ESENCI@L

EuropeActive y Deloitte perciben una aceleración de altas en el segundo trimestre 2021

Sitúan la recuperación completa del fitness europeo para finales del 2022

fitness-europe

MENOS CLIENTES PERO MÁS ACTIVOS. Los operadores fitness europeos coincidirían en seguir registrando cifras de abonados por debajo de 2019, pero con un volumen de accesos superior al de pre-pandemia, lo que confirma que los usuarios que acuden a los gimnasios ahora, lo hacen con mayor asiduidad.

(9-9-2021). El fitness europeo afronta el segundo semestre de 2021 con optimismo, tras detectar a partir de los meses de abril y mayo, coincidiendo con el levantamiento de restricciones en muchos países, una reactivación de la recuperacion. Auguran un crecimiento exponencial para el sector los próximos meses, si bien la situación no se normalizaría hasta finales del próximo año.

EuropeActive y Deloitte han actualizado los datos de la evolución del fitness europeo durante el primer semestre de este 2021, en el que muchos países aún sufrieron fuertes restricciones en forma de cierres, al menos los cuatro primeros meses del año. Condicionante que ha propiciado que la ansiada recuperación del sector no se haya activado realmente hasta entrado el segundo trimestre del año. Eso sí, arrojando desde entonces datos esperanzadores, según ha apuntado el organismo durante la celebración este mediodía del encuentro digital concebido como antesala del European Health & Fitness Forum que tendrá lugar el próximo 3 de noviembre.

El acto, conducido por el actual embajador de EuropeActive, Herman Rutgers, ha mostrado de la mano del portavoz de Deloitte, Stefan Ludwig, la desigual evolución que siguen este año los distintos mercados europeos, condicionados por la particular evolución de la pandemia, las restricciones impuestas y los distintos modelos de negocio que operan en el sector, partiendo de una base común con un 2020 que se cerró de media con un descenso en los ingresos del 33% y del 15% en la cifra de abonados.

Evoluciones como la registrada en el mercado alemán, en donde el fitness, afectado por cierres hasta mayo, no ha conseguido revertir la tendencia negativa iniciada en 2020 en la cifra de abonados, hasta junio, cuando registró una mejora del 4% en los datos respecto a los meses anteriores. Un cambio de signo que es principalmente significante no por el dato en sí, sino por el hecho de que dicha recuperación se haya conseguido en tan solo un mes.

Realidad diferente a la vivida en Francia, donde se percibe una recuperación del 50% en la cifra de altas en junio respecto a cifras de 2019, pero que han descendido hasta un 2% en julio y un -12% en agosto, debido a la introducción del ‘Pass Sanitaire’. Un ejemplo de cómo el Pasaporte Covid ha afectado directamente a la progresión que seguía el fitness en el país vecino.

En el caso de España, no afectado por un cierre general a diferencia de las otras potencias, habría seguido en los últimos meses un esperanzador progreso en lo que se refiere a la cifra absoluta de usuarios de instalaciones deportivas, con un punto de inflexión en abril, donde los niveles se situaron comparables a pre-pandemia, y con un leve descenso en junio y julio, atribuidos al efecto verano.

Evolución de las altas en los gimnasios españoles desde junio de 2020 hasta junio de 2021. Fuente: Deloitte-EuropeActive.

Los grandes operadores se recuperan

En lo que se refiere a los operadores de gimnasios, igualmente su evolución se habría visto afectada en estos primeros meses de este año en consonancia con las restricciones y evolución de la pandemia imperante en cada país en los que operan, siendo un ejemplo Basic Fit, que registró valores inferiores a 2019 hasta junio, cuando revertió la tendencia hasta aumentar la cifra un 4% respecto a febrero de 2021.

David Lloyd habría asegurado haber alcanzado los niveles pre-pandemia este pasado agosto, mientras que la nórdica Sats, menos afectada por cierres de gimnasios en los países escandinavos, habría reportado una mejora del 2% entre marzo y junio de 2021.

Crece la confianza del cliente

Conocedores de poder ofrecer aún pocos datos objetivos que muestren la recuperación del fitness europeo, desde Deloitte, Stefan Lugwig ha asegurado que en los países en los que el escenario ha favorecido la recuperación del sector, ésta se ha producido de forma acelerada, dando cuenta de que “los usuarios se muestran más proclives a retomar ahora sus rutinas fitness de antes de la pandemia”. En este sentido, se percibe una mejora en la confianza de los clientes en cuanto a volver a ejercitarse en los centros deportivos, siendo en el caso español la mejora de 6 puntos, desde el 25% en 2020 hasta el 31% en junio de este año, siendo este mes significativamente positivo en todos los países europeos analizados, en los que ha aumentado la confianza de los clientes por volver a los gimnasios.

En la mayoría de potencias europeas, los usuarios de gimnasios han recobrado la confianza para acudir a los gimnasios a completar sus rutinas de fitness. Fuente: EuropeActive-Deloitte.

Sobre el fitness digital, Ludwig ha asegurado que si bien “su impacto fue notable durante los confinamientos, su uso se estabilizará, quedándose en cifras cercanas a las registradas en 2019”.

Se retoman los movimientos expansivos

Por su parte, otro aspecto positivo que indicaría el buen rumbo del sector sería el hecho de que los inversores no sólo han seguido viendo al fitness como un sector interesante, sino que han intensificado sus inversiones.

En este sentido, desde Deloitte perciben un cambio de tendencia, centrándose la mayoría de inversiones durante los dos primeros trimestres de este 2021 en asegurar las finanzas de los operadores en los que han invertido, mientras que en el tercer trimestre, dichas inyecciones de capital se habrían comenzado a destinar a las estrategias de crecimiento de estas empresas.

Oportunidad de mercado

Con todo, Martin Seibold, Ceo de LifeFit Group, ha remarcado que “seguimos en pandemia”, augurando que las restricciones se mantengan unos meses más para el fitness europeo, no viendo posible volver a niveles comparables a 2019 hasta “finales de 2022”.

Asimismo, ha destacado una “gran oportunidad” de mercado que anima a todos los operadores a abrazar, que no es otra que la segmentación. “El fitness low cost es muy potente, pero no es el mayoritario en el sector. El mercado es muy amplio y segmentar la oferta puede ofrecer una valiosa oportunidad para acelerar la recuperación”, ha apuntado.


No hay comentarios

Añade el tuyo