ESENCI@L

Relevante incidencia de la división de homefitness

Salter prevé aumentar sus ventas un 30% este 2020

salter-masllorenç-montferri-bis

Desde Salter pronostican que "muchos de los nuevos usuarios de homefitness que antes no entrenaban y ahora lo hacen en casa serán nuevos abonados de los gimnasios en el futuro".

(10-7-200). El auge en las ventas de su división de homefitness permitirá a Salter cerrar este 2020 con un aumento en su facturación cercano al 30%. Superado el primer semestre, desde la compañía aseguran que su cifra de negocios acumulada hasta el mes de junio ha registrado “un incremento notable”.

Marta Peydro,  directora general de Salter, afirma que gracias a la subida de las ventas a clientes particulares vivida desde el confinamiento, terminarán este 2020 con un impulso añadido respecto al crecimiento que llevaban viviendo tras la última crisis del año 2008. “Desde entonces, nos hemos ido recuperando como el resto del sector, pero el situación derivado del Covid19 ha hecho que las ventas de homefitness se hayan disparado hasta niveles fuera de lo habitual”, destaca Peydro.

Aunque la ejecutiva reconoce que ya se está empezando a “estabilizar” dicho crecimiento, las ventas en esta división podrían mantener “un tirón importante” también en los próximos meses. “La previsión es que  continúe, lo contrastamos con intermediarios como tiendas deportivas y otros vendedores por internet, que están recibiendo más peticiones de homefitness de cara a la segunda parte del año”, constata. Incluso en meses veraniegos, donde este tipo de ventas solía caer, el interés por entrenar en casa se mantiene.

GIMNASIOS PARTICULARES MÁS COMPLETOS

En Salter han detectado una tendencia entre muchos clientes particulares, que en el inicio de la pandemia decidieron comprar algún tipo de equipamientos de fitness y, ahora, siguen completando su particular gimnasio en casa con más material. “Estamos equipando muchos gimnasios particulares, de gente que tiene espacio y que ha visto los beneficios de entrenar en casa. Algunos compraron en marzo una bici, y ahora quieren también complementos de peso libre”, expone.

Este cambio en el mercado ha provocado que Salter empiece a trabajar algunas novedades enfocadas al homefitness. Una de ellas es el impulso a la interconectividad de algunos de sus equipamientos con aplicaciones que ya existen, algo que hasta hace poco era exclusivo de los gimnasios, y que ahora también piden muchos clientes particulares, deseosos de poder controlar sus entrenamientos desde sus domicilios. “El cliente final quiere disfrutar de su entrenamiento”, confirma Peyro.

La directora de Salter, eso sí, cree que esta tendencia “nunca sustituirá a la instalación deportiva”. Según argumenta, “los gimnasios, además de tener más espacio, te aportan cosas que no tienes en casa, una mayor diversidad de material, entrenadores o monitoraje. Estoy segura que muchos de los nuevos usuarios que antes no entrenaban y ahora lo hacen en casa serán nuevos abonados de los centros de fitness en el futuro”, pronostica.

Eso sí, para que la actividad en casa sea un complemento y no un sustituto, Peyro recomienda a los gimnasios “ponerse las pilas” y que trabajen a fondo para que no se aumente la “separación” entre los centros y los abonados. “La clave es ofrecer algo para que la gente vea que tener gimnasios en casa no es un impedimento para ir a un centro de fitness”, sentencia.

LAS VENTAS PROFESIONALES, ESTANCADAS

Preguntada por las ventas al segmento profesional, Peydró reconoce que la situación que viven los gimnasios es “complicada”, aunque cree que “todo es cuestión de tiempo y de que los clientes finales recuperen la confianza”. Este escenario ha propiciado que se aplazasen algunas operaciones de ampliación o renovación de materiales hasta más adelante.

En Salter, sin embargo, siguen equipando algunos gimnasios con los que tenían previstas acciones antes de la pandemia. “Ha habido algún nuevo encargo, pero poca cosa, está todo muy parado”, resume.

Entre los gimnasios públicos la directiva ha concluido apuntando que “no ha habido mucha diferencia”.


No hay comentarios

Añade el tuyo