ESENCI@L

La cadena prevé abrir las primeras unidades antes del verano

Sano Center despliega su nueva vertical de gimnasios en hoteles

Sano fit

La nueva línea de centros en hoteles viene a complementar la segunda marca lanzada por la cadena en plena pandemia Sano Fit, en la que al modelo de centro habitual se le añade una zona fitness "experiencial". Este abril abrirá el tercer centro bajo la enseña Sano Fit, al que se prevé que se sumen más en los próximos meses.

(31-3-2022). Sano Center arranca su apuesta por el segmento hotelero donde ha previsto instaurar tres gimnasios dentro de hoteles antes de verano. La cadena ha evolucionado su modelo de negocio, apostando por una mayor personalización, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades actuales del cliente fitness y aumentar su cifra de abonados.

Amaya Navarro se incorporó a Sano Center hace 20 meses como responsable del departamento de soporte a las franquicias. Actualmente ejerce de directora de operaciones, después de que la compañía haya emprendido una reestructuración con la que se busca dotar de un mayor soporte a la red de franquicias.

Sano Center ha arrancado uno de los proyectos que ha previsto desarrollar en este 2022 y que supone la incursión de la cadena de gimnasios boutique en el sector hospitality. Tal y como avanzó CMDsport, la enseña especializada en entrenamientos personales y en grupos reducidos ha lanzado una nueva vertical de gimnasios emplazados dentro de hoteles, de los cuales, ya cuenta con los primeros acuerdos.

En concreto, se trata de los proyectos que debe emplazar en los hoteles Melià Valencia, Ramada by Wyndham Madrid Getafe y el hotel Bahía en Palma de Mallorca, según explica la nueva directora de operaciones de Sano, Amaya Navarro.

Los tres proyectos se encuentran actualmente en fase de obras y remodelación de los espacios, con fecha prevista de apertura para este segundo trimestre del año, es decir, antes de que se inicie la campaña veraniega.

La propuesta de Sano Center para el sector hotelero propone redefinir espacios dentro de hoteles utilizados antes para la celebración de congresos o eventos que, con la pandemia, han quedado con un uso residual, y convertirlos en corners y salas boutique fitness con la oferta de servicios de Sano Center. Así como “revitalizar y expandir” las posibilidades de los gimnasios ya existentes en estas instalaciones.

En una primera fase, el interés de Sano Center se centra en hoteles urbanos en los que cosechar una clientela mixta formada por huéspedes del hotel y residentes del entorno.

Los tres proyectos en construcción supondrán la prueba piloto que permita a la cadena expandir esta nueva vía de negocio, que se convierte en la tercera que explota actualmente la cadena.

Anunci-OSSFITNESS

Impulso a Sano Fit

La segunda línea de negocio, y que vino a completar en plena pandemia a la original de Sano Center, se denomina Sano Fit. Un concepto diferente de centro boutique en el que la propuesta habitual de entrenamiento personalizado de la cadena se complementa con una sala de fitness.

Según explicó la cadena en su puesta en marcha, Sano Fit nació ante la demanda de gimnasios de barrio y convencionales de renovarse y adherirse a una franquicia, debido a las dificultades económicas derivadas de la pandemia. Así como la intención de completar la oferta Sano con una zona fitness “muy experiencial”.

Por el momento, la cadena opera dos Sano Fit en Cazorla y Torre del Mar (Málaga), a los que se unirá este abril un nuevo centro en Olula del Río, Almería. Un centro que contará con una superficie superior a la habitual en los centros de la cadena, unos 400 m2, en los que se incluirá una sala de fitness.

El concepto Sano Fit contempla centros del doble de tamaño de los Sano Center, a partir de 400 m2, equipados con el material funcional habitual, más equipamiento fitness que será proveído por las marcas Rowes Fitness, Oss Fitness y Bodytone, con las que la enseña mantiene un acuerdo.

Aunque los primeros centros de esta línea se han desarrollado como franquicias, la intención de la cadena es invertir directamente en este modelo con centros propios, apuesta aún en desarrollo, como confirma Amaya Navarro.

Superar la decena de aperturas

Paralelamente al Sano Fit de Olula del Río, Sano ha previsto inaugurar a principios de este abril un nuevo Sano Center en Boadilla del Norte, el cual contará con “la nueva imagen de marca, con la que queremos unificar todas las franquicias”.

Con estos dos proyectos, Sano Center sumará 54 clubes, después de que en el pasado 2021 inaugurara 10 proyectos y cerrara 9. Unos cierres que la cadena ha asegurado que son temporales y en los que se está trabajando de forma prioritaria para “reenfocarlos, reorientarlos y abrirlos de nuevo al público lo antes posible”, apunta Navarro.

Además de estas reaperturas, Sano cuenta con otros tres proyectos en Madrid, el primero en las Islas Baleares (Mahón), además de estar en fase de entrada en El Ejido, Almería, Arcos de la Frontera y Granada. En total, una decena de centros a los que se sumarán los nuevos estudios dentro de hoteles.

Más personalización

La cadena cerró el pasado 2021 registrando un récord de facturación de 6 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 71% respecto a 2020 y del 36% en comparación con 2019.

La enseña confía en poder mantener la progresión alcista en este 2022, en el que asegura estar mejorando la captación de socios, gracias a su renovada propuesta de servicio. En este sentido, Amaya Navarro explica que “nos hemos adaptado a la flexibilidad que demanda el cliente, pasando del antiguo modelo en el que solo se trabajaba con agendas fijas a dar total libertad al cliente para que reserve su sesión hasta 30 minutos antes de su inicio, manteniendo el nivel de personalización del entrenamiento”, apunta.

Modelo que ya explota en algunos de los centros con balance positivo. “Sano Vega de Granada se emplaza en una zona con una densidad de población de 15.000 habitantes y en enero registramos 62 altas nuevas”, señala a modo de ejemplo añadiendo que “el cliente actual, además de seguridad e higiene, busca una mayor personalización en el servicio, que antes no se apreciaba tanto”.

La cadena cerró el pasado año con un balance de 9.000 clientes activos.


No hay comentarios

Añade el tuyo