ESENCI@L

El ejecutivo introducirá el boutique Trib3 en España

Rod Hill vaticina el fin de las cuotas mensuales “en 3 o 4 años”

Trib3 Rod Hill España

Una de las bases de la cadena Trib3 es el diseño de sus clubes.

(10-3-2017). Durante el mismo periodo, el ex director general de Anytime Fitness en España introducirá los boutique Trib3 en España -que funciona con el sistema ‘pay as you go’- con el objetivo de alcanzar los 100 clubes en el país y los 1.000 en el mundo.

rod hill trib 3

Rod Hill introdujo el low cost Vivagym y los 24 horas de conveniencia Anytime Fitness en España. Ahora lo hará con los boutique Trib3.

“El problema del sector del fitness es el del pago por cuotas mensuales. Es el momento de matar esta vaca sagrada”. Así de claro y contundente se muestra Rod Hill, propietario del 49% de una joint venture creada con los fundadores de Trib3, al hablar de por qué se ha decidido por una cadena de centros boutique como su siguiente proyecto tras dejar la dirección general Anytime Fitness España.

Trib3 es una cadena de gimnasios boutique que nace a finales del 2015 en Reino Unido de la mano del fundador de la cadena 1Rebel, Kevin yates, el exdirectivo de Fitness First, Daniel Summerson y un arquitecto, David Cross. Actualmente tienen siete centros en Gran Bretaña y 15 franquicias vendidas.

Se trata de estudios de hasta 500 metros cuadrados, con 12 cintas y material tipo mancuernas con un sistema de entrenamiento estilo militar creado por ellos que produce una alta quema de calorías en 45 minutos. Las clases se hacen en grupos de máximo 36 personas en una frecuencia de entre ocho y 10 diarias y cinco los fines de semana. Las clases hay que reservarlas vía app y todas las personas están monitorizadas gracias a MyZone, el proveedor tecnológico con el que cuentan para complementar su método.

Según Rod Hill, la diferencia de Trib3 reside en que “se trata de un entrenamiento para alguien que quiera calidad: todo está planificado, el diseño cuidado, las toallas frías para después del entrenamiento, el olor regulado, la mejor música del mundo, las cremas y champús de los vestuarios, un bar con batidos para después del entreno, etc”.

Acérrimo defensor del ‘pay as you go’

Sin embargo, lo que hace a Trib3 y los boutique más especiales, y en ello quiere incidir el ejecutivo, es que el pago se hace por sesiones, de 10 a 14 euros cada una: “los españoles pagan 40 euros al mes para ir una media de 1,2 veces a la semana al gimnasio a ejercitarse libremente. Aquí pagas por sesión o por bonos de 10 o 20 sesiones que caducan al cabo de un tiempo. Tienes que ganarte las ventas cada día y eso es mucho más motivador”.

El empresario lo compara con una tienda, argumentando que “es inimaginable que alguien pague 50 euros al mes a una panadería independientemente del pan que compre; y si el pan sale malo, por barato que sea, cambiarán de panadería, por lo que hay que esforzarse por hacerlo bien en cada jornada”. Según Hill, “el 80% de los abonados de un gimnasio van como máximo dos veces por semana al gym y el 50% son potenciales bajas que pagan y no van, pero no se puede depender de eso”. En este sentido, concluye: “tenemos que aprender más del modelo retail, que se ganan el respeto de los clientes día tras día”.

Planes de expansión

Igual que vaticina el fin del pago por cuotas de los gimnasios en un máximo de cuatro años, Rod Hill también asegura que en ese mismo tiempo esperan “alcanzar los 1.000 clubes en el mundo y salir a la bolsa de Londres”. El empresario habla de contactos en Francia, Italia o Alemania para la masterfranquicia, así como en Suiza.

Igualmente, hasta 100 de esos 1.000 clubs espera que abran en España, empezando por Madrid y Barcelona pero yendo a poblaciones con menos habitantes y rentas per cápita. “Si ha funcionado en Sheffield, puede hacerlo en otros sitios como Málaga o Vigo”, afirma Hill, quien explica que están negociando con potenciales franquiciados en todo el país.

El ex director general de Anytime Fitness en España pone el foco en los números del modelo Trib3 para encontrar inversores y franquiciados. “La inversión inicial total ronda los 250.000 – 300.000 euros, consiguiendo un ebitda parecido al de otras franquicias de conveniencia con la mitad de inversión”, recalca el ejecutivo y ex jugador de rugby.

Finalmente, Rod Hill explica que la clave pasará también “por encontrar a los entrenadores adecuados”. En este sentido, instalarán el centro de formación para franquiciados de toda Europa en Barcelona. “Con el modelo de pay as you go y los mejores entrenadores, la cosa irá bien”, dice con un tono optimista para terminar.


No hay comentarios

Añade el tuyo