ESENCI@L

Facturó 3,6 millones de euros, un 25% menos que en 2019

Sano Center amortigua su regresión de 2020 gracias a sus catorce nuevos centros

La cadena prevé abrir 9 nuevos gimnasios en el primer semestre de este año

Sano-Center-ceo-felipe-pascual-bis

El CEO de la cadena de gimnasios Sano Center, Felipe Pascual, espera igualar este 2021 la cifra de negocios registrada en 2019.

(14-1-2021). Sano Center concluyó 2020 con una facturación cercana a los 3,6 millones de euros. Esta cifra supuso un retroceso del 25% respecto a los 4,8 millones de euros facturados en 2019. El impacto no fue mayor gracias a las 14 aperturas que la enseña realizó a lo largo del año.

Sano Center ha sobrevivido a un tortuoso 2020 con una caída de su facturación del 25%. La pandemia frenó los planes de la cadena de centros boutique, que aspiraba a principios del pasado año en lograr un crecimiento cercano al 20% de la cifra de negocio obtenida en 2019. Eso habría aumentado su facturación hasta los 5,7 millones de euros. Pese al golpe, la enseña confirma que cerró el ejercicio con un ligero beneficio que, eso sí, terminó siendo inferior al proyectado en septiembre.

“Ha sido un varapalo importante pero, al menos, lo estamos contando, que no es poco”, reconoce el CEO de Sano Center, Felipe Pascual. La compañía vivió una interesante remontada entre junio y agosto, pero ésta se vio frenada con las restricciones que llegaron con el inicio de la segunda ola en el último trimestre del año.

Si la pandemia lo permite, esperan igualar en septiembre de 2021 la cifra de ingresos que giraron en 2019 (4,8 millones de euros). Si este pronóstico se cumple, los últimos tres meses del año podrán superar en aproximadamente un 5% la cantidad facturada en 2019. “Es la proyección realista que hemos hecho con los franquiciados, y que nos daría cierta consolidación y estabilidad”, comenta Pascual.

UN 18% MENOS DE ABONADOS

La enseña de centros boutique registraba, el pasado mes de marzo, 8.976 socios. Diez meses más tarde tiene 7.340, lo que supone un descenso del 18%. La caída se eleva al 24% si se compara con el número de abonados que tenía Sano Center al inicio del 2020.

Las aperturas realizadas en 2020 han ayudado a amortiguar el golpe. Pese a que esta disminución se encuentra por debajo de la media del sector, esto no supone un consuelo para los dirigentes de la cadena, que huye de las masificaciones.

La previsión de la compañía es empezar este 2021 con una progresiva recuperación. “Pensamos que iremos a un ritmo lento, pero en ascenso. Entendemos que, si las cosas van bien, en abril lograremos estar a un 85% o 90% de las cifras que teníamos en marzo de 2020”, confía Felipe Pascual.

Sano Center enfocará la campaña de abonados de este enero centrándose en generar confianza entre los clientes que les han acompañado desde finales de 2021 y también entre los que se dieron de baja durante esos mismos meses, en los que la segunda ola de la pandemia trajo nuevas restricciones para el sector.

9 APERTURAS EN EL PRIMER SEMESTRE

Sano Center inauguró 14 centros en 2020, pasando de los 40 establecimientos que tenían al empezar el año a los 54 que tienen a día de hoy. Sólo les superaron Altafit y Brooklyn Fitboxing, con 18 aperturas cada uno.

El crecimiento de Sano Center habría sido mayor de no haber sido por el Covid-19, que les obligó a aplazar seis aperturas que esperan poder hacer efectivas a lo largo del primer trimestre del 2021.

La cadena confía en abrir, durante el primer semestre de este año, un total de nueve centros. Seis de ellos -los aplazados por la pandemia- se encuentran en pleno montaje: Benimaclet, Amistat y Godella (Valencia), Albacete, Aguadulce y Antequera.  Estos seis, ya en obras, se espera poder abrirlos en el primer trimestre.

De cara al segundo, la enseña confía en poder ampliar su red de centros con otros tres locales más en Galicia, Andalucía (probablemente en Cádiz) y otro en Valencia.

De cara al segundo semestre del 2021, el ritmo de aperturas irá sujeto a la evolución de la pandemia. La cadena plantea que se integren a su red aquellos centros boutique que estén pasando dificultades.

Desde Sano Center confían en que el fitness esté recibiendo una mayor cantidad de clientes que antes no realizaban actividad física. “Queremos aprovechar nuestra propuesta, de confianza, seguridad, personalización y cercanía para diferenciarnos del resto y que estos nuevos clientes nos elijan. Creo que habrá un cambio de consumo, y muchos abonados preferirán escenarios más personalizables y controlados”, concluye el CEO de la compañía.


No hay comentarios

Añade el tuyo