ESENCI@L

La cadena prevé abrir 40 gimnasios en 10 años en suelo español

Orangetheory Fitness ficha talento de eGym para su expansión en España

orangetheory-fitness-estebanez

Antes de recalar en Orangetheory Fitness, Estébanez ha trabajado para eGym, Body Factory, In Bicycle We Trust, entre otras empresas.

(6-3-2018). Orangetheory Fitness ha fichado al exdirector de ventas regionales de eGym, David Estébanez, como nuevo director de desarrollo del grupo en España. País en el que la cadena se ha propuesto abrir 40 centros en la próxima década.

David Estébanez, anteriormente director de ventas para Cataluña, Aragón, Baleares y Andorra de E-Gym, cuenta con más de 20 años de experiencia en compañías de empresas relacionadas con el deporte y las instalaciones deportivas y con el sector de la franquicia.

A lo largo de su experiencia profesional, Estébanez ha ocupado la dirección de franquicia en las compañías In Bicycle We Trust, en la cadena Body Factory y en Andorra Experience, entre otros.

Es a su vez socio en E-motion España, -consultora especializada en movilidad sostenible y comercializadora de productos tecnológicos en exclusiva- y en eBike75, start up española enfocada en el desarrollo y fabricación de kits para electrificar casi cualquier tipo de bicicleta.

Expansión en España

Como director de desarrollo de la compañía en España, Estébanez será el responsable de cumplir con el plan de expansión previsto por Orangetheory Fitness España, en el que se contempla la apertura de 40 centros en los próximos 10 años. La compañía aterrizó en nuestro país en 2017 con un primer establecimiento en el Centro Comercial Diversia, de La Moraleja. Está previsto que durante este marzo inaugure la segunda unidad, también en Madrid. Y para este año está prevista asimismo la apertura del primer centro en Barcelona, y el inicio de la expansión en franquicias.

Con este modelo de negocio, la empresa fundada en 2010 ha sido una de las compañías con mayor desarrollo en su sector –durante 2017 inauguró 294 estudios en todo el mundo- y está ya implantada en 18 mercados internacionales: Alemania, Australia, México, España, Reino Unido, China, Colombia, Canadá, Chile, Estados Unidos, Israel, Japón, Hong Kong, Singapur, Guatemala, Kuwait, República Dominicana y Perú.

Para 2018, los objetivos de la compañía son alcanzar los 806 millones de euros, frente a los 595 de 2017, y abrir 300 estudios más, con especial interés por abrir sus primeros establecimientos en países clave como Francia y, fuera de Europa, en Centro América y Asia.

Un modelo de negocio propio con garantía de éxito

El modelo de negocio de esta compañía, que desde su fundación y hasta la fecha no ha cerrado ninguno de los estudios de fitness abiertos, consiste en ofrecer clases de una hora grupales, con un máximo de 24 personas, dirigidas por un monitor. Cada participante usa un monitor de ritmo cardíaco que le permite ver, en las pantallas del estudio, y más tarde en su smartwatch, su frecuencia cardíaca máxima durante todo el entrenamiento.

El objetivo es empujar la frecuencia cardíaca hasta la zona “naranja”, o al 83% del esfuerzo máximo, y permanecer en ella durante 12 de los 55 minutos de la clase.

Estos 12 minutos de máximo esfuerzo provocan un efecto llamado “after burn”, que estimula el metabolismo, permite consumir entre 500 y 1.000 calorías en 60 minutos y, además, continuar quemando calorías a una tasa promedio de 15 a 20% más alta que la media estándar, durante las 24 o 36 siguientes horas.

Esta combinación de tecnología y método es capaz de lograr unos resultados que son los responsables de su importante expansión a nivel internacional. Ahora la compañía inicia su expansión en España a través del sistema de franquicia.


No hay comentarios

Añade el tuyo