ESENCI@L

Entrevista al fundador de Urban Sports Club, Moritz Kreppel

“Es posible incrementar la práctica de deporte con tres conceptos”

La influencia de la tecnología en la práctica de ejercicio

moritz-kreppel-urban-sports

Moritz Kreppel, cofundador y Ceo de Urban Sports Club, considera que un reto de la industria deportiva es conseguir que la tecnología ayude, paradójicamente, a despegar los ojos de las pantallas de dispositivos móviles para vivir experiencias "físicas y humanas reales".

(4-9-2019). Moritz Kreppel, cofundador y Ceo de Urban Sports Club es uno de los defensores de que “la tecnología está cambiando la forma en la que se practica ejercicio físico”. Sin embargo, asegura que la tecnología “no es un producto en sí, ni se debe tratar como tal”, sino que “es un vehículo” que puede, y según Kreppel, ya lo hace, incrementar la práctica de deporte y la afluencia a los gimnasios.

“La mayoría de personas quiere practicar ejercicio y hacer deporte, pero hay que ponérselo fácil”. Así lo cree Moritz Kreppel, cofundador y Ceo de la plataforma intermediaria alemana Urban Sports Club, quien defiende que en la tecnología está la clave para lograrlo.

Pero no la tecnología concebida como ese producto innovador llamado a solucionar los problemas de la empresa y en el que se invierte una gran cantidad de dinero, depositando además altas dosis de esperanzas y ciertos recelos. “No es un producto y no se debe tratar como tal”, afirma tajante el empresario alemán, presente en Barcelona como participante del evento SporTech: El futuro del deporte pasa por la tecnología, celebrado ayer tarde en las instalaciones del restaurante Clubhaus.

A su modo de ver, y coincidiendo con lo postulado en muchas ocasiones por otros expertos en tecnología, este tipo de innovación debe “actuar de vehículo, que facilite y potencie la experiencia física y humana de hacer ejercicio”.

3 claves

Pero, ¿de qué modo? “A través de tres conceptos clave”, afirma Kreppel, con lo que la industria del fitness y del deporte “puede incrementar los índices de práctica deportiva de sus mercados”.

La primera clave según el Ceo de Urban Sports Club es aumentar la motivación. Para ello, “fomentar el sentimiento de pertenencia a una comunidad y la posibilidad de hacer deporte en grupo, con familiares, amigos y colegas, es imprescindible”. “Los datos recopilados de los usuarios de nuestra plataforma demuestran que el ejercicio en grupo motiva y llama a hacer más ejercicio, la tecnología debe proporcionar las herramientas de comunicación y las acciones necesarias para que el deporte se comparta”.

El segundo concepto sería la flexibilidad. “Vivimos a un ritmo frenético, con largas jornadas laborales y compromisos familiares y sociales. Poder hacer deporte cerca del trabajo, de casa o del destino de viaje, cuando y cómo se quiera, definitivamente, incrementa los índices de práctica deportiva”, asegura.

Por último, personalización e individualización. “Cuantos más datos disponemos de los usuarios, mejor podemos personalizar la oferta y aconsejarle nuevas experiencias de acuerdo a sus motivaciones”, ejemplifica, añadiendo que dentro de este ámbito cobra especial importancia también la variedad. “El usuario debe poder encontrar realmente lo que busca y lo que quiere, entre toda la oferta que se le presenta”.

Dos velocidades

La digitalización ha irrumpido con fuerza en la industria deportiva y, en el caso del sector de los centros deportivos, quien más quien menos ha acabado apostando por las innovaciones tecnológicas para enriquecer su oferta y agilizar su gestión. Sin embargo, desde la experiencia de Urban Sports Clubs, Moritz Kreppel considera que existen dos velocidades en lo que se refiere a la carrera tecnológica en los gimnasios. “No se puede generalizar, los hay muy avanzados y otros que han hecho menos acciones y progresos”. Pero asegura que ni siquiera se puede hablar de segmentos, “la mayoría de ocasiones depende del gestor y del equipo directivo que hay detrás del centro”. Aún así, la plataforma asegura ofrecer “soluciones adaptadas a cada tipo de club, con opciones más simples y más complejas y variadas”.

Una “relación win-win real y sin tópicos”

La plataforma alemana Urban Sports Clubs aterrizó en España en enero de este 2019, y lo hizo con la compra de la también empresa intermediaria Bonofit. En los primeros seis meses de andadura, la compañía aglutinó unos 500 clubes adscritos a la plataforma española, a los que se han sumado otros 200 procedentes de la plataforma OneFit, adquirida por Urban Sports el pasado julio. El objetivo, alcanzar el millar a finales de este año.

Sobre si en este crecimiento incidirá una nueva adquisición, Kreppel deja la puerta abierta, afirmando que “dependerá de las circunstancias del momento”. En el caso de Bonofit y OneFit, comenta, “nos gustaba mucho su equipo de profesionales y quisimos que formaran parte de nuestro proyecto, ya que nuestra prioridad es trabajar con emprendedores que conozcan el mercado local y con responsabilidad social”.

En estos primeros meses de andadura en el mercado español, Kreppel admite haber detectado “más confrontación entre operadores de gimnasios y plataformas intermediarias que otros países en los que estamos presentes como Alemania y Francia. De hecho, en Alemania, todos los centros deportivos quieren trabajar con intermediarios, con nosotros, porque han comprobado que la relación es provechosa”.

La firma con la cadena Holmes Place España espera que abra más puertas. “Con Holmes Place hemos cultivado una larga relación en Alemania y que sigan confiando en nosotros en nuestro proyecto en España evidencia que apostamos por relaciones de largo recorrido y que el modelo funciona”. A lo que añade que “somos diferentes al resto de propuestas del mercado y hemos demostrado que nuestra idea tiene cabida y que existe una relación win-win real y sin tópicos”.

Con todo, asegura que la progresión de captación de estudios en España va sobre lo previsto, destacando que “casi ningún centro se ha dado de baja”.

Proteger a los partners

Sobre las reticencias que las plataformas intermediarias generan en algunos operadores por el hecho de tener el control del cliente y de actuar como competencia de los gimnasios, entre otros, Kreppel afirma que “no somos competencia y nos aseguramos de ser siempre más caros que los gimnasios que se adhieren a la plataforma”. “Protegemos a nuestros partners y antes de firmar dejamos claros todos los aspectos del contrato para actuar con transparencia”, afirma.

En cada rincón español

El objetivo de Urban Sports Club en España para los próximos cinco años es replicar e incluso mejorar las cifras conseguidas en su Alemania natal, donde la plataforma tiene presencia en una cincuentena de ciudades con más de 1.000 centros por localización.

Actualmente en España está presente en cuatro ciudades, Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, y la intención es superar esas 50 ciudades con la oferta de más de un millar de clubes. “Queremos crecer rápidamente y conseguir que los españoles puedan acceder a la oferta deportiva desde cualquier rincón de España a través de nuestra plataforma”.

Para ello, la compañía se va a apoyar especialmente en el mercado corporativo, el cual piensa que puede facilitarle la entrada a localizaciones menores, “ofreciendo a las empresas la posibilidad de ejercitarse en sus localizaciones”.

Mejora de producto

La compañía está actualmente presente en cuatro mercados, entre los que se incluye el alemán, el español, el francés, el portugués y el italiano. En global, cuenta con una cifra de usuarios de seis dígitos, aunque rehúsa a concretar más.

Acaba de ampliar en 50 empleados su equipo con el objetivo de introducir mejoras en el producto. Unas innovaciones que se encaminarán a mejorar la experiencia del cliente y la pertenencia a comunidades, con invitaciones, eventos, retos y servicios personalizados.

En España, la plataforma oferta actualmente más de 50 tipos de disciplinas deportiva en una sola suscripción. El catálogo comprende desde yoga, CrossFit, natación o fitness en general, hasta surf, wakeboard, escalada y equitación. Además, en la cuota L y XL, se incluyen servicios de masajes y sesiones de electroestimulación.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Manuel

    Y lo mas importante mantener contento y motivado a los empleados , bien remunerados en base a su experiencia y sus conocimientos, no es comprensible que actualmente los sueldos , se pagan las jornadas de trabajo de igual manera a un principiante que a un entrenador con experiencia y amplios conocimientos en varios sectores , y no solo hablo del sector deportivo , sino conocimientos comerciales, ventas, motivacion, empatia, don de gente, implicacion, inspiracion, transmitir energia, etc.

    Como esa persona puede cobrar la hora al igual que un entrenador que acaba de iniciarse en el mundo del deporte?? Pues asi …funciona ESPAÑA!!


Publicar un nuevo comentario.