ESENCI@L

Llegar a nuevos territorios y consolidar las clases presenciales, objetivos del 2018

Rafael Lirio (McFit): “El precio no determina la valoración de un gimnasio”

rafael-lirio-mcfit

Rafael Lirio asegura que McFit es actualmente "la cadena del sector con mejor relación calidad-precio".

(23-2-2018). Adaptarse o morir. McFit ha hecho suya la teoría Darwiniana y, tras un 2017 en el que cayeron algunos de los pilares definitorios de su modelo de negocio, afronta un 2018 convencida de haber encauzado el buen camino para seguir creciendo en el mercado español, donde “el precio no lo es todo”.

Así lo cree el director general de McFit España, Rafael Lirio, quien se muestra muy satisfecho de la evolución seguida por su compañía durante el pasado 2017, que califica de “un gran año para nosotros”. Sin especificar datos concretos, el directivo destaca que la filial española cerró el pasado ejercicio con un incremento en la facturación, propiciado por el aumento en el número de centros -con la apertura de cuatro nuevos gimnasios, dos de ellos en ciudades en las que no tenía presencia, como son Vigo y Jerez-, alcanzando la cifra actual de 36 centros, y con su consiguiente incremento de socios.

Pero no todo fueron aperturas. 2017 también supuso una prueba de fuego para la cadena de gimnasios low cost que decidió tocar dos de sus rasgos más definitorios. Primero, fue el turno de su cuota, anunciando a finales del pasado verano una subida de 4 euros en sus tarifas mensuales, con la que dejaba atrás el simbólico precio de los 19,90 euros.

La ducha, objeto de diferenciación

En su momento, el propio Rafael Lirio defendió la medida como “una adaptación” a un mercado -el español-, en el que se habían quedado como “la única cadena de gimnasios low cost que ofrecía servicio de duchas como un extra”. Lo cual, señaló el directivo entonces y sigue suscribiendo en la actualidad, “hacía que algunos de nuestros socios vieran este asunto como una diferenciación negativa respecto al resto de cadenas”.

McFit justificó el incremento de tarifa con la inclusión de la ducha en la cuota mensual, asegurando Lirio que la medida no les ha perjudicado. Aunque este incremento en el precio escondía una segunda novedad con la que la cadena se proponía mantener su relación calidad-precio, y son las clases colectivas presenciales.

Clases colectivas presenciales, la gran apuesta

Este segunda ‘microrevolución’ en el modelo de negocio de McFit se hizo efectiva el pasado día de Navidad, obteniendo, según valora el directivo, “una muy buena acogida por parte de nuestros socios”. Por su parte, la cadena sumaba un nuevo argumento que justificaba la subida de tarifa y alimentaba su propósito de ser “la cadena del sector con la mejor relación calidad-precio”. Condición que Rafael Lirio asegura que su compañía cumple a día de hoy “sin lugar a dudas”.

Sobre este nuevo servicio, Lirio explica que “hemos establecido una oferta de actividades adecuada, tanto en volumen como en disciplinas, a las particularidades de cada centro”. Incluidas dentro de la cuota mensual, las clases dirigidas propuestas por McFit se componen de sesiones de fuerza, resistencia y relajación, contando con una parrilla de alrededor de 15 disciplinas entre las que se encuentran Zumba, Pilates o Yoga.

Estas clases “se combinan con las sesiones virtuales de Cyberobics de manera que en todos los gimnasios McFit, todos los días y a cualquier hora, exista la posibilidad de participar en una clase colectiva, ya sea presencial o virtual”, señala el directivo.

Lirio avanza que las clases colectivas dirigidas serán una de las apuestas principales de McFit para este 2018, en el que “iremos renovando las clases con el objetivo de adaptarnos, en la medida de lo posible, tanto a las últimas tendencias del mercado como a las necesidades y preferencias de nuestros socios”.

“Fitness asequible y de mayor calidad”

McFit ha optado por la adaptación para continuar creciendo en el mercado español. Un mercado que Rafael Lirio considera que “es amplio, atomizado, goza de buena salud y ofrece espacio para toda clase de operadores”.

Ve positivo la irrupción de nuevos modelos, opinando que los gimnasios tradicionales tienen aún recorrido por delante, teniendo como “punto fuerte”, la “posibilidad de especializarse tanto por tipo de clientela como por tipo de servicio o disciplina”.

En cuanto a su segmento, el low cost, considera que “la irrupción de los operadores low cost ha traído consigo el ajuste de cuotas y la proliferación de centros en todo el territorio nacional. No obstante, el aumento de la competencia no solo ha provocado un ajuste de precios, sino que también ha exigido una mejora de la relación calidad-precio, convirtiendo el fitness en un servicio más asequible y de mayor calidad”.

Defensor como es del modelo low cost, sin embargo, Lirio quita peso al precio como factor diferenciador. “Como en cualquier mercado, el precio es un factor esencial a la hora de elegir un producto o servicio. Sin embargo, consideramos que el precio no es un indicador aislado a la hora de determinar la valoración del gimnasio y es algo que todos los operadores, incluido los que ofrecen tarifas de 9,90 euros/mes, deben tener en cuenta”, advierte.

Además del precio, el director general de McFit España considera que los criterios que definen un modelo de gimnasio son “la ubicación y accesibilidad del centro, la amplitud de horarios y una oferta deportiva amplia y variada que se adapte a las necesidades de cada socio”.

Entre 5 y 8 gimnasios más

Además de seguir ampliando sus servicios y restar peso al precio, McFit también se ha marcado este 2018 el objetivo de “llegar a más ciudades”, habiendo previsto la apertura de entre 5 y 8 nuevos gimnasios a lo largo del año.

A los dos que tiene previsto inaugurar en Zaragoza, de los que ya informamos, prevé aperturas en Córdoba y Barcelona. Así como seguir engrosando su presencia en Madrid, donde Lirio considera que “aún quedan zonas interesantes por cubrir”.


No hay comentarios

Añade el tuyo