ESENCI@L

Según un estudio de la plataforma VipFitter

Sólo un 16% de los entrenadores personales aumentaron sus ingresos en 2020

A mayor nivel de digitalización, mejores resultados económicos

entrenador-personal

A pesar del auge del entrenamiento al aire libre y vía online, los efectos de la pandemia también habrían hecho mella en los ingresos del colectivo de entrenadores personales, acusando un descenso en su facturación hasta el 70% de los encuestados.

(12-3-2021). El presente y el futuro del entrenamiento personal se sitúa en el ámbito digital. Esta es la principal conclusión del informe anual sobre la situación de esta profesión en España realizado por VipFitter y que refleja una fuerte conexión entre los profesionales que han sabido explotar las herramientas digitales y los que han soportado mejor económicamente el acoso de la pandemia.

A mayor nivel de digitalización, mejores resultados económicos. Así lo reflejan los resultados del segundo informe sobre el entrenamiento personal en España, realizado por la plataforma VipFitter, en el que se refleja que la pandemia también ha ejercido un fuerte impacto en esta profesión.

En concreto, de acuerdo a los datos de la encuesta realizada a 85 entrenadores personales en España, el 70,7% de estos profesionales acusó durante el pasado 2020 un descenso en sus ingresos. Por su parte, un 13% habría conseguido mantenerlos, mientras que un 16% habría conseguido aumentarlos, según VipFitter, gracias a su rápida adaptación a las nuevas condiciones derivadas de la pandemia y, en concreto, a ofrecer sus servicios en formato online.

Datos procedentes de la Encuesta 2021 ‘El futuro del entrenamiento personal en la evolución digital’ de VipFitter.

Más peso de la digitalización

De hecho, el informe destaca una relación directa entre la digitalización de los servicios de los entrenadores personales con la evolución de su facturación, evidenciando un viraje de estos profesionales hacia el ámbito virtual.

En este sentido, destaca el hecho de que la pandemia haya empujado a abrazar la digitalización de sus servicios hasta a un 64% de entrenadores personales que no operaban online antes de la pandemia. Frente a un 13,3% que ya proporcionaban servicios no-presenciales a sus clientes desde antes de 2020.

Sin embargo, no todo este colectivo estaría dispuesto a dar el salto digital, puesto que según la encuesta sigue habiendo un 22,7% de profesionales que no han ofrecido servicios online con anterioridad, ni se plantean hacerlo en un futuro próximo.

Con este escenario, encontramos que en la actualidad el 85% de los entrenadores y centros que imparten clases de entrenamiento personal en España siguen haciéndolo de forma presencial, aunque un 50% de ellos ha incluido el formato digital. El 27% ofrece entrenamientos presenciales en grupos o en clases dirigidas, mientras que solo un 13% de los encuestados oferta entrenamientos en grupo en formato online.

De acuerdo al informe de VipFitter, hasta un 64% de entrenadores personales han comenzado a trabajar online a raíz de la pandemia.

WhatsApp, la plataforma preferida

La adaptación al medio digital también ha llevado a los entrenadores personales a adoptar nuevos hábitos laborales y usar herramientas distintas. En este sentido, según el estudio, WhatsApp y Telegram se habrían erigido como las plataformas de más utilidad para la comunicación directa con los clientes, mientras que el Word, el Excel y el PDF habrían sido las herramientas más usadas para la gestión, realización y organización.

En el ámbito de la emisión en streaming o creación de contenido de vídeo, las más usadas son Google Meet, Zoom, Skype, y en menor medida Instagram Direct o Facebook Live.

Sobre lo más valorado por los entrenadores personales en cuanto a las plataformas a usar, destaca como factor esencial la función de reescribir entrenamientos, seguido de que tenga un buen sistema de comunicación, que permita hacer reservas online y que posibilite transmitir sesiones online.

Se impone el pago mediante Bizum

Sobre los sistemas de pago, el efectivo sigue siendo la fórmula preferida por los entrenadores personales, si bien se le acerca claramente una de las formas de pago más novedosas, el Bizum. También cerca, se encuentra la forma de pago mediante transferencia o ingreso bancario, y en menor medida la tarjeta de crédito y la domiciliación bancaria.

El futuro es online

Sobre cómo piensan encarar sus negocios los personal trainers en el futuro más próximo, la mayoría de encuestados ha apuntado a la necesidad de implementar sesiones online, siendo asimismo el objetivo principal para un 70% de profesionales el mejorar su marca personal.

Nuevas habilidades

Relacionado con esta apuesta digital, desde VipFitter apuntan un cambio de prioridades en la demanda que puede llevar a los entrenadores personales a tener que implementar nuevas habilidades en la futura era post-Covid.

Una de estas habilidades es el control y manejo de las herramientas digitales disponibles en el ámbito profesional del sector para optimizar la productividad de su trabajo y romper con los estándares en dedicación vs ingresos mensuales. Aunque desde VipFitter señalan que “no vale cualquier herramienta, sino que debe ser aquella que permita comunicarse mejor con sus clientes, de forma fluida e instantánea y desvinculando estas conversaciones profesionales de su vida personal, además de ofrecer herramientas que mejoren su gestión del tiempo y del equipo”.

Otra de las competencias que se podrían convertir en fundamentales en el nuevo escenario postpandemia es añadir pasión al trabajo para diferenciarse en un ámbito en el que la digitalización ha aumentado la competencia y se han multiplicado las opciones para los clientes a la hora de buscar su entrenador ideal. Es por ello que aseguran que “quien consiga transmitir más y mejor al cliente será el que obtenga mejores resultados en este proceso de transformación”. Una manera de desmarcarse de la competencia es trabajar la marca personal “poniendo en valor todo aquello que somos y que somos capaces de hacer, buscando que la marca transmita la esencial del entrenador y dé a conocer todas las capacidades y habilidades que éste ofrece a los clientes potenciales”.

Nuevas oportunidades de mercado

Pero la pandemia no sólo ha cambiado el escenario y la forma de trabajar de los entrenadores, sino que también ha hecho mella en una sociedad más preocupada por cuidar su salud. En este punto, desde VipFitter se ve la situación como “una nueva ventana de oportunidades por explotar por gimnasios, entrenadores personales y profesionales dentro del sector fitness”. Entre las nuevas oportunidades, todo lo relacionado con el mindfullness y la nutrición.


No hay comentarios

Añade el tuyo