ESENCI@L

Los ingresos de Precor descienden un 55%

Peloton cierra 2022 con 2.800 millones de pérdidas

peloton bici

Peloton pone sus esperanzas de recuperación en su canal de suscripciones online, más que en la venta de maquinaria.

(25-8-2022). Peloton encadena seis trimestres consecutivos en números rojos, cerrando su ejercicio 2022 con unas pérdidas de 1.240 millones de dólares. Los ingresos han caído un 28%, principalmente motivado por el descenso de la demanda de maquinaria, mientras que las ganancias por suscripciones online se mantienen, aunque con un ligero descenso de suscriptores.

Peloton sigue sin levantar cabeza. El gigante del fitness online encadena su sexto trimestre en números rojos, cerrando el último trimestre con unas pérdidas de 1.240 millones de dólares. Un cómputo que eleva las pérdidas totales del ejercicio 2022, cerrado el 30 de junio, a 2.800 millones de dólares, nueve veces superior a la cifra registrada en el ejercicio 2021, en el que la pérdida ascendió a 313,2 millones de dólares.

Según ha comunicado ahora la empresa, el incremento en las pérdidas se han debido a “los esfuerzos de Peloton para evitar un exceso de inventario, reducir los costos fijos y abordar problemas de la cadena de suministro”.

A principios de este año, la empresa se embarcó en un plan de reestructuración de 800 millones de dólares, que aún no estaría viendo sus frutos.

De hecho, Peloton ha finalizado el cuarto trimestre de su ejercicio con un inventario de 1.100 millones de dólares, en comparación con los 937,1 millones de dólares del año anterior.

Los ingresos del conjunto del año se han recortado en un 28% hasta los 678,7 millones y frente a los 936,9 millones en el año anterior.

Dentro de esa cifra se incluye la contribución del negocio Precor, cuyos ingresos habrían caído un 55% hasta los 295,6 millones.

El margen bruto de su negocio de fitness conectado también ha registrado un importante revés, con un 98,1% negativo, frente al 11,7% positivo del ejercicio anterior. La compañía ha argumentado que en este periodo ha experimentado mayores gastos de logística por entrega, mayores costos portuarios y de almacenamiento, además de cargos relacionados con el retiro del mercado de su cinta de correr Tread+ .

Menos suscriptores, pero más ingresos

Por el contrario, Peloton ha registrado 383,1 millones de dólares en ingresos por suscripción, lo que supone una mejora del 36% respecto al año anterior y representando más de la mitad, el 56,4%, de las ventas totales de la empresa. El margen bruto de suscripción se ha incrementado del 63,3% al 67,9%.

Datos que acompañarían la estrategia del nuevo director ejecutivo de Peloton, Barry McCarthy, quien en anterioridad expresó estar más interesado en dirigir el crecimiento de Peloton dentro del segmento de la suscripción, y no tanto por la venta de maquinaria.

De hecho, el último trimestre del ejercicio fiscal se ha convertido en el primero para la compañía, en el que los ingresos por suscripciones suponen más de la mitad de las ventas totales.

Sin embargo, ello no se ha correspondido con un incremento en la cifra de clientes, ya que Peloton finalizó su último trimestre con 2,97 millones de suscripciones de fitness online,143.000 personas menos que en el trimestre anterior.

Por último, Peloton gastó 412 millones de dólares en efectivo en el cuarto trimestre, tras promediar un flujo de caja negativo de 650 millones en cada uno de los dos trimestres anteriores. Terminó junio con 1.250 millones de dólares en reservas de efectivo y una línea de crédito renovable de 500 millones.

La marca no ha ofrecido por el momento perspectivas para su año fiscal 2023, si bien, para el primer trimestre, que finaliza el 30 de septiembre, espera que la cifra de suscriptores se mantenga estable y los ingresos oscilen entre los 625 millones y los 650 millones de dólares.


No hay comentarios

Añade el tuyo