ESENCI@L

Según sostiene el fundador y CEO de la cadena Fitup, Carlos Castañeda

Piden que el Gobierno promocione el deporte con una campaña como las de Tráfico

"La sociedad sería la principal beneficiada de una iniciativa de este tipo"

fitup-avila-bis

El gimnasios Fitup de Ávila es uno de los dos que actualmente la cadena mantiene con las puertas cerradas a causa de las directrices que el Gobierno de Castilla-León ha dictado, de modo generalizado, para frenar el avance del Covid-19.

(12-11-2020). El CEO de Fitup, Carlos Castañeda, reclama que el Gobierno central atienda la petición del sector deportivo y le ayude, entre otras medidas, con una gran campaña de comunicación a nivel nacional que ayude a promocionar la actividad física entre la sociedad.

“Casi todos los partidos políticos ven con buenos ojos la promoción del deporte y la actividad física, pero falta que ese criterio unánime se convierta en concreción”, reclama Carlos Castañeda, fundador de la cadena smart price Fitup y miembro de la junta directiva de FNEID.

El empresario pide al gobierno central que dé continuidad, “con hechos y no palabras”, a los mensajes que hace tiempo que defienden los centros y entidades deportivas: “Hace falta una gran campaña de comunicación similar a la que hace Tráfico con los accidentes, o las que hacen contra la violencia machista. Una campaña de apoyo y difusión del deporte que sería buena, sobre todo, para la sociedad”.

Para Castañeda, es necesario que se acompañe con acciones concretas el reconocimiento del sector deportivo como uno de los pilares de la reconstrucción económica de España. “Hacer del deporte una actividad esencial es la única carta de la baraja común de todo el sector. Es una baza que tenemos que, pese a no ser una solución directa, sí sería una gran ayuda”, reivindica.

CAÍDAS DE SOCIOS DEL 50%

Este tipo de mensajes es el que promueven desde cadenas como Fitup, que llevan meses centrando su atención en unos socios que temen contagiarse en los centros deportivos pese a los esfuerzos de los operadores en transmitir el mensaje de que el sector es seguro.

“Estamos muy atentos a su sensibilidad, que es básicamente atender la situación del Covid-19 a todos los niveles. Poner recursos para evitar los contagios y que los vean, además de comunicar tranquilidad y transmitir normalidad para que los clientes vuelvan a la actividad”, aporta Castañeda.

En Fitup presentan este mes de noviembre unas cifras de socios “muy parecidas” a las de septiembre, un escenario que está por debajo de sus previsiones, ya que no han logrado la recuperación habitual para estas fechas. “En comparación con las mismas fechas de 2019, en los centros consolidados ha habido una pérdida de abonados cercana al 50% en aquellos que están ubicados en entornos más residenciales, pero en aquellos centros emplazados en áreas de oficinas, la caída de abonados ha alcanzado entre el 55% y el 60%”, reconoce el fundador de la cadena.

DOS CENTROS CERRADOS

Buena parte de la afectación sufrida a nivel de bajas responde al endurecimiento de las medidas que han sufrido algunos de sus 15 centros. Dos de ellos, el de Salamanca y el de Ávila, se encuentran sin actividad desde el 3 de marzo, cuando el gobierno de Castilla-León decretó su cierre.

“Todas estas medidas hacen que los esfuerzos y las inversiones que haces caigan en saco roto y sean una inversión que habrá que amortizar tan a largo plazo que no sabes si, finalmente, te van a compensar”, lamenta Castañeda. El directivo reconoce que tal vez les compensaría más cerrar algún centro y volver a abrirlo más adelante, cuando las condiciones sean más favorables.

APERTURAS EN VIC Y GIJON

Fitup tenía tres aperturas previstas para este tramo final del 2020, pero por ahora solamente prosperarán dos de ellas, Vic y Gijón. La apertura de ambos centros está prevista para principios del próximo año y tras ser consumadas la enseña alcanzará los 17 establecimientos.

La enseña también tenía en mente abrir gimnasios en Barcelona y Oviedo, dos proyectos que se encuentran “parados” hasta que la enseña logre “levantar cabeza”. “Terminaremos Vic y Gijón porque están en obras, pero hasta mediados o finales de 2021 no haremos nada más”, anticipa Castañeda.

PETICIONES SIN RESPUESTA

El CEO de Fitup reclama ayudas directas a unas administraciones que, asegura, deberían “evitar inventar y copiar a los países que les va bien”.

Por el momento, esta cadena solamente ha podido solicitar una ayuda para empresas que dispuso la Comunidad de Madrid hace algo más de un mes, y que les daba derecho a percibir entre 8.000 y 10.000 euros a fondo perdido. Hoy aún siguen pendientes de una respuesta.


No hay comentarios

Añade el tuyo