ESENCI@L

Las partes se volverán a reunir dentro de unas semanas

La negociación del V convenio colectivo de los gimnasios empieza a desencallarse

Patronales y sindicatos reanudaron ayer las conversaciones

convenio gimnasios

(12-11-2021) La negociación del V convenio colectivo de los gimnasios vuelve a estar en la agenda de patronales y sindicatos. Tras varios meses de estancamiento por una pandemia que ha dejado muy tocado al sector deportivo, las partes volvieron a sentarse para escuchar las distintas peticiones.

“Ha sido una primera toma de contacto tras año y medio sin sentarnos a negociar nada. Todo el mundo ha expuesto su posición, parece que sí que tendremos algo que negociar”. Así resume la responsable de Igualdad y Deporte en el sector de Medios de Comunicación, Artes, Cultura, Ocio y Deporte de FSC-CCOO, Nuria de Frutos, la reunión que se celebró ayer para volver a tratar la situación del V convenio colectivo de los gimnasios

No hubo avances significativos, pero el encuentro sirvió, al menos, para volver a poner esta cuestión sobre la mesa. Fue el primero de una serie de encuentros que se espera que terminen llegando a buen puerto. Las distintas partes expusieron aquellas cuestiones que les preocupan del nuevo convenio (sería el V). La parte sindical propuso actualizar las tablas salariales, que se publicaron por última vez en 2018. Fue a finales de 2019 cuando los sindicatos denunciaron el IV convenio, que lleva casi dos años paralizado. 

Además de los sindicatos, a esa mesa de negociación se citó a la Federación de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid), a la Asociación Española de Campos de Golf (AECG) y a la Asociación Española de Empresarios de Servicios Deportivos a las Administraciones Públicas (AEESDAP).

EL SALARIO, PRINCIPAL CUESTIÓN

Su punto de partida son los 14.000 euros anuales repartidos en 14 pagas de 1.000 euros, una cifra por encima del SMI, que el Gobierno aumentó el pasado mes de septiembre hasta los 965 euros mensuales. El aspecto salarial es la principal prioridad de los sindicatos.

La cifra que plantean es la que se desprende del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que firmaron, en 2018, los líderes de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme. Los sindicatos también reclamaron poder revisar cuestiones de salud laboral, así como una reducción de la jornada laboral. 

Ayer no hubo aún posicionamiento por parte de Fneid, que estudiará la propuesta en firme que los sindicatos presentarán en los próximos días. La voluntad de la patronal es la de “alcanzar un acuerdo”, por ello se comprometen a “valorar y a estudiar la propuesta” del sindicato.  

Desde Fneid entienden que el sector ha sufrido y sigue sufriendo los estragos causados por las restricciones y cierres dictados para combatir el avance de la pandemia, situación que aún se alargará en el tiempo y que dificulta que las empresas puedan asumir en este momento las demandas económicas. “Vamos a estudiarlo y a hacer números. El sector todavía está gravemente afectado por los efectos de la pandemia, y a diferencia de otros sectores, muy lejos de la facturación de 2019. Si a esto se suma el encarecimiento de suministros, la situación es muy complicada”, explica el gerente de Fneid, Alberto García. 

La patronal recuerda que cuando negociaron el IV convenio colectivo, en 2017, el SMI era de 707 euros. Tras la reforma del pasado septiembre del Gobierno español, éste subió a 965 euros, es decir, una diferencia de 258 euros en cuatro años (un 36% más).

Las partes volverán a reunirse dentro de unas semanas. La intención de los representantes de los trabajadores es poder desencallar esta situación en las próximas semanas y conseguir disponer de las nuevas condiciones salariales a partir de enero de 2022. 


No hay comentarios

Añade el tuyo