ESENCI@L

Suman un segundo gimnasio al que ya tienen en el centro de Terrassa

Q Sport Urban Fitness dobla efectivos tras comprar el Star’s Gym Padel

q-sport-urban-fitness-parc-vallé

El Star's Gym Padel Club de Terrassa pasará a operar bajo el nuevo rótulo de la cadena que lo ha comprado, esto es, Q Sport Urban Fitness Parc Vallés.

(25-10-2021). Los inversores propietarios del Q Sport Urban Fitness han adquirido el Star’s Gym Padel, operación corporativa tras la cual pasarán a gestionar dos instalaciones en Terrassa. Entre ambas sumarán 20.000 metros cuadrados.

El Star’s Gym Padel cambia de manos para lograr salir adelante y evitar así su cierre. El gimnasio, con más de 8.000 metros cuadrados ubicados en el Parc Vallés, centro comercial ubicado en Terrassa, se vio obligado a encontrar un nuevo propietario para poder asegurar su viabilidad, ya que los anteriores dueños no estaban dispuestos a poner más dinero para cubrir las pérdidas del centro ocasionadas por la pandemia.

La anterior propiedad hizo un gran esfuerzo para intentar mantener a flote este centro deportivo, pero tras ver que en septiembre no se producía una destacada subida de usuarios decidieron desistir. Ante la falta de acuerdo con ninguno de los operadores que se habían interesado por el centro, el 23 de septiembre el Star’s Padel Gym anunció a sus socios que el día 30 de dicho mes bajaría la persiana para siempre.

Q SPORT PARC VALLÉS

Ese día, sin embargo, los antiguos propietarios lograron llegar a un preacuerdo con los dueños del Q Sport Urban Fitness y evitaron el cierre definitivo de la instalación, que a partir de ahora se llamará Q Sport Parc Vallés.

El centro ha permanecido abierto desde entonces, si bien desde el 1 de octubre se ha ofrecido un servicio gratuito a los socios que permanecían hasta ver que se cerraba definitivamente el acuerdo. La firma del contrato de compraventa tuvo lugar a finales de la semana pasada. No han trascendido las condiciones económicas del mismo.

Se está negociando la posibilidad que los usuarios puedan usar ambos centros previo pago de una pequeña diferencia en su cuota.

DOS CENTROS CON 20.000 METROS CUADRADOS

Los nuevos propietarios del centro ya gestionaban otro gimnasio en el centro de la ciudad, el Q Sport, de forma que duplicarán su presencia en la cocapital del Vallès Occidental. Entre ambos centros sumarán más de 20.000 metros cuadrados.

“Entramos en una marca fuerte y con muchas ganas de trabajar bien”, explica a CMDsport el gerente de la instalación, Carles Castellano, que seguirá al frente del mismo equipo de trabajo que había hasta ahora. A su cargo tiene 26 trabajadores directos y otros 15 empleados que trabajan en el restaurante y en servicios de fisioterapia, nutrición, peluquería o entrenamientos personales. Si el centro hubiera cerrado, todos ellos se habrían quedado sin empleo.

RIESGO DE CIERRE “REAL”

El riesgo de cierre del Star’s Gym Padel era “real”, tal como había advertido su gerente, Carlos Castellano, a CMDsport en abril de 2020. En ese momento, con las instalaciones cerradas debido a la primera ola de la pandemia, el gerente negoció con el centro comercial Parc Vallés una rebaja del alquiler del local. Tras largas y duras conversaciones lograron una rebaja del 50% durante el tiempo que estuviera cerrada por orden de las administraciones.

La situación empeoró tras los sucesivos cierres y reaperturas con duras restricciones, provocando una caída en picado de socios: pasaron de los 2.447 que tenían antes de la pandemia, a los 1.900 de agosto de 2020 y, finalmente, a los 1.100 que tiene en la actualidad. Según había declarado el propio Castellano, “para respirar, sin estar del todo tranquilos”, necesitaban 2.100 socios.

Para intentar asegurar su viabilidad, el club prescindió de las seis pistas de pádel indoor que tenía en un espacio aparte alquilado al Parc Vallés. “Tuvimos que hacer recortes, porque los ingresos que daba no servían para pagar su coste”, admite Castellano. El centro, ahora, dispone de tres pistas outdoor.

CON FUERZAS PARA LA REACTIVACIÓN

La recuperación del 100% del aforo en espacios interiores y la flexibilización de las mascarillas en las salas fitnessdan aire a centros como este, que necesitan un impulso anímico para recuperar la masa social perdida. “Tenemos que subir como sea y nos vemos capacitados y con fuerzas para hacerlo”, asegura el gerente del centro, que agradece el esfuerzo realizado por todas las partes, antiguos y nuevos inversores, Parc Vallés y empleados por el apoyo dado en estos duros momentos.

Castellano también tiene palabras de agradecimiento para los socios del club, que llegaron a impulsar una recogida de firmas para evitar su cierre. “Me emocionaron las muestras de cariño que recibimos cuando anunciamos el cierre”, confiesa. El gerente del centro confía en poder recuperar en los próximos meses buena parte de los socios que perdieron tras anunciar el cierre de la instalación.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo