ESENCI@L

Las instalaciones llevaban cerradas desde el pasado mes de marzo

El Ayuntamiento de Valencia pagará a Supera para poder reabrir las piscinas de Abastos y Ayora

El consistorio asumirá los sobrecostes energéticos y el coste de las reformas

Abastos-galeria-500×500-3

El centro deportivo y cultural Abastos, de Valencia, reabrirá sus piscinas al público a partir del próximo mes de septiembre

(17-8-2022) El Ayuntamiento de Valencia ha llegado a un acuerdo con la cadena de gimnasios Centros Supera que hará posible la reapertura de las piscinas y zonas de agua municipales de dos instalaciones, Abastos y Ayora, cuya concesión lleva caducada varios años. El consistorio ha terminado aceptando las condiciones planteadas por la empresa en marzo.

Los ciudadanos de Valencia podrán volver a usar, a partir de septiembre, las piscinas cubiertas y otras zonas de agua como spa y vestuarios de dos de los centros deportivos municipales más emblemáticos de la capital del Turia: Ayora y Abastos. Éstas podrán reabrir medio año después que, en marzo, la cadena que gestiona ambas instalaciones, Supera, anunciase el cierre temporal de piscinas en una docena de centros debido a que el incremento de los costes de la energía hacía insostenible mantenerlas en funcionamiento. 

El Ayuntamiento de Valencia ha terminado aceptando las condiciones que Supera solicitó para estas dos instalaciones: el pago de los sobrecostes energéticos y el de las grandes reformas de mantenimiento. Es decir, que periódicamente, la cadena mandará los recibos de la luz y del gas al consistorio, que asumirá el coste de la diferencia entre lo que serían unos consumos energéticos normales y el gasto que debería asumir la empresa. 

Por otro lado, el Ayuntamiento también pagará las grandes derramas que exija el mantenimiento de ambas instalaciones. Desde la cadena celebran el acuerdo alcanzado con el consistorio, aunque lamentan que la decisión haya llegado seis meses después del cierre anunciado. Es decir, que si la respuesta del Ayuntamiento de Valencia hubiera llegado en marzo, cuando se le propuso, las piscinas de ambos centros apenas habrían permanecido cerradas unos meses. 

Según explican fuentes de Supera a CMDsport, la cadena espera poder reabrir las piscinas del centro de Ayora el 1 de septiembre. Para las de Abastos aún habrá que esperar unos días más, ya que serán necesarios unos trabajos de reacondicionamiento para volver a poner en marcha este centro en óptimas condiciones. 

Se descarta, por tanto, la cesión temporal de la gestión de ambos centros hasta que salga publicado el concurso, una opción que tanto Supera como el Ayuntamiento de Valencia estuvieron negociando con una tercera parte (una empresa que ya gestiona otros centros deportivos municipales en la capital valenciana) hasta finales del pasado mes de julio. Cuando ya prácticamente había un acuerdo entre todas las partes, la empresa en gestión se echó para atrás. 

EL AYUNTAMIENTO, SIN ALTERNATIVA

Más de 2.000 vecinos se han llegado a movilizar a lo largo de este periodo para firmar un documento de protesta exigiendo la reapertura de las zonas de agua de dos centros que, finalmente, habrán permanecido fuera de servicio medio año. La falta de alternativas a la gestión del centro, junto a la presión ejercida por los vecinos y por la oposición municipal, han terminado provocando que el Ayuntamiento de Valencia haya terminado pidiendo a Supera que siguiese al frente de ambos centros. 

El concejal de deportes de Valencia y presidente de la Fundación Deportiva Municipal, Javier Mateo, anunció ayer que las piscinas reabrirán manteniendo los empleos de las 50 personas que trabajan en estas piscinas. Mateo explicó que la reapertura “ha sido posible gracias a las medidas adoptadas por el gobierno central tanto para atajar el alza de los precios de la energía con la declaración de isla energética como de ahorro energético”. 

La necesidad del consistorio de reabrir ambas instalaciones, por otra parte, también ha propiciado que el Ayuntamiento haya decidido no aplicar sanción alguna contra la empresa concesionaria ante la decisión unilateral de cerrar las zonas de agua de los centros deportivos. “No se ha abierto expediente sancionador”, indicó Mateo, “porque prevalece abrir las instalaciones”. 

La enseña, gestionada por Sidecu, justificó esos cierres alegando “inasumibles costes energéticos” derivados del conflicto armado en Ucrania. Ya en marzo, Supera abrió conversaciones con los ayuntamientos y fundaciones propietarios de las instalaciones afectados por los cierres de las zonas de agua. La cadena reabrió en junio las piscinas de ocho de los 12 centros implicados, pero mantuvo el cierre en cuatro: además de Abastos y Ayora, el CD Rías do Sur y el CD Jairo Ruiz quedaron en ‘stand by’. 

CONCESIONES CADUCADAS

Es preciso recordar que la concesión de ambos centros lleva varios años caducada: en el caso de Abastos, terminó en abril de 2018. El centro de Ayora, en abril de 2019. Es decir, que el plazo de concesión de las dos instalaciones expiró hace cuatro y tres años, respectivamente. 

Es por ese motivo que Supera rechazó afrontar el elevado coste de determinadas reformas necesarias para el mantenimiento de ambas instalaciones. La cadena entiende que estos gastos corresponden al Ayuntamiento. Se trata, además, de dos centros que necesitan elevados costes de mantenimiento por su antigüedad: en 2003 se construyeron tanto piscina Ayora (centro de 1.541 metros cuadrados) como el complejo deportivo-cultural Abastos (11.600 m2). 

El próximo año, por tanto, ambos centros cumplirán dos décadas de vida. Pese a la amenaza del Ayuntamiento de Valencia de sacar a concurso de urgencia ambas piscinas tras su cierre, lo cierto es que parece improbable que tengan nuevo gestor antes de finales de 2023. Y más teniendo en cuenta que, en mayo, se celebran elecciones autonómicas, y que en Valencia hay cinco instalaciones municipales (las dos de Supera y otras tres) cuyas concesiones llevan caducadas varios años. 

Según ha podido saber CMDsport, son dos instalaciones con muchos pretendientes, tanto por su ubicación como por sus instalaciones. Varias cadenas de gimnasios están atentas a su futuro, eso sí, antes quieren conocer los pliegos de ambas instalaciones, ya que son conscientes que las inversiones que exigirán ambas solo serán amortizables si pueden gestionarlas durante un determinado plazo de años y con unos cánones anuales asequibles. Mientras tanto, tanto Abastos como Ayora seguirán perteneciendo a la red de Supera.


No hay comentarios

Añade el tuyo