ESENCI@L

Según su nuevo director ejecutivo

Peloton descarta su venta y apunta a crecer online

peloton

(15-2-2022). El nuevo director ejecutivo de Peloton, Barry McCarthy, ha descartado que la compañía que dirige esté en venta. Señala además el ámbito online como la vía de crecimiento de la compañía en el futuro.

Peloton no está en venta. Esta es la conclusión que se puede desprender de las declaraciones realizadas por el nuevo director ejecutivo de la compañía Barry McCarthy y recogidas por el Finantial Times.

En dicha entrevista, McCarthy asegura que no hubiera asumido el cargo dentro de Peloton “si pensara que era probable que el negocio fuera adquirido en un futuro previsible”, añadiendo que “hay muchas otras cosas que podría estar haciendo con mi tiempo que son bastante más lucrativas que entrar en un negocio que está a punto de venderse”.

Cabe mencionar que Peloton había sido noticia últimamente por los rumores que situaban cerca una posible compra de la compañía. Entre los nombres citados como posibles compradores se encontraban multinacionales como Amazon, Walt Disney, Sony, Apple y Nike.

Crecer geográficamente y online

Además de desmentir la venta, McCarthy ha apuntado alguno de los puntos que van a centrar la estrategia a corto y medio plazo de la compañía, como la ampliación de contenidos, la expansión hacia “nuevas geografías” y la ampliación de su cartera de productos. Según McCarthy, “donde vive la magia de Peloton es en sus pantallas digitales y no en sus bicicletas o cintas de correr conectadas”.

Reestructuración

McCarthy asumió el cargo de máximo responsable de Peloton el pasado 9 de febrero, después de que la compañía emprendiera una reestructuración de su cúpula directiva, con la que el actual presidente y fundador, John Foley, pasaba a ocupar el puesto de presidente ejecutivo. Por su parte, William Lynch, hasta ahora presidente de Peloton, pasaba a director no ejecutivo.

Los nuevos nombramientos son parte de un plan de la compañía para volver a la rentabilidad, buscando un ahorro anual de 800 millones de dólares en costes operativos. En este sentido, ha previsto reducir sus gastos en capital humano, planificados en 2022 en 150 millones de dólares, con la reducción de aproximadamente 2.800 puestos de trabajo en todo el mundo, más 20 puestos en cargos corporativos. Del mismo modo, Peloton ha comenzado a cerrar almacenes y a reducir los equipos de entrega propios y en su lugar estaría ampliando los acuerdos comerciales con proveedores de logística externos.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo