ESENCI@L

Madrid, balón de oxígeno para los operadores fitness

Prevén una recuperación ágil de los gimnasios cuando se supere el ‘abre-cierra’ de instalaciones

El 'baile' de restricciones merma la confianza del cliente

maria-angeles-santiago

Mª Ángeles de Santiago cree que si algo bueno se puede extraer de la pandemia es que "se ha demostrado de una vez por todas de la importancia del deporte para la salud", un paso que considera crucial para el desarrollo futuro del sector del fitness y de los gimnasios.

(12-1-2020). Este 2021 habrá luz al final del túnel para los gimnasios españoles que logren resistir unos meses más. Así lo vaticina la fundadora de la consultoría MAS, Mª Ángeles de Santiago, quien prevé una recuperación ágil y rápida, una vez se alcance una cierta estabilización de la pandemia, y que podría producirse en la segunda mitad de este año, con la ayuda de la vacuna.

La normalización de la situación pándemica en España traerá una recuperación ágil y rápida para aquellos gimnasios e instalaciones deportivas que logren resistir estos primeros meses del 2021. O, al menos, cuando se extienda la vacunación de Covid19 y se logre la conocida como ‘inmunidad de rebaño’ en la mayor parte del territorio.

Así lo cree la fundadora de la consultora internacional MAS, Mª Ángeles de Santiago, quien data esta futura recuperación en la segunda mitad de este año, cuando se podría dar una cierta normalización de la situación y podrían dejar de sucederse las distintas medidas restrictivas sobre las instalaciones deportivas.

Unas restricciones que han llevado a gimnasios de determinadas comunidades autónomas a tener que alternar distintos cierres y aperturas parciales de instalaciones, que habrían provocado la pérdida en el pasado 2020 de “entre un 40 y un 70% de la masa de clientes, según el tipo de instalación”, como detalla Mª Ángeles de Santiago.

Replicar la “mejor campaña de verano de la historia”

Sin embargo, la consultora se muestra convencida de que “la respuesta por parte del cliente será buena” y los que un día se marcharon, “volverán rápidamente a las instalaciones deportivas, conforme nos encaremos hacia una normalización”.

Unas predicciones para las que se basa en los comportamientos registrados el pasado julio en muchas instalaciones deportivas, cuando la sombra de una relajación de las medidas y mejora de los números de contagio llevó a algunos gimnasios a “cerrar la mejor campaña de verano de su historia” y “volverá a verse esa respuesta por parte de los clientes”.

Un 5% de nuevos clientes

A los que una vez fueron usuarios de instalaciones deportivas se sumarán también aquellos nuevos practicantes surgidos del confinamiento y que nunca antes habían pisado un gimnasio, que los estudios cifran en un 5% de la población, y que se repartirán entre las instalaciones que se mantengan.

Aunque para este público, nacido del homefitness y el servicio online, “habrá que ofrecerle un nuevo producto híbrido, en el que se combine el trabajo en instalación, al aire libre y en casa”, advierte.

A falta de ayudas, ingenio

Porque está claro que la pandemia ha provocado cierres de negocios de fitness y el parque español de gimnasios no tendrá nada que ver a finales de este 2021 con el de hace dos años. “Desde Ihrsa, se cifra en un 30% la pérdida de negocios del sector del fitness norteamericano. En España, el porcentaje podría ser más bajo, y sin evidencias en la mano, es seguro que el sector se reducirá y cambiará”, afirma De Santiago.

Sin embargo, en comparación con otros mercados internacionales, el español no sería de los más golpeados. “En Latinoamérica, la situación es dramática, con gimnasios cerrados desde la primera ola y muchos operadores decididos a no abrir nunca más. También en Estados Unidos, hay regiones en las que se están dando una barbaridad de cierres”, analiza. “Por el contrario, países como Australia y Nueva Zelanda operan prácticamente con total normalidad. Y en otros como Alemania, les sustentan las ayudas económicas”, añade.

En el caso de España, precisamente, MªÁngeles de Santiago considera que lo que ha faltado han sido ayudas económicas al sector por parte de la Administración. Una falta de apoyo que los operadores españoles han tenido que suplir con “grandes dosis de ingenio e innovación” que han servido para mantener las instalaciones abiertas, en donde la ley lo ha permitido.

Madrid, oasis fitness

En este sentido, la Ceo de la consultoría MAS lamenta las restricciones impuestas por algunas comunidades como Cataluña o Castilla y León, donde “los efectos en el sector del fitness están siendo catastróficos”. Por el contrario, la Comunidad de Madrid, entre otras, está resultando ser un oasis, un bálsamo para los operadores de gimnasios. “Más de una cadena nacional ha confesado sentirse aliviada por disponer de centros en la comunidad madrileña”, señala.

Con todo, MªÁngeles de Santiago se muestra positiva, asegurando que “la fortaleza que están mostrando los operadores y asociaciones para hacer ver que la actividad física es salud acabará dando sus frutos este 2021”.


No hay comentarios

Añade el tuyo