojmar fue la primera empresa en lanzar al mercado una cerradura de taquilla conectada sin cables en el año 2017, disponiendo a día de hoy de la patente del ingenio.

Además, su condición de fabricante europeo, con fábrica ubicada en España, permite a la empresa “ejercer un alto control, así como una mayor flexibilidad a la hora de buscar alternativas para servir los pedidos”. Una cualidad muy valorada en los tiempos convulsos actuales.

Más información sobre el sistema OTS Pulse de Ojmar


No hay comentarios

Añade el tuyo