ESENCI@L

Los datos del Barómetro Mensual de junio 2021 de Fitness KPI

Pablo Viñaspre alerta a los gimnasios de la desigualdad entre el auge de altas y el de ingresos

Pablo Viñaspre expone en un video las claves para optimizar la recuperación

barometro-junio-fitness-kpi

SEÑAL DE ALARMA. Se ralentiza en junio la obtención de altas, mientras aumenta la cifra de bajas y se estanca la de ingresos. Una ecuación que, de no revertirse, puede poner en peligro a más de una instalación deportiva en los próximos meses.

(6-7-2021). El máximo responsable de Fitness KPI, Pablo Viñaspre alerta a los gestores de los gimnasios sobre el riesgo de que las altas de socios y los ingresos no avancen de modo paralelo como ha sucedido en junio, según el barómetro mensual que elabora esta consultoría en relación a la recuperación post-covid de los centros deportivos.

El máximo responsable de la consultora Fitness KPI, Pablo Viñaspre, advierte a los gestores de los gimnasios españoles de los riesgos que puede conllevar que se mantenga el desequilibrio actual entre el aumento del número de altas de abonados y los ingresos. En el Barómetro Mensual de junio de esta consultora sobre la evolución de la recuperación de los gimnasios tras la pandemia, Viñaspre insta a que “los clubes deberían trabajar en aras de que las altas de socios y los ingresos cezcan de forma paralela y no como hasta ahora que crecen más las altas que los ingresos”. Según asevera, “si los ingresos se van quedando atrás, podemos tener un problema a medio plazo”.

Y es que la larga travesía en la que se ha convertido la recuperación de los niveles prepandemia para los gimnasios españoles se ha topado este pasado junio con un ligero freno, según se desprende de los datos del último Informe de Recuperación Post Covid-19 de Fitness KPI, y cuyo índice global de recuperación se habría situado en un 71%, 3 puntos porcentuales por encima del 68% registrado en mayo, pero que rompe la tendencia de incremento de entre 5 y 6 puntos porcentuales vistos en meses anteriores.

El índice de recuperación alcanzado en junio supone que los gimnasios españoles se encontrarían a un 29% de su recuperación total, evidenciando que la salida del túnel está cada vez más cerca, si bien, la velocidad a la que se busca alcanzar esa salida se habría enlentecido. Entre los motivos apuntados por Pablo Viñaspre, ceo de Fitness KPI, se encontraría el hecho de que el índice compara diferentes KPI’s no solo con el mismo mes del pasado año, sino también con respecto a febrero de 2020, que fue el último mes completo antes del cierre de los clubes. Motivo que lleva al experto a “esperar que junio, julio y agosto sean meses de poca o nula recuperación en este índice, e incluso se podría ver un pequeño retroceso ya que son meses en los que el crecimiento de socios, aunque sea positivo con respecto al mismo periodo de años anteriores, es negativo con respecto a febrero de 2020, por el efecto verano en muchas instalaciones”.

Suben las altas, pero también las bajas

A la espera de ver cómo evolucionan los datos en los próximos dos meses, en lo que se refiere al barómetro de junio destacan buenos datos en general registrándose por segundo mes consecutivo mejores datos de Altas que el mes anterior e incluso en comparación con el mismo periodo pre-Covid, situándose este pasado mes la cifra un 13% por encima de las de junio de 2019.

Sin embargo, llama la atención el hecho de que hayan aumentado las bajas que, a pesar de seguir por debajo en la comparativa con el mismo periodo pre-Covid, se habrían incrementado 12 puntos porcentuales respecto a mayo.

Ingresos, asignatura pendiente

Asimismo, es de señalar el hecho de que los ingresos tan sólo hayan mejorado un punto porcentual, situándose su recuperación en el 66%, y constituyendo el KPI que más está costando al sector recuperar.

La diferencia actual de 4 puntos porcentuales entre la recuperación de socios, que este junio se ha situado en el 70%, aumentando cinco puntos respecto al mes de mayo, y la recuperación de ingresos hace saltar unas primeras alarmas puesto que, de no poner remedio, podría llevar a que los clubes pierdan ticket medio y capacidad de rentabilidad en el negocio, como advierte el informe.

Nuevos comportamientos de los clientes

Por el contrario, donde sí que se ven brotes verdes en el barómetro es el dato relativo a los accesos, que se sitúa al 80% de su recuperación, lo cual demostraría un alto nivel de uso de las instalaciones de los actuales socios, los cuales estarían presentando nuevos hábitos con respecto al uso de las instalaciones deportivas.

También sería señal de este cambio de hábitos la ya mencionada mejora de la recuperación de Socios que, junto al buen comportamiento de las altas, podría ser un indicio de un cambio de comportamiento de los socios durante el verano, dando pie a pensar que este año la actividad se pueda ver menos reducida que en años anteriores durante los meses de calor.

Prepararse para la prueba de fuego

El sector, por tanto, afronta sus meses de tradicionalmente menor actividad a la espera de un septiembre y un octubre que van a suponer la próxima prueba de fuego y cuyo desenlace marcará en gran medida lo que queda de recuperación para el sector. Motivo por el que Viñaspre advierte de la necesidad de diseñar ahora acciones a implementar en septiembre que permitan diferenciarse de la competencia y fidelicen a los nuevos socios que se atraigan.


No hay comentarios

Añade el tuyo