ESENCI@L

La disciplina aterriza en Singapur y prepara su entrada en Japón

Olefit: “Zumba ha allanado el camino pero ha contribuido a romper los precios”

“Hacen falta 6 ceros para que una actividad fitness-danza prospere”

olefit-singapur

Olefit ha realizado una masterclass en Singapur y prepara su desembarco en junio en Japón.

(29-5-2018). Olefit tiene claro que para consolidarse en el mercado debe soñar en clave mundial. Acaba de presentarse en Singapur y prepara su entrada en Japón de la mano de la mayor cadena de gimnasios del país. La disciplina se abre hueco en un mercado en el que, aseguran, “sin músculo financiero, es imposible sobrevivir”.

Tan solo ocho meses después de su puesta en escena, la disciplina fitness basada en el flamenco Olefit empieza a hacerse hueco en las salas de fitness de medio mundo.

Nacida en Chicago, Estados Unidos, el pasado 2017, la disciplina ya se imparte en varias ciudades norteamericanas entre las que se encuentran Los Ángeles, Miami y Denver. También se ha introducido en Australia, estando ya presente en las ciudades de Perth, Melbourne y Sidney. En el caso de Europa, Olefit se imparte en los gimnasios españoles de la cadena Be Up y, desde este mes de mayo, también en los centros Santagadea.

Entrada en Japón

Pero no acaba aquí su expansión. Acaba de realizar una masterclass en el centro Big Fitness de Singapur, donde la compañía cuenta con una oficina de representación para el mercado asiático, y está ultimando su llegada en el mes de junio a Japón.

Según ha avanzado a CMDsport el ceo de Olefit, Ignacio Cavero, la compañía se encuentra “negociando con una de las mayores cadenas de gimnasio en Japón para implementar la actividad en 120 centros deportivos en dos años”.

“Estamos en negociaciones con una de las mayores cadenas de gimnasios de Japón para implementar Olefit en 120 centros en dos años”

Se trata de una operación marcadamente estratégica, puesto que el país nipón es un gran consumidor de cultura andaluza y alberga 3.000 academias de baile donde se practica Flamenco. “Japón es un mercado clave, desde donde iniciaremos nuestra expansión por el continente asiático”, apunta el directivo.

Para este 2018, la compañía se ha propuesto “tener firmados 1.000 puntos de práctica de Olefit en el mundo, de los cuales entre 200 y 250 se encontrarán en España”.

Estrategia global

Estados Unidos, país de nacimiento de la disciplina, es uno de los focos de expansión previstos, a los que se suman toda América del Norte, Europa Occidental, Asia y Australia, en una primera fase.

“Hemos adoptado una estrategia global porque es la única manera de rentabilizar la actividad y sobrevivir”, dice Cavero. Y pone el ejemplo de dos grandes compañías dentro del mercado de las disciplinas de fitness coreografiadas: “Zumba dispone de unos 400.000 instructores homologados en todo el mundo y Les Mills unos 185.000. Es el volumen lo que da negocio en este segmento”.

Adoptar una estrategia global es la única manera de rentabilizar la actividad y sobrevivir

Los efectos secundarios de Zumba

Precisamente, Ignacio Cavero admite que el camino labrado por Zumba “ha allanado mucho el terreno para disciplinas como Olefit y nos está permitiendo obtener un crecimiento exponencial cuando aún no hemos cumplido ni el primer aniversario”.

“Zumba ha marcado las pautas y el camino para las nuevas disciplinas basadas en el baile”. Pero no todo ha sido bueno, en su opinión. “La parte mala es que ha contribuido a prostituir el precio de estas disciplinas, lo cual hace imposible que te centres en un solo mercado con las tarifas tan bajas que se han instaurado”.

Lamenta que “hay muchas disciplinas que mueren a los seis meses de vida porque no es sostenible en el tiempo, si no se cuenta con un músculo financiero detrás”. Y da una cifra: “Se necesita una inversión de seis ‘ceros’ para llegar a rentabilizar un negocio de una disciplina de fitness basada en el baile”.

Zumba ha marcado las pautas y el camino pero ha contribuido a prostituir el precio de las disciplinas coreografiadas

Combatir el cortoplacismo

Este hecho provoca, en su opinión, que “se haya construido en este mercado un ecosistema muy endogámico, dominado por Les Mills, Zumba y las disciplinas tradicionales como el Pilates y el Yoga”.

Siente que “no existe simetría entre la evolución del sector y la evolución creativa de la actividades”, llevando a la “poca diferenciación entre las distintas parrillas de los gimnasios”.

Es por ello que lanza un mensaje a los gestores de centros deportivos para que aprovechen las nuevas disciplinas para marcar diferencia. “Hay un cierto miedo a ver quién da el primer paso y apuesta por una actividad. Una vez alguien se atreve, las demás cadenas se apuntan con más facilidad. Y es porque en muchos casos prima el cortoplacismo”, señala.

No existe simetría entre la evolución del sector y la evolución creativa de las actividades

Así, aboga por “apostar por el medio-largo plazo, dando prioridad a ofrecer un contenido de calidad, puesto que el contenido es el rey en cualquier mercado que se ofrezca un servicio a un cliente”.

Nuevos nichos

En plena expansión internacional, Olefit considera que se encuentra en la fase de “demostrar que somos un negocio serio y asentar las bases para saber gestionar el negocio y no morir de éxito”.

Además de conquistar nuevos territorios, la compañía se encuentra inmersa en un proyecto para atraer a nuevos nichos de practicantes, con versiones musicales que atraigan al público joven y también servicios encarados a la población mayor.

Una flexibilidad que le permite el contar con su propia editora musical. La misma que le debe llevar, en un futuro, a convertirse en una productora global de actividades coreografiadas basadas en la danza.


No hay comentarios

Añade el tuyo