ESENCI@L

Se suma a otras iniciativas como recortar puestos de trabajo

Peloton externalizará toda su producción para seguir reduciendo costes

peloton

Se desconoce por el momento cómo afectará la completa externalización de la fabricación de Peloton al negocio de Precor.

(12-7-2022). Peloton renunciará a seguir fabricando su propio equipamiento, como una medida más para reducir costes. La iniciativa se produce en plena reestructuración de la compañía tras la caída en ventas de su equipamiento para homefitness.

Peloton Interactive ha decidido renunciar a continuar fabricando su propio equipamiento y confiar completamente en la producción de terceros con el fin de simplificar su cadena de suministro y optimizar su estructura de costes.

De este modo, Peloton ampliará su colaboración con la taiwanesa Rexon, que se convertirá en el principal fabricante del hardware para bicicletas y cintas de correr de la marca.

Además de esta asociación ampliada, Peloton suspenderá las operaciones en sus plantas de Tonic Fitness Technology, adquiridas en octubre de 2019.

“Hoy damos otro paso significativo para simplificar nuestra cadena de suministro y variar nuestra estructura de costes, una prioridad clave para nosotros”, ha declarado el consejero delegado de Peloton, Barry McCarthy.

La compañía no ha revelado en su comunicado de prensa que impacto financiero puede ejercer esta decisión. Tampoco ha aclarado qué significa esta externalización total de la producción el negocio de Precor, que Peloton compró por $ 420 millones para expandir sus capacidades de fabricación en Estados Unidos.

Reestructuración y reducción de costes

McCarthy, exejecutivo de Spotify y Netflix, fue nombrado director ejecutivo de Peloton a principios de febrero, reemplazando al fundador John Foley. Asumió el cargo cuando los gastos de la empresa se descontrolaron y la demanda de sus equipos de fitness conectados disminuyó.

En ese momento de la reorganización de la cúpula directiva, Peloton anunció un plan para recortar aproximadamente 800 millones de dólares en costos anuales, que incluía el recorte de 2.800 puestos de trabajo, o alrededor del 20% de los puestos corporativos. Peloton también abandonó los planes para construir una de las fábricas de fitness más grandes del mundo, en Ohio, Estados Unidos.

Desde que aterrizó en Peloton, McCarthy ha dejado claro estar más interesado en Peloton como negocio de suscripción que como fabricante.

De hecho, la compañía ha incrementado los precios de las membresías para acceder a su contenido de fitness conectado y está testado un nuevo modelo de negocio en el que los clientes paguen una tarifa plana para alquilar el equipamiento y tomar sus clases de entrenamiento bajo demanda.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo