ESENCI@L

Con una división de centros propios

Sano busca socio inversor para expandir sus gimnasios Sano Fit

En ciudades desde 10.000 habitantes

felipe-pascual-sano-center

¿FIN DEL AUTOSERVICIO? Para el Ceo de Sano Center, Felipe Pascual, si hay un modelo de negocio fitness al que la pandemia ha dejado 'tocado' es "la propuesta basada en la aglomeración, el autoservicio y la despersonalización", augurando a las compañías que operan en este segmento un futuro incierto "si no repiensan su propuesta de valor".

(14-9-2021). Sano apuesta por los municipios medianos y traza un plan para ubicar un centro en cada una de las poblaciones españolas que cuenten al menos con 10.000 habitantes, para lo que busca un ‘compañero de viaje’ que respalde economicamente la expansión. Por ahora, la cadena ultima aperturas que deben permitirle alcanzar los 60 centros a finales de este año.

El escenario pandémico ha desprovisto muchas poblaciones pequeñas y medianas de gimnasios que se han visto obligados a cerrar por causas económicas. Un hueco que la cadena de centros boutique Sano se ha propuesto ocupar con un modelo de negocio evolucionado y adaptado a las “nuevas demandas del cliente post-covid”.

Se trata de una evolución del modelo de centro boutique de la cadena, denominado Sano Fit y que la compañía comenzó a testar en el mercado con la irrupción de la pandemia, dirigido a centros deportivos en funcionamiento que buscaran adherirse a una franquicia.

Según explica su ceo, Felipe Pascual, “es una evolución 4.0 del modelo de negocio original, en el que se suma a la oferta Sano, una zona de fitness muy experiencial que completa el servicio”. Hasta el momento, la marca ha testado este modelo de negocio en cuatro instalaciones, entre las que se encuentran tres de las aperturas realizadas este año por la cadena en Zafra (Badajoz), Torre del Mar (Málaga) y Cazorla (Jaén).

Con Sano Fit, “incorporamos a la oferta Sano elementos que enriquecen el servicio y que encajan más con las demandas actuales del cliente post-Covid”, comenta Pascual, asegurando que el espacio fitness “no incluye maquinaria de fuerza guiada ni recuerda a la oferta que se encuentra en un gimnasio convencional, sino que apostamos por un entrenamiento más flexible y que nos permite atraer nuevos perfiles a la instalación, sin incomodar a los que ya son usuarios habituales”.

Un Sano en cada localidad mediana de España

El objetivo de Sano pasa por impulsar la marca Sano Fit como una división de negocio paralela en la que, a diferencia del negocio central, la compañía sí que apostaría por abrir centros propios. Pero para ello, la compañía considera necesario contar con un compañero de viaje, un socio inversor, que aporte seguridad al proyecto.

De hecho, Sano ya tanteó el terreno con una asociación con la cadena Deporocio que tras unos meses no cuajó. Pascual asegura no haber dejado desde entonces de estudiar y escuchar ofertas, pero “siempre desde la cautela”, puesto que “queremos evitar perder el control del proyecto”.

El directivo es consciente que captar un inversor “nos permitiría dar un salto importante en la expansión”, si bien, “es importante que encaje con nuestra visión”.

La intención de Sano con el modelo evolucionado 4.0 es copar el mercado de los municipios medianos, donde considera que existe mucho campo por recorrer. “Existe riesgo de sobre oferta en las capitales y grandes ciudades, y especialmente, con el modelo de gran instalación, pero para los boutiques aún existe mucho espacio disponible”, señala Pascual, cuyo deseo es implantar un Sano Center “en cada población española de más de 10.000 habitantes”.

Superar los 60 clubes

Por lo pronto, y a la espera de ese socio que dé impulso a la compañía, la cadena ha preparado para este septiembre 5 aperturas, que se ubican en Madrid, Aguadulce, Antequera y dos en Almeria.

Este verano, la cadena ha firmado acuerdos con tres nuevos masterfranquiciados para las zonas de Baleares, Castilla-León y Zona Norte (País Vasco, Cantabria, Aragón, Navarra y La Rioja), que eleva a 7 su red de mastefranquiciados zonales. Está previsto que cada masterfranquicia desarrolle un mínimo de un proyecto en lo que queda de año con lo cual, la enseña espera culminar este año rebasando los 60 centros en España y con al menos 8 proyectos con fecha de apertura para enero de 2022.

Entre las zonas en las que está trabajando Sano para abrir próximamente centros se encuentra Mahón en Baleares, Valladolid, Salamanca, Murcia, así como otro en Madrid, que se ubicaría en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu.

Nuevo ecosistema online

Asimismo, a finales de este mes está previsto que la compañía estrene su nueva web y un nuevo ecosistema digital, desde donde difundirá contenido de entrenamientos, hábitos saludables y nutrición de forma gratuita y en abierto a todo el público, como ya avanzó CMDsport. El objetivo de la plataforma “es contribuir a mejorar los hábitos de salud de la población, así como atraer a nuevos clientes a Sano”, admite Pascual.

Con las aperturas a realizar, Sano espera cerrar el año rebasando los 10.000 socios, encontrándose sus centros actualmente a un 95% de la capacidad comparable que tenían los clubes en marzo de 2020. Con todo, es consciente que “la incertidumbre que genera que los vacunados se contagien y el hecho de que no se relajen medidas como las mascarillas en los gimnasios, frena a muchos clientes a volver a los gimnasios”.

Aún sin el 100% de los clientes, Sano apuesta por aumentar su ticket medio, a través de nuevos servicios como los derivados de su plataforma online, así como nuevas propuestas vinculadas a la salud y a la nutrición.


No hay comentarios

Añade el tuyo