ESENCI@L

Salter elude la crisis del Covid-19 gracias a reforzarse con el homefitness

Marta_Peydro-director-general-grupo-salter-2-bis

Marta Peydró, directora general del grupo Salter.

(3-6-2020). Desde Salter reconocen su sorpresa por el incremento registrado en la venta de productos de fitness doméstico, que espera que, tras la pandemia de coronavirus, se mantenga entre un 10% y un 15% por encima de los niveles registrados en el mismo período del año anterior. Ese auge le ha permitido contrarrestar el frenazo en ventas sufrido en la división profesional.

El notable crecimiento de ventas de material homefitness que ha experimentado Salter estos meses de confinamiento les permitirá compensar la disminución que ha sufrido su división profesional. Así lo confirma la directora de la compañía, Marta Peydró, a CMDsport.

Este proveedor se ha visto “sorprendido” por un “incremento muy elevado”, al que prefieren no poner cifras, de las ventas domésticas. El auge ha sido de tal calibre que según asegura Marta Peydró “la empresa no sólo no ha sufrido ningún bache durante esta crisis, sino que, incluso, ha salido favorecida” gracias a su división de productos para el hogar. En mayo, los complementos han sido lo más solicitado, juntamente con las máquinas cardio, sobre todo las elípticas, bicicletas de ciclo indoor o cintas de correr.

La directora de la compañía reconoce que han sido “dos meses excepcionales” con unas cifras de ventas que no se mantendrán en el tiempo, pero que pueden dejar un sedimento de cara al futuro. Su previsión es que las ventas homefitness crezcan “entre un 10 y un 15%” a partir de ahora respecto al año pasado gracias al “cambio de tendencia” que han percibido en el consumidor.

BOOM DEL HOMEFITNESS

En Salter lo tienen claro: cada vez habrá más gente que, por miedo o previsión ante posibles nuevos brotes, “se equipará en casa, por si acaso, y será más reacia a ir al gimnasio”. Según Peydro, este confinamiento ha servido a mucha gente para descubrir una práctica, el deporte en casa, que hasta ahora considera que “ha tenido muy mala fama”. “La gente lo veía algo aburrido y prefería hacer deporte fuera, pero ahora han visto que, con una mínima inversión, le pueden sacar mucho rendimiento y tener mucha salud en casa. Además, la tecnología ha transformado esta actividad en algo muy divertido, porque tienes entretenimiento con pantallas para ver la televisión o mirar Internet”.

La empresaria afirma que los nuevos usuarios del homefitness se han encontrado con una práctica que les permite ahorrar tiempo en desplazamientos, evitar luchar contra las inclemencias meteorológicas o, también, poder ejercitarse en un sitio cuya higiene tendrán asegurada. “A algunos les faltaba convencerse de que no es un trasto, de que tener este material en casa, si se utiliza es tener salud en casa”. En opinión de la directiva, esos nuevos practicantes pueden consolidarse, formando una tendencia de la que puede aprovecharse el negocio del fitness.

La responsable de esta empresa de origen catalán y con más de medio siglo de singladura reconoce que se están encontrando con cada vez con más clientes que empiezan a apostar por el homefitness con material de la compañía. “Muchos nos dicen que no habían hecho deporte antes y nos preguntan con qué iniciarse”, reconoce, a la vez que asume que esto es “algo muy positivo para el sector y también para los gimnasios”, en la medida que supone incorporar a nuevos usuarios al mundo del fitness.

Según Peydro, aunque a corto plazo el confinamiento pueda provocar que la gente sustituya o complemente las cuotas de los gimnasios por el material de homefitness, a medio o corto plazo, este “cambio de conducta” terminará favoreciendo a todo el sector.

LAS VENTAS PROFESIONALES, A OTRO RITMO

En la otra cara de la moneda se encuentran las ventas a hoteles y a centros deportivos que han visto detenida por completo su actividad. Con el inicio del confinamiento, en Salter están terminando de entregar y equipar todo lo que tenían previsto antes de la pandemia, si  bien prevén “un descenso de la venta profesional” en los próximos meses debido al COVID-19. “Es un cliente que se ha visto muy afectado por la crisis sanitaria, así que no creo que se muestre muy proclive a invertir mucho o a renovar”, ha rewconocido la directiva.

Para Peydro, esta situación puede debe servir para que, especialmente los gimnasios, se preparen con alternativas de cara a futuros brotes o nuevas pandemias que obliguen a futuros confinamientos. “Esto les ha abierto los ojos. El dejar de facturar y no poder ofrecer servicios alternativos les hará replantearse cosas”, vaticina. En ese sentido, sostiene que con las nuevas tecnologías digitales es factible que los centros aprovechen el boom del homefitness para retener a los usuarios, aunque éstos se ejerciten en sus domicilios.

La interconectividad entre distintos aparatos de fitness podría llegar a los domicilios en un futuro. En Salter hace tiempo que están trabajando en desarrollar una tecnología de trabajo grupal que, a través de un software, permite que distintos aparatos estén conectados. Por ahora, eso sí, esa tecnología está pensada únicamente para uso profesional.


No hay comentarios

Añade el tuyo