ESENCI@L

Según un estudio científico de la Universidad de Stanford

Pulseras fitness: miden bien el pulso y mal las calorías

pulseras fitness

Los fitness trackers calculan bien el pulso cardíaco pero fallan en el cálculo de la quema de calorías, según un estudio.

(25-5-2017). Un estudio de la Universidad de Stanford compara las mediciones de varios ‘fitness trackers’ con métodos científicamente probados y los resultados muestran un cálculo preciso de las pulsaciones y grandes errores en cuanto a la quema de calorías.

Investigadores de la Universidad de Stanford han publicado un estudio en el Journal of Personalised Medicine sobre las capacidades de medición de las pulseras fitness o de actividad. Las conclusiones son muy positivas en medición del pulso e igual de negativas en el cálculo de las calorías quemadas.

El equipo de investigación cogió siete pulseras fitness u herramientas de medición que se coloquen en la muñeca (Apple Watch, Basis Peak, Fitbit Surge, Microsoft Band, Mio Alpha 2, PulseOn ySamsung Gear S2) y se los puso a 31 mujeres y 29 hombres de distintas edades, pieles, tamaño de muñeca, etc. Luego, los pusieron a hacer ejercicio como caminar, correr, bici o simplemente sentarse.

Los resultados obtenidos de las pulseras fitness se compararon con los obtenidos a través de métodos validados científicamente: electrocardiogramas para medir el pulso o un medidor de oxígeno y dióxido de carbono en la respiración para la quema de calorías.

Sorprendentemente bien para medir el pulso

El profesor de medicina cardiovascular en la Universidad de Stanford y coautor de la investigación, Euan Ashley, se mostró “gratamente sorprendido por lo bien que miden la mayoría de los dispositivos el pulso en cualquier circunstancia”. De hecho, el abanico iba desde el 2% de margen de error del Apple Watch al 6,8% del Samsung Gear S2, que era el que más se alejaba.

Grandes errores en la quema de calorías

Sin embargo, la cosa cambia radicalmente al medir las calorías. La pulsera que más se acercaba era la Fitbit Surge con un 27,4% de margen de error, llegando hasta un 92,6% de PulseOn. El wearable de Samsung no tenía esta opción.

Según Ashley, los errores podrían deberse a varios factores como un problema con los algoritmos de la pulsera fitness o disponer de pocos datos sobre el usuario.


No hay comentarios

Añade el tuyo