ESENCI@L

Advierte del alargamiento en los plazos de entrega de equipamiento

Salter vaticina un boom del homefitness sin fecha de caducidad

salter-ciclo-indoor

El ciclo indoor está siendo una de las categorías estrella en venta de home fitness para Salter. El modelo en concreto de la imagen, el Stone PT-1590, ha sido la bicicleta de Salter más vendida durante 2020.

(1-3-2021). Tras un 2020 en el que el homefitness impulsó el 80% de su facturación, Salter pronostica un 2021 en el que la demanda de fitness doméstico se mantenga en números superiores a la pre-pandemia, detectando un cambio de tendencia en el consumo que repercutirá en positivo en todo el sector deportivo en el futuro.

Salter vaticina un antes y un después para el home fitness a raíz de la pandemia. Así lo cree la directora general del grupo, Marta Peydró, quien se muestra convencida de que el boom del fitness doméstico no es coyuntural, sino que se mantendrá en el tiempo promovido por un cambio en el consumidor.

La compañía española de equipamiento fitness vivió un 2020 anómalo en el que percibió un incremento en su facturación del 44% hasta alcanzar la cifra récord para la empresa de 14 millones de euros. Un comportamiento en sus ventas que estuvo marcado por el auge de la demanda de home fitness, división que supuso el 80% de las ventas de Salter del pasado año.

Tendencia que Peydró confirma que se mantiene en este arranque de 2021, en el que nuevamente las ventas del homefitness constituyen el grueso de las operaciones de Salter. “Calculamos que este incremento de la demanda por parte del consumidor final se mantendrá durante todo este primer semestre. De cara a la segunda mitad del año, nuestras previsiones es que decrezca el consumo en comparación con 2020, aunque se mantendrá a niveles superiores a los registrados en 2019 y en años anteriores”, señala.

Un nuevo perfil de usuario

Para la directora general de Salter, la pandemia ha alimentado un boom en el home fitness, dando lugar a un nuevo usuario de equipamiento de fitness doméstico que “se mantendrá en el tiempo”. Previsión que se basa en los comportamientos detectados en la demanda en los meses siguientes al confinamiento en los que “a pesar de tener opciones para ejercitarse al aire libre y en instalaciones deportivas, el consumo de home fitness se ha mantenido”.

En opinión de Marta Peydró la pandemia ha generado “un cambio en el cliente”. “El home fitness se ha afianzado como un complemento a la actividad física pautada. Han surgido muchos avances tecnológicos y apps que han hecho ver que es factible y divertido ejercitarse en casa, y es una práctica que ya se ha incorporado en sus rutinas”.

Asimismo, señala, “la pandemia ha generado un nuevo perfil de consumidor que no practicaba deporte con anterioridad y que por aburrimiento y por necesidad se ha animado a hacer deporte en casa”. Un público que “es fácil mantener motivado porque comprueba rápidamente los efectos positivos del deporte y que serán futuros usuarios de gimnasios y de artículos, servicios y eventos deportivos que antes el mercado ansiaba pero no contemplaba”.

Ciclo indoor, el rey también del home fitness

Para Salter este tipo de cliente está constituyendo una de las bases de aumento de clientes de la división de home fitness que ha registrado la compañía. Y dentro de todas las divisiones, si en los gimnasios el ciclo indoor se constituía como el rey de las actividades dirigidas, en el fitness doméstico también sería la categoría que más ventas estaría generando, junto a las elípticas. En el caso de Salter, estos dos productos suponen actualmente el 80% de las ventas de cardio home.

El home fitness sigue siendo la principal fuente de ingresos de Salter en la actualidad, que ha asumido que “el ejercicio 2021 está perdido” en lo que se refiere al segmento profesional de gimnasios privados y hoteles.

Por su parte, la inversión de la administración pública (principal mercado de Salter en la división profesional), se “mantiene estable”.

El “reto” de 2021

Por el momento, Salter tiene asegurado el stock para su división profesional, que se fabrica íntegramente en su centro de producción ubicado en Tarragona, Catalunya. En el caso del home fitness, la marca depende de la fabricación asiática, que Marta Peydró admite que está sufriendo “dilaciones”, debido al incremento de demanda por parte de los mercados europeos y americano.

“Poco a poco vamos consiguiendo generar stock pero prácticamente todo lo que se fabrica sale al momento”, apunta, lamentando que los plazos de entrega se han incrementado pasando de 3 meses hasta los 8 meses e incluso el año.

Un hecho que dificulta la planificación de entrega de pedidos que, según Peydró, será “el gran reto de este 2021”. “Debemos reeducar a los intermediarios porque ahora es necesario hacer las previsiones y los pedidos con mucha antelación”.

A ello se suman además el aumento de costes de transporte, que según la marca se habrían incrementado en un 15-20%, y los aranceles procedentes de Estados Unidos, que está reportando en un aumento de los precios finales de los productos, puesto que asumirlos no es una opción. “Tenemos que salvaguardar los márgenes de la distribución”, afirma Peydró.

Salter mantiene sus acuerdos con la gran distribución y los clientes con los que ya trabajaba, si bien ha incrementado su presencia en el canal online, reforzando su acuerdo con Amazon e iniciando una relación comercial con AliExpress.

A lo largo de este año está previsto además que la marca ponga en marcha definitivamente su propia app. Una innovación cuyo debut estaba previsto para el pasado 2020 pero que Salter admite que “pospusimos para atender la prioridad del momento que era ofrecer entretenimiento en casa durante el confinamiento”. Para ello, la marca cerró un acuerdo con la aplicación Bestcycling, mediante el cual ofrece a los clientes finales una suscripción gratuita de tres meses para entrenar en casa.

La app de Salter, que destacará por permitir exportar los datos de cardio y de ejercicios de musculación para su control y registro en una sola app, se encuentra “en fase avanzada de desarrollo”, previendo su lanzamiento para estos próximos meses.

Salter considera el año 2020 un ejercicio “excepcional”, no previendo un comportamiento en sus ventas equiparable al del pasado año. Sin embargo, la marca se muestra optimista de mantener la tendencia alcista con una previsión de crecimiento de entorno al 15% o el 20% respecto a 2019.


No hay comentarios

Añade el tuyo