ESENCI@L

Según un estudio a nivel mundial de McKinsey & Company

La mayoría de clientes, insatisfechos con las propuestas de wellness actuales

Excepto en países como China y Brasil

El sector del wellness se especializa en seis categorías

Cada país recogido en el informe, muestra la preferencia de los consumidores por una categoría del wellness.

(7-5-2021). El sector del wellness tiene futuro según un estudio realizado por la empresa McKinsey & Company. Tras una encuesta a 7.500 consumidores de varios países, estima que el mercado del wellness facturará 1,5 billones de dólares al aumentar el interés y el poder adquisitivo de los usuarios.

La última investigación de McKinsey & Company muestra que los consumidores se preocupan profundamente por el wellness y que su interés está creciendo. En una encuesta realizada a aproximadamente 7.500 consumidores en seis países, el 79% de los encuestados dijo que cree que el bienestar es importante y el 42% lo considera una prioridad máxima. De hecho, los consumidores de todos los mercados investigados informaron de un aumento sustancial en la priorización del bienestar.

El estudio estima que el mercado mundial del Wellness escalará hasta más de 1,5 billones de dólares (1,2 billones de euros), con un crecimiento anual del 5 al 10%. Un aumento tanto en el interés de los consumidores como en el poder adquisitivo de éstos, y que presenta enormes oportunidades para las empresas, particularmente a medida que el gasto en bienestar personal se recupera después de estancarse o incluso disminuir durante la crisis de COVID-19.

Al mismo tiempo, el mercado del Wellness se está volviendo cada vez más concurrido, lo que crea la necesidad de ser estratégico sobre dónde y cómo compiten las empresas.

Cómo definen los consumidores el bienestar

Los participantes en la encuesta respondieron qué objetivos buscan cumplir al realizar actividades de salud y de bienestar mental: “Los principales puntos fueron mejorar la salud, la forma física, la nutrición, la apariencia, el sueño, e  incrementar la capacidad de tener atención plena y concentración”, según señala el estudio de McKinsey.

Al mismo tiempo, las respuestas varían en otras categorías según el país. En ese sentido, el estudio indica que “los consumidores de Japón dan prioridad a la apariencia, mientras que los de Alemania enfatizan el fitness; los encuestados de Brasil y de Estados Unidos están más interesados en la atención plena, mientras que los de China y el Reino Unido destacan a  la nutrición”.

Finalmente, la investigación remarca que los productos ofrecidos actualmente en el mercado del wellness no cumplen sus expectativas, excepto en China y en Brasil. “La mayoría de los clientes de todo el mundo informa que sus niveles de bienestar personal se estancan o incluso disminuyen”, dicen los autores del informe.

Seis categorías

El informe establece seis categorías:

Mejorar la salud. Probablemente la categoría más tradicional asociada con el wellness, se extiende más allá de la medicina y los suplementos y ya incluye dispositivos médicos de consumo, así como rastreadores de salud personal. Los consumidores apuestan cada vez más por tomar su salud en sus propias manos. Hay un aumento en la atención médica online y en las decisiones basadas en datos; aplicaciones para ayudar a los consumidores a reservar sin problemas sus citas médicas u obtener las recetas que necesitan; y dispositivos que los ayudan a monitorear su propia salud y síntomas entre las citas con el médico.

Mejorar la forma física. Ha sido un desafío durante el año pasado en plena pandemia. Muchos consumidores lucharon por mantener los niveles de condición física anteriores al COVID-19 sin poder ir a sus gimnasios con tanta frecuencia ni poder participar en deportes de la misma manera que antes. Por ejemplo, un estudio del Reino Unido descubrió que la mayoría de los consumidores se ejercitaron menos después de que comenzaran los cierres pandémicos y muchos no volvían a sus niveles de ejercicio anteriores incluso cuando esos cierres se reducían o se levantaban. Sin embargo, persisten los objetivos de fitness. Las ofertas que satisfacen las necesidades de los consumidores en sus hogares han experimentado un crecimiento sin precedentes durante el último año.

Una mejor nutrición. Siempre ha sido parte del wellness, pero ahora los consumidores quieren que los alimentos no solo tengan buen sabor, sino que también los ayuden a lograr sus objetivos de bienestar. Más de un tercio de los consumidores de todo el mundo informan que “probablemente” o “definitivamente” planean aumentar el gasto en aplicaciones de nutrición, programas de dieta, alimentos sanos y servicios de alimentos por suscripción durante el próximo año.

Una mejor apariencia. Implica principalmente ropa orientada al bienestar (athleisure) y productos de belleza (como el cuidado de la piel y suplementos de colágeno). Recientemente, han surgido varias ofertas orientadas al servicio en esta área para procedimientos estéticos no quirúrgicos, como microagujas, láseres y chorros de oxígeno.

Dormir mejor. Es una categoría relativamente nueva y popular entre los consumidores, y tal vez no sea de extrañar, dadas las tensiones que ha desatado la pandemia. Los medicamentos tradicionales para dormir como la melatonina ahora tienen compañía: rastreadores de sueño habilitados para aplicaciones y otros productos que mejoran el sueño (por ejemplo, cortinas opacas y mantas de gravedad). La mitad de los consumidores de todo el mundo reconocen que deseaban más productos y servicios para satisfacer la necesidad de un sueño de mayor calidad.

Mindfulness. Esta división se ha ganado la aceptación generalizada de los consumidores, aunque hace relativamente poco tiempo. Se ofrece en forma de aplicaciones centradas en la meditación y ofertas orientadas a la relajación. Durante la crisis de COVID-19, los informes de angustia mental han aumentado a nivel mundial; más de la mitad de los consumidores en cada uno de los países encuestados dijeron que quieren priorizar más esta categoría. La mitad de los encuestados desean que haya más productos y servicios de atención disponibles, lo que indica una oportunidad para las empresas.

Más información en el estudio de McKinsey & Company


No hay comentarios

Añade el tuyo