ESENCI@L

Al objeto de evitar un aumento de las bajas

Smartfit reconoce “más excedencias sin recargo que nunca”

Smartfit Coslada

Smartfit contaba en España con 21.000 abonados antes del confinamiento.

(3-7-2020). La cadena de gimnasios Smartfit ya tiene todos sus centros reabiertos. Su CEO, Ignacio Usera, reconoce que el regreso de abonados está siendo mejor de lo previsto. La enseña ha admitido conceder excedencias sin recargo a quienes se lo solicitan porque, según el directivo, “éstos son tiempos de flexibilidad”.

Smartfit inicio su singladura en España a principios del año 2014. Seis años y medio después, esta enseña de gimnasios low cost contabiliza a día de hoy nueve centros. El pasado 2019 registró una facturación de 5 millones de euros. Sumido todavía en el proceso de reaperturas, su CEO, Ignacio Usera, afirma que el índice  de regreso de abonados que están registrando es “mejor de lo que presagiábamos y, aunque bastante gente no está viniendo, tampoco nos ha comunicado que vaya a darse de baja”.

Smartfit está admitiendo a los abonados que se lo solicitan la excedencia sin recargo. Según argumenta Usera, “son tiempos difíciles, y es mejor buscar fórmulas flexibles que ayuden a ambas partes”.  La opción ha supuesto que en estos momentos, la cadena tenga en esa situación “a más gente de la que nunca tuvimos”, según reconoce Usera.

ALTAS Y BAJAS

Antes del confinamiento, los nueve centros que Smartfit tiene en España atendían a 21.000 abonados. Durante los tres meses en que los gimnasios estuvieron cerrados registraron un índice de bajas acumulado del  8%, frente al 5-6% de bajas que registran habitualmente de media mensual. En ese sentido, el CEO de Smartfit afirma que tuvieron menos bajas que si hubieran estado abiertos “pero, sin embargo, no registramos altas”.

En este periodo de reapertura están registrando altas y, durante la última semana de junio lograron más que en la última semana del mismo mes del año pasado. No obstante, Usera reconoce que “comparando los totales de junio 2020 contra los de junio 2019 hemos registrado menos altas”. A ello se ha sumado que la relación de remesas de recibos presentadas al cobro en el banco este mes de julio se ha visto reducida en un 20% en relación a la del año pasado.

SEPTIEMBRE CLAVE

Ignacio Usera subraya que los momentos actuales son “más para ver y analizar que para actuar. La clave está en septiembre. Será entonces cuando realmente veremos cuáles han sido los efectos de la cuarentena. Ahora el escenario está sesgado también por el efecto verano”.

En esta especie de compás de espera, Ignacio Usera sostiene que “si tras la crisis sanitaria no viene una crisis económica muy aguda, lo sucedido durante buena parte del segundo trimestre de este año va a acabar por reforzar a los gimnasios porque una mayor parte de la población ha visto y está viendo los efectos positivos que tiene la actividad física para su salud y la fortaleza de su sistema inmunológico”.

Smartfit es una cadena cuya masa de abonados es básicamente joven y el índice de personas mayores de 60 años no llega al 3%. Este factor infunde confianza en su máximo responsable en España pues reconoce que “el segmento de población de esa edad es el que está mostrándose más reticente a regresar y a nosotros esta cuestión apenas nos está repercutiendo”.

APERTURAS PENDIENTES

Para este 2020, Smartfit tenía previsto abrir cinco nuevos centros. De los mismos, sin embargo, solo dos tienen en estos momentos opciones de poderse llevar a cabo en el último cuatrimestre de este ejercicio, según afirma su máximo responsable en España. Ambos tenían su apertura prevista el pasado mes de abril e iban a implementarse en Madrid.

Con todo, Usera anticipa que “la decisión definitiva aún está pendiente de cuál sea el desarrollo de los acontecimientos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo