ESENCI@L

En relación a la registrada el pasado 2019

Precor Iberia prevé concluir 2020 con una caída del 40% de su facturación

La enseña pronostica un primer trimestre de 2021 “malo” en ventas

Precor-director-comercial-Eduard-Burguete-bis

HORIZONTE LEJANO. El business manager de Precor Iberia, Eduardo Burguete, estima que los proveedores focalizados en el segmento del fitness profesional no recuperarán un nivel de ventas similar al anterior a la pandemia hasta 2023.

(11-12-2020). A menos de un mes para terminar un 2020 marcado por la devastadora pandemia del Covid-19, Precor Iberia prevé concluir el año con una caída de ingresos del 40% respecto a los obtenidos en 2019. Una cifra que empeora los pronósticos que la firma hacía en julio, cuando anticiparon una disminución de entre el 30% y el 35% de su facturación.

Precor Iberia concluirá el ejercicio de este 2020 con una caída en su facturación que se explica, básicamente, por la paralización y el aplazamiento de inversiones por parte de grandes operadores a los que sirven sus productos. El freno que las ‘key accounts’ han tenido en proyectos que no tenían muy avanzados ha pesado más que el de los gimnasios independientes, ya que el primer grupo prácticamente no ha realizado aperturas en el segundo semestre del año.

Este cambio de tendencia ha generado un notable impacto en todos los proveedores de equipamientos deportivos especializados en el segmento profesional. En el caso de Precor Iberia, además, han notado más el golpe en Portugal que en España.

Pese a la caída a nivel de ventas, la enseña ha ido recuperando en los últimos meses parte de la actividad perdida durante el confinamiento, un momento en el que el nivel de visitas y de ofertas se redujo hasta el 10% o 20% de lo que suele ser habitual por esas fechas. Superado ese tramo de actividad casi nula, Precor Iberia ha podido aumentar esa cifra hasta el 50% de los proyectos que tendrían en una época del año como la actual.

RECUPERACIÓN LENTA

El business manager de Precor Iberia, Eduardo Burguete, estima que los proveedores de equipamientos mayoritariamente profesionales no recuperarán un nivel de ventas similar al anterior a la pandemia hasta 2023. “Mi perspectiva es que 2021 será un año muy complicado. Si todo va bien, no empezaremos a tener vías de recuperación hasta después del verano. Los clubes podrían empezar a tener cifras normales en 2022, pero creo que la recuperación de los proveedores llegará más tarde”, advierte.

Aunque reconoce que la actividad comercial se está recuperando, Burguete prevé un primer trimestre del 2021 especialmente duro. “La previsión de ventas para este primer tramo del año estará por debajo del 50% de lo que sería normal”, anota. El dirigente calcula que las ventas de cara al próximo año se repartirán de formas muy desigual: entre un 25% y un 30% durante el primer semestre y entre un 70% y un 75% durante el segundo.

Precor Iberia lanzará esta semana una nueva línea de productos, aunque focalizará el grueso de sus novedades de cara a la segunda mitad de 2021.

La enseña espera aumentar el próximo año su actividad en mercados verticales como el homefitness, el residencial y el hotelero, tres perfiles que esperan que les ayuden a compensar la bajada del segmento club.

Otro de los efectos colaterales de la pandemia será una disminución de la inversión en marketing en eventos presenciales. “Por razones de presupuesto y, sobre todo, por las restricciones que hay, que harán que seguramente ni FIBO ni IHRSA se puedan celebrar presencialmente en 2021, las inversiones en marketing se van a limitar”, reconoce Burguete.

ESPERAN LA SUPRESIÓN DE ARANCELES

En paralelo a la pandemia, en Precor están muy atentos a la evolución de los aranceles del 25% que los Estados Unidos obligan a pagar a algunos productos europeos desde el pasado 11 de noviembre. Una tasa que la enseña confía que sea “transitoria” y que dure, como mucho, hasta 2021. “El lobby empresarial, a través de IHRSA, está haciendo presión tanto en Estados Unidos como en Europa para que se relajen o se minimicen estos aranceles”, asegura Burguete.

Aunque Precor ha decidido, por ahora, mantener las cuotas que tenían, el directivo alerta que este arancel puede terminar repercutiendo “al sector en general, porque la pérdida de márgenes de los proveedores también pueden representar incrementos de precio para los operadores y los clientes particulares”.

La enseña tiene diversificada su producción entre Estados Unidos, donde fabrican la parte más importante de su catálogo, los equipamientos cardiovasculares, y China, donde producen pequeños materiales. Desde Precor están notando una importante diferencia en los plazos de entrega de los productos: de los varios meses en el caso de China a las entre cuatro y seis semanas en el caso de los Estados Unidos.


No hay comentarios

Añade el tuyo