ESENCI@L

Seis de cada 10 españoles cuenta con al menos un dispositivo wereable

Tres razones por las que los gimnasios deben apostar por los wereables

Según Hugo Braam, director general y cofundador de Virtuagym

hugo braam virtuagym

El cofundador de Vuirtuagym Hugo Braam, considera que la tecnología wereable es una oportunidad que deben abrazar los negocios fitness, siendo una tendencia que ha crecido exponencialmente con la pandemia, hasta el punto que en España, 6 de cada 10 personas dispone de al menos un dispositivo wereable.

(12-7-2022). Los wereables y los dispositivos inteligentes se ha convertido en complementos indispensables en las rutinas fitness. Y también en unos aliados de los gimnasios y centros deportivos, según defiende el director general y confundador de Virtuagym, Hugo Braam.

Los wereables y dispositivos inteligentes han pasado en unos años de ser algo anecdótico y que se resumía en el seguimiento de la salud a través de alguna aplicación al salir al correr, o contar los pasos realizados en un día a través del teléfono o el reloj inteligente, a considerarse un complemento más en la práctica deportiva.

Así lo corrobora una investigación reciente, en la que se cerciora que el interés por los smartwatches en España se ha incrementado un 785% en los dos últimos años. Periodo en el que se ha pasado a que seis de cada 10 personas posean al menos un dispositivo wereable.

Una apuesta de futuro

Para el director general y confundador de Virtuagym, Hugo Braam, “los wearables o dispositivos inteligentes no pueden ser ahora más importantes para la industria del fitness. Una mezcla de innovación y concienciación crecientes, cada una de ellas catalizada por el impacto de la pandemia, ha convertido la tecnología para llevar puesta en un elemento integral no sólo de la experiencia del consumidor, sino del club de fitness híbrido moderno”.

Para este profesional, la apuesta por la tecnología “es una solución a largo plazo para el sector del fitness, y no solo una tendencia a corto plazo”. Siendo la tendencia seguida por los wereables, “la prueba irrefutable número uno de que así es”, comenta.

Bajo esta premisa, Braam señala tres razones por las que, a su juicio, el uso de wereables es “esencial dentro de un negocio fitness sólido”:

1.Motivación a través de la gamificación y la comunidad

“Se acabaron los días en los que uno termina una clase dirigida o un entrenamiento sin entender el esfuerzo que ha desempeñado. Gracias a la tecnología wereable, tenemos los medios necesarios para crear experiencias de grupo que fortalezcan la comunidad fitness, las experiencias de marca, así como aumentar la motivación. Como industria, estamos reconociendo los beneficios de esta motivación a través de la gamificación, que aprovecha el deseo de muchos de controlar su rendimiento y competir contra sí mismo dentro de un entorno positivo y divertido, trabajando juntos para alcanzar objetivos personales o de grupo”, explica Braam.

“El gran éxito de empresas como Peloton no debería hacernos creer que la ludificación es una experiencia puramente doméstica: también puede servir para que la gente conecte dentro del club. Los usuarios pueden sincronizar perfectamente sus dispositivos personales con la aplicación del club integrada, y así ver el esfuerzo de los demás en tiempo real durante una clase, estén donde estén. Por eso nos emociona tanto que próximamente vayamos a lanzar nuestro sistema de seguimiento de frecuencia cardíaca para cualquier entrenamiento, ya sea en el centro o en casa. En última instancia, el uso de wearables para conectar e inspirarse mutuamente también tiene el valor añadido y natural de impulsar el compromiso, la fidelidad y la retención de la marca”, añade al respecto.

2.Mejores datos, mejores decisiones

“Los datos que proporcionan los wearables pueden ser interesantes a la hora de tomar decisiones empresariales generales en un centro de fitness. Es una línea directa de conocimiento para saber lo que está funcionando, además de «dónde» y «cuándo», y por otro lado, es una forma de comprender las motivaciones, el comportamiento y las preferencias de los usuarios. Por ejemplo, ¿cuántos usuarios de un gimnasio sincronizan sus dispositivos inteligentes con la cinta de correr? ¿Qué tiempo dedican los usuarios a determinadas actividades? ¿Qué intensidad de entrenamiento prefieren? ¿Prefieren entrenar en casa, al aire libre o en el gimnasio?”.

“Esto puede ayudar a un club a definir mejor su propuesta de valor, participando en la captación de nuevos clientes potenciales y en la retención de los clientes existentes. Además, si se fusiona con la información que un club puede obtener a través de otro software de fitness, puede ser muy útil para crear una base para promociones de márketing, competiciones o la creación de nuevas clases. Asimismo, puede crear nuevas oportunidades de ingresos adicionales a través de los complementos en la membresía, la venta adicional de ciertas ofertas, y las opciones de suscripción variadas y flexibles”, continúa Braam.

3.Satisfacer la necesidad de personalización

Una reciente encuesta mundial de Health & Fitness Journal realizada por ACSM a 4.500 profesionales de salud de todo el mundo, predijo que los wearables serán la tendencia número uno en 2022. Por el momento, el mercado global de smartwatch ha registrado un aumento del 13% en envíos para el segundo trimestre de 2022. “Esto supone un mayor énfasis para que los centros reaccionen y quieran dar forma a la experiencia del consumidor moderno de fitness, como mejor se adapte a sus necesidades”, apunta.

“Mediante el uso de wearables se puede realizar un seguimiento, a la vez que examinar y agregar datos para crear planes de entrenamiento y contenidos. Esto permite a los clientes alcanzar eficazmente sus objetivos de salud y fitness, así como a desarrollar hábitos más saludables. Este enfoque contribuye a que los clientes se sientan más capacitados, valorados y dispuestos a seguir progresando en sus viajes individuales dentro del mundo del fitness.  El uso de soluciones integrales a través de una aplicación personalizada móvil, ha convertido el seguimiento del estado físico en el centro de la experiencia dentro de un club. Como un wearable es sincronizable, puede ser útil tanto en el gimnasio, como en casa haciendo clases de entrenamiento con vídeos, o incluso entrenando al aire libre. Un club puede controlar cualquier variable, desde los patrones de sueño hasta la frecuencia cardíaca, la presión arterial, los pasos diarios realizados y los beneficios de determinados tipos de entrenamiento”.

“Por ello, a medida que los negocios de fitness van gradualmente cambiando de gimnasios a centros de salud, los wearables pueden contribuir a que los entrenadores tengan un conocimiento mucho más completo de un cliente, tanto a nivel de rendimiento y perspectivas de progreso, que se suman al conocimiento de factores ajenos al entrenamiento, como a la ingesta de calorías y nutrición”.

“La adopción de la tecnología wereable es algo más que una tendencia, en realidad, representa una parte fundamental dentro de un negocio de fitness sólido, y no solo lo es ahora, sino que lo seguirá siendo en el futuro”, concluye Braam.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo