ESENCI@L

Aplaza la apertura de dos nuevos gimnasios en Madrid

Paidesport Center frena su expansión ante el riesgo de saturación de gimnasios

paidesport-plaza-imperial-bis

El máximo responsable de la cadena Paidesport vaticina que "no recuperaremos el 80% o 90% de lo perdido a causa de la pandemia del Covid-19 hasta 2022”

(2-6-2021). Paidesport Center advierte que el fitness español puede sufrir pronto una saturación de operadores si no ajusta los planes de expansión al crecimiento real de la demanda que haya tras la pandemia. A raíz de ello, la enseña ha frenado dos aperturas previstas en Madrid.

Según el máximo responsable de Paidesport Center, Aurelio Gómez, el crecimiento del número de usuarios a repartir por parte de los gimnasios no será tan grande como algunos actores del sector esperan. “Es muy difícil que haya mucha más gente haciendo deporte en los gimnasios. Muchos se han acostumbrado a ejercitarse al aire libre, y a éstos no los vamos a captar tan fácilmente”, asegura.

En la línea de la advertencia de “sobre oferta de fitness” que lanzó el CEO de Dreamfit, Rafael Cecilio, el pasado 14 de mayo en CMDsport, el presidente de Paidesport alerta que el anuncio de nuevas aperturas de muchas cadenas puede provocar una saturación del mercado. “Las ganas de hacer actividad física están cada vez más inculcadas en la sociedad, pero el pastel no crecerá tanto”, advierte en relación a los anuncios de aperturas efectuados por distintas cadenas.

BUENAS PERSPECTIVAS PARA SEPTIEMBRE

Gómez pronostica que en septiembre el sector podría lograr un nivel de altas similar al que registró el mismo mes en 2019, pero que no cubrirá el déficit de abonados que vienen arrastrando los gimnasios. “Creo que no recuperaremos el 80% o 90% de lo perdido hasta 2022”, lanza.

El directivo muestra su preocupación sobre la recomendación del Gobierno central de mantener las mascarillas durante el próximo curso escolar. “Si tienen que usarlas en los colegios, ¿cómo no las deberemos usar en los gimnasios, donde son un gran inconveniente?”, reflexiona.

TORREJÓN, EJEMPLO DE SATURACIÓN

Aurelio Gómez pone como ejemplo de la sobre oferta de operadores la situación que vive uno de los municipios donde tienen un gimnasio, Torrejón de Ardoz.

En este municipio madrileño, de casi 133.000 habitantes, conviven en la actualidad 12 gimnasios de grandes cadenas como McFit, Go Fit, Inacua, Sano, Brooklyn Fitboxing, CrossFit, Ok Mas, Body Fitness Training y Body Factory, además de Paidesport Center.

A ellos se suman otros cuatro gimnasios independientes y, a partir de septiembre, se les añadirá la apertura de un Fitness Park en el centro comercial Oasiz Madrid.

En septiembre, por tanto, habrá en este municipio 17 gimnasios peleándose por captar una cifra de abonados que, incluso si la tasa de penetración subiera al 20% (serían 26.600 usuarios disponibles), saldrían a una media de 1.564 usuarios por centro. Unas cifras que difícilmente harán viables muchos de estos negocios.

España fue el décimo país del mundo donde más dinero facturaron los gimnasios en 2019: 2.633,8 millones de euros, según datos del informe Global Report 2020, publicado por IHRSA. El porcentaje de usuarios que iba a los gimnasios ese año era del 13,4%, y cayó hasta el 12,3% del 2020 debido a la pandemia, según una encuesta realizada por Stadista con una muestra de 30.412 encuestados.

FRENO A LAS APERTURAS

Tras no poder renovar el contrato de alquiler del centro que tenían en Torre Picasso, donde la propiedad del local apostó por construir oficinas, Paidesport Center tiene previsto abrir dos gimnasios más en Madrid, donde ya tiene cuatro.

La enseña ha frenado ambas aperturas, que en ningún caso verán la luz en 2021, hasta ver qué situación económica hay en unos meses y, sobre todo, qué nivel de competencia hay en los centros comerciales en los que tienen previsto aterrizar. La posibilidad de que abran cerca un gimnasio low cost o se licite una concesión municipal son dos amenazas crecientes para enseñas de gama media y alta.

Antes del estallido de la pandemia, Paidesport Center atendía a unos 40.500 abonados y contaba con 350 empleados. La compañía, que opera con 8 gimnasios, calcula que, en la actualidad, aglutina cerca de 24.000 abonados y cuenta con poco más de 300 empleados, un 10% de los cuáles sigue en ERTE.


No hay comentarios

Añade el tuyo