ESENCI@L

Impulsada por el homefitness y el ejercicio vinculado a la salud

Power Plate resurge en España

power-plate

La plataforma de vibración es el producto estrella de Power Plate que, sin embargo, en los últimos tiempos ha diversificado su catálogo con otros dispositivos de terapia por vibración portátiles.

(19-10-2021). La marca especializada en plataformas vibratorias y comercializada en España por Dvelop Full Fitness vuelve a coger fuerza en el mercado español, fruto de su cambio de enfoque, desde el plano estético al médico, en un contexto de pandemia, donde el ejercicio vinculado a la salud ha cogido fuerza.

Power Plate vive una segunda edad de oro en el mercado español, motivada por el auge del homefitness y del interés por cuidar la salud que ha despertado la pandemia. La marca especializada en plataformas vibratorias se reintrodujo en España en 2019 de la mano de la consultora y distribuidora Dvelop Full Fitness, la cual valora muy positivamente la acogida que ha tenido la marca en el mercado en esta segunda etapa. “Cada mes vendemos plataformas, algo que no ocurría antes de que asumiéramos la distribución”, comenta Javier Daura, socio fundador de la consultora.

La clave de este comportamiento en las ventas se encontraría en el acierto de virar el enfoque comercial desde el plano estético, en el que estaba Power Plate emplazada en un inicio, hacia el médico. “El mensaje se ha profesionalizado y se ha obviado las ventajas estéticas. En cambio, hemos reforzado el mensaje médico y todas las ventajas que Power Plate proporciona en la mejora de movilidad, en la mejora de la circulación sanguínea o en combatir dolencias específicas como la osteoporosis, entre otros beneficios”.

Los confinamientos dictados y los autoimpuestos por la población en el último año y medio, han contribuido a que el mensaje cale más rápidamente. “Durante 2020, nos encontramos con clientes finales que adquirían los equipos de Power Plate para ejercitarse en casa, pero también ha crecido la necesidad de tratar lesiones, reacondicionamientos físicos y la importancia de la prevención de lesiones, que también han contribuido a aumentar las ventas”, apunta Daura.

Impulso doméstico

La marca de plataformas vibratorias ya supone un tercio de la facturación global de Dvelop, compañía que durante el pasado 2020 aprovechó la falta generalidad de stock que se extendió varios meses en el mercado del fitness para proporcionar al segmento profesional pero también doméstico “una alternativa a los equipamientos fitness habituales y que da respuesta a las necesidades actuales”. El resultado; “duplicamos las previsiones de venta establecidas para 2020, siendo el 80% destinadas al mercado doméstico”.

El homefitness ha seguido siendo el mercado principal de la distribuidora en la primera mitad de este 2021, en la que el segmento ha supuesto el 60% de las ventas totales de la empresa. Si bien, la reactivación del mercado profesional hace pensar a Dvelop que la balanza vuelva a decantarse por la vertiente profesional, una vez los centros deportivos han recuperado su actividad. “Con la posibilidad de volver a los gimnasios, se está abandonando mucho entrenamiento en casa y mucho fitness al aire libre se tornará indoor cuando apriete el frío y el mal tiempo”, valora Daura, quien cree que, al menos en el caso de Develop, “el homefitness tenderá a la baja y a estabilizarse en unas cifras mejores que antes de la pandemia, pero minoritarias”.

La compañía acaba de lanzar una nueva web en español de Power Plate con la que espera acompañar este resurgir de la marca de cara a los últimos meses de este año y la campaña navideña.

Un mar con cada vez más peces

Además de Power Plate, Dvelop Full Fitness distribuye en España la enseña de pilates Basi Systems, la firma de material funcional Proud y acaba de añadir al portfolio las espalderas multifunción de la marca polaca Bench-K.

A punto de cumplir tres años en el mercado, Dvelop combina la distribución de equipamiento fitness con el servicio de consultoría y la creación de proyectos llave en mano. División en la que ha registrado un incremento de demanda durante la pandemia debido al surgimiento de multitud de estudios de entrenamiento personal, boutique y fisioterapia. “Nos hemos colocado en un mid price y nos sentimos muy cómodos asesorando y sirviendo a este segmento de centros de reducidas dimensiones y pequeñas cadenas”, comenta Daura, quien considera que “antes los grandes se comían a los pequeños y ahora han surgido pequeños como setas y conviven todos en el mismo escenario, por el momento”.

La compañía espera cerrar 2021 con un crecimiento en su facturación, por encima del conseguido en 2020 y también por encima de su año debut, en 2019. Si bien, su mirada se fija ya en un 2022 en el que prevé que se den “cambios muy interesantes en el mercado”.

Un 2022 con muchas incógnitas

En este sentido, Daura considera que se mantiene aquel ‘status quo’ detectado a inicios de año, por el que “los pequeños operadores cuentan aún con unos meses de margen para establecerse y consolidarse en el mercado, antes de que los grandes operadores puedan materializar su reacción y recuperar terreno”. Sin embargo, considera que se ciernen sobre el fitness español incógnitas que pueden hacer que no todo vuelva a ser como antes de la pandemia el próximo año.

“Qué pasará con los abonados conseguidos este septiembre si la situación pandémica se recrudece este invierno? ¿Qué tipos de centros se van a abrir en los próximos meses en el mercado? ¿Qué va a pasar con las plataformas online ahora que el teletrabajo, que se preveía que se alargaría más en el tiempo, se está diluyendo? ¿Qué impacto tendrá la resolución de los Ertes y los pagos de créditos ICO?”. Son algunas de las cuestiones que pronostica que podrían ejercer un impacto en la evolución del fitness español en los próximos meses.


No hay comentarios

Añade el tuyo