ESENCI@L

Los ‘baby boomers’, 14 millones de futuros jubilados que demandan una vida activa

El sector sanitario aventaja a los gimnasios en la conquista de los mayores de 60 años

Advierten que el fitness se ha quedado “en el corto plazo” y es “económicamente insostenible”

65 años ejercicio

Se prevé que los 'baby boomers' rompan estereotipos en cuanto al perfil del jubilado, apostando por un estilo de vida activo en el que la preocupación por su salud le llevará a invertir en ella a través de servicios de ejercicio físico, nutrición y descanso activo.

(19-10-2022). A partir de 2023, 14 millones de españoles comenzarán a afrontar un proceso de jubilación que se prevé más activo que en generaciones pasadas. Un nicho de mercado para el que el sector sanitario se estaría preparando mejor que el fitness, que se mantendría anclado en el corto plazo, atrayendo a “jóvenes con poco poder adquisitivo”.

El segmento de los adultos mayores ha pasado de ser una clientela fiel, cómoda y estable para muchos centros deportivos y gimnasios, a ser una de las ausencias más destacadas que habría dejado el paso de la pandemia por el sector del fitness. Y, sin embargo, conforma una proporción cada vez mayor de la población total española.

De acuerdo a varios modelos de previsiones demográficas, se calcula que, en 2030, de aquí a solo 7 años, más de 1 de cada 3 españoles tendrá más de 65 años. Y va a más. Para 2050, se prevé que las personas mayores de 65 años supongan el 40% de la población del país.

Pere Solanellas y Andreu Fadó coinciden en que el nicho de los mayores de 65 años va a ser crucial para el futuro del sector del fitness. Pero, de momento, parece ser que quien estaría sabiendo atraerlo hacia sus negocios sería el sector sanitario.

14 millones de jubilados ‘diferentes’

Este incremento de la población mayor vendrá alimentado por la generación de los ‘baby boomers’. Nacidos entre 1957 y 1977, se considera la generación más numerosa de la historia reciente del país, con casi 14 millones de personas que, a partir del próximo 2023 y en la próxima década, comenzarán a encontrarse en edad de jubilarse.

Un jubilado que ha sido llamado a “romper estereotipos”, según explica el experto en psicología de la salud y calidad de vida y colaborador de la Universidad Abierta de Cataluña, Enric Soler, quien describe a este colectivo como los que “no se conforman con ser apartados en las instituciones sociosanitarias y reivindican su derecho a vivir esta etapa de su vida en plenitud, realizando las actividades que le den sentido”.

Además de costumbres como jugar a la petanca u observar obras, a los nuevos jubilados que vendrán se les presupone un carácter más proactivo, en donde las prácticas de estilo de vida saludable tendrán un mayor peso, en tanto que se trata de una generación física y mentalmente más preparada que sus antecesoras.

Crecimiento de doble dígito

“Cuesta entender el poco impulso que están mostrando los centros deportivos para atraer a este perfil de usuario”, se sorprende el empresario y consultor de la industria del fitness Pere Solanellas.

Desde el pasado 2021, Solanellas es además director general de la empresa especializada en servicios para la tercera edad Asisted, posición desde la que está percibiendo “un crecimiento de doble dígito en la demanda de servicios dirigidos a los adultos mayores”.

En su opinión, se trata de un nicho de población con capacidad para generar “un gran impacto en el sector de los centros deportivos a medio plazo”.

Gimnasios para jóvenes

Sin embargo, los últimos esfuerzos realizados por el sector para adecuarse a las nuevas tendencias del mercado estarían en su opinión alejando al público mayor de las instalaciones deportivas: “La oferta actual de clubes altamente digitalizados y con el concepto boutique está claramente pensada y dirigida a los jóvenes y a los Millennials, esa generación a la que el sector ha dedicado tantos esfuerzos”.

Solanellas considera que existe una cada vez mayor “brecha digital” que “ahuyenta a los adultos mayores”, considerando un error “no concebir dentro de los centros deportivos espacios adecuados para este perfil”.

Opinión que comparte Andreu Fadó, Ceo de la empresa Tecno Sport, el cual lamenta que, en su fase de recuperación, el sector del fitness se ha centrado “en atraer jóvenes, con un poder adquisitivo notablemente menor del que presenta un adulto mayor hoy día”, considerando la estrategia “nada rentable económicamente” y que llevaría al sector hacia la “decadencia”.

“El sector se ha centrado en captar por volumen, a costa de margen, cuando tiene ante sí un perfil preocupado por su salud y su bienestar y con poder adquisitivo para invertir en ello”, remarca.

Ambos empresarios coinciden en que los centros deportivos y gimnasios tienen capacidad para atraer a los adultos mayores a sus instalaciones, siempre que “se les ofrezca seguridad, organización y coherencia en la prestación del servicio”, comenta Solanellas. A lo que Fadó añade que “se sientan escuchados y que se preocupan por ellos, en ambientes en los que se encuentren cómodos”.

Competencia al alza

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que se trata de un segmento de población que, tras muchos meses recluida en casa por la pandemia, al salir “se ha abierto ante sí un abanico de nuevas opciones para mantener un estilo de vida activo, ya sea al aire libre o en centros especializados para este nicho”, comenta Fadó.

En este sentido, Pere Solanellas augura un auge de servicios de entrenamiento personal especializados en adultos mayores que ofrecerán sus servicios tanto al aire libre como a domicilio.

Así como, remarca Fadó, un crecimiento de la oferta de “gimnasios para adultos mayores impulsados desde el ámbito sanitario”.

“Existe una corriente en crecimiento entre las clínicas de salud y de fisioterapia de adaptar los espacios tradicionalmente concebidos para la rehabilitación como gimnasios propiamente dichos en los que se ofrece un servicio completo de acondicionamiento físico, fisioterapia, prevención, diagnósticos y tratamientos, por cuotas que ronden los 100 y 200 euros”, describe el Ceo de Tecno Sport.

La empresa de maquinaria fitness ha abierto recientemente su línea de negocio Medical, dirigida especialmente a este nicho de mercado que está generándose.

En opinión de Fadó, “los adultos mayores son un perfil de usuarios que se preocupan por su salud y ven con mejores ojos que les preste servicio alguien con bata blanca o conocimientos. Hay pocos entrenadores en los gimnasios actuales preparados para trabajar, por ejemplo, con osteoporosis. Y tampoco la tecnología necesaria en la que sí que puede invertir el sector sanitario”.

Advierte que el segmento sanitario, y en especial la fisioterapia, “se está haciendo un hueco en el entrenamiento fitness a través del ejercicio terapéutico”. Y vaticina que, si el fitness no responde, “se quedará con una parte muy importante del volumen de adultos mayores potencialmente clientes del fitness que no para de crecer”.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Carla

    Cuidado con confundir competencias de entrenamiento y de ejercicio con la cinesiterapia. No es ético fomentar las injerencias entre profesiones, más aún cuando en 10 Comunidades Autónomas existen leyes que regulan el ejercicio profesional en el deporte y dejan muy claro quiénes ejercen en ejercicio físico dirigido a personas con patologías o poblaciones especiales (como los mayores o las embarazadas), y además existe una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid relacionada con esto. De igual manera, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León también indicó la absurdez de apellidar como “terapéuticas” a actividades físico-deportivas. En el ámbito sanitario, o en el ámbito deportivo, los prestadores lícitos deben ser los mismos, y esto deben entenderlo tanto las empresas de equipamientos deportivos, como los medios de comunicación.


Publicar un nuevo comentario.