ESENCI@L

Debutará en Madrid pasado el verano

Squad Fitness se estrena en la franquicia con 7 gimnasios proyectados para este 2022

squad fitness madrid

Render del gimnasio que Squad Fitness abrirá en Madrid pasado el verano. Será el tercero de la cadena, que opera con dos clubes en Valencia, A ellos se sumarán al menos 6 proyectos más en lo que queda de año.

(16-6-2022). La enseña boutique valenciana prepara su debut en Madrid el próximo septiembre, cuando se cumplirán dos años de su nacimiento. Para lo que resta de año, planea abrir seis centros más, alternando clubes propios con franquicias, que le permitan cerrar 2022 rozando la decena de gimnasios operativos.

La cadena de gimnasios boutique Squad Fitness acelera su expansión estrenándose en la fórmula de la franquicia. Tras abrir el pasado febrero su segundo gimnasio propio en Valencia, arranca su proyecto de crecimiento con el objetivo de inaugurar hasta 7 gimnasios en lo que queda de año.

Debut en Madrid

El primero de ellos está previsto que abra sus puertas pasado el verano y supondrá el desembarco de la cadena valenciana en Madrid. Será el primero que funcione bajo el régimen de franquicia, después de que Squad Fitness debutara en septiembre de 2021 con un primer gimnasio propio en Valencia, al que se sumó un segundo a inicios de este año.

Modelo de negocio optimizado

Según explica el máximo responsable de la enseña, Rubén Climent, “hemos enfocado los esfuerzos del último año en la estilización de la estructura de costes y la generación de unos procedimientos de trabajo estándar con el objetivo de maximizar los resultados de ventas, retención y éxito en el entrenamiento de los clientes”, que actualmente, entre los dos centros operativos, suman unos 300.

La cadena se ha aliado con el consultor Chano Jiménez para perfeccionar el modelo de negocio y hacerlo “muy atractivo de cara a emprendedores e inversores”, a base de “optimizar la rentabilidad por metro cuadrado de cada centro”.

Una rentabilidad que actualmente se sitúa en torno al 30%, para una inversión inicial calculada sobre los 100.000 euros.

6 proyectos de gimnasios para antes de finalizar el año

La meta de la compañía es crear una red de centros boutique rentables, y con el objetivo de “conseguir la excelencia” en sus servicios. Solo para este año, la cadena ha previsto abrir otros seis gimnasios que se sumarían al previsto en Madrid, y que se desarrollarán en formato de franquicia y con inversión propia, según ha informado la compañía.

Unas aperturas, cuyas ubicaciones no han descendido, aunque entre las intenciones de la marca se encuentran aterrizar en Barcelona y en ciudades del norte, dentro del País Vasco. Se trata de unos proyectos que permitirán a la enseña protagonizar un salto exponencial, pasando de los actuales 2 gimnasios operativos a un total provisional de 9.

Una vez asentada la marca, el plan de Squad Fitness es trazar una expansión que le permita abrir una decena de gimnasios anuales. El proyecto contempla locales de entre 200 y 250 m2, y con un equipo formado por un manager, un asistente de manager y dos entrenadores.

Clases dirigidas y entrenamiento personalizado

La principal característica de la propuesta de Squad Fitness es un servicio altamente personalizado para practicar en grupos reducidos que oscilan entre los 6 y los 12 participantes. Ello acompañado de un despliegue tecnológico que implica entrenamientos digitales, contenidos virtuales vía app y el uso de dispositivos de monitorización del movimiento MyZone para los entrenamientos personales.

El centro propone tres tipologías de entrenamiento que, a su juicio, “ayudan a la generación de un alto volumen de socios, con un ticket medio elevado”. Se trata de Squad Essentials (clases dirigidas de Yoga, Pilates y entrenamiento funcional), Total Squad (entrenamientos funcionales personalizados) y Burn Squad (enfocado a la recomposición corporal, reduciendo el % de grasa).

“De esta manera abarcamos a la mayoría de perfiles de clientes que pueden acudir a nuestro gimnasio boutique”, señala Climent, quien apunta que esta división en tres tipologías de servicio es lo que permite al centro conseguir una alta rentabilidad. “Con las clases colectivas conseguimos volumen y con los planes personalizados aumentamos el ticket medio”, afirma.


No hay comentarios

Añade el tuyo