ESENCI@L

Supera negocia con la Fundación Rías do Sur el futuro del centro concesional de Pontevedra

No se descarta la rescisión de la concesión

Galeria-Rias-do-Sur-500×500-1

Los empleados del Complejo Deportivo Rías do Sur de Pontevedra protestan ante el cierre de las zonas de agua anunciado por Supera

(18-3-2022) Supera y la Fundación Rías do Sur, propietaria del centro concesional que la cadena gestiona en Pontevedra, negocian conjuntamente para buscar soluciones tras el cierre anunciado de las zonas de aguas para frenar los sobrecostes energéticos. Una decisión que ha generado algunas protestas entre los empleados.

El cierre de las piscinas y demás zonas de agua anunciado por Supera la semana pasada sigue generando reacciones. Pocos días después que el Ayuntamiento de Valencia tomase la decisión de sacar a concurso las piscinas de Abastos y Ayora, dos de las instalaciones afectadas, ahora es la Fundación Rías do Sur, propietaria del Complejo Deportivo Rías do Sur, la que estudia rescindir el contrato a la empresa concesionaria. 

Anunci-EGYM

Fuentes de Supera admiten a CMDsport que ambas partes están dialogando para buscar soluciones tras el cierre anunciado el pasado viernes, justo hace una semana, de la piscina de este club. Desde la enseña justificaron este cierre por los inasumibles costes energéticos que supondría mantenerla abierta en este momento. La cadena, eso sí, puntualizó que se trataba “de un cierre temporal” que se mantendrá mientras se mantengan estos “desbocados precios energéticos”, que suponen un incremento del coste de la luz del 300% en relación a 2021. 

La Fundación Rías do Sur espera alcanzar pronto una “decisión definitiva”. No se descarta que, si las conversaciones se alargan, la empresa pueda ceder y reabrir la piscina mientras se llegue a un acuerdo. 

Al tratarse de un contrato con una fundación (una entidad sin ánimo de lucro), la posibilidad que esta entidad recupere la gestión de la instalación resulta compleja, porque no es un alquiler corriente. Es una fórmula de uso a 30 años. La prioridad de Supera es poder encontrar una solución conjunta que beneficie a todas las partes, sin descartar ningún escenario, incluido la rescisión de una concesión a la que todavía le quedan 14 años (hasta 2036). La posibilidad está sobre la mesa, si bien aún no se habrían tratado las condiciones económicas que supondría la decisión. 

El cierre de esta piscina olímpica afecta tanto a decenas de usuarios como también a medio millr de deportistas y a algunos clubes que hacen uso de la misma. Algunos clubes han tenido que buscar otra instalación para preparar los siguientes campeonatos. La piscina olímpica del CD Rías do Sur, de hecho, acogió entre los días 3 y 6 de marzo el campeonato de natación master de invierno 2022, en el que participaron varios centenares de deportistas. Fue, además, el primer campeonato invernal con el programa de competición completo en los tres últimos años. 

Quejas de los empleados

El sindicato de trabajadores de Supera en Rías do Sur emitió un comunicado en el que explicó su punto de vista y mostró su disconformidad con el cierre de la piscina. Los empleados ponen en duda que los costes de la instalación sean tan elevados y se solidarizan con los clubes usuarios. 

“En el caso de Rías do Sur, solo se puede aplicar la justificación del alza de los precios de la electricidad porque Rías do Sur es una instalación que ahorra el 50% de su gasto en comparación con otras instalaciones, debido a que esta no usa combustibles, ya que el calentamiento del agua y climatización no se realiza mediante calderas, se realiza de forma gratuita por parte de Ence”, expresan en el comunicado. 

En el mismo, se desmarcan de la decisión tomada por Supera: “No participamos de las medidas adoptadas desde la dirección de la empresa, sobre todo cuando estábamos apreciando que el número de abonos estaba subiendo”. Desde la cadena aseguran que los empleados sí son conocedores de los sobrecostes energéticos, aunque descartan pronunciarse sobre esta cuestión. 


No hay comentarios

Añade el tuyo