ESENCI@L

Quieren evitar su implantación en edificios con vecinos

Vecinos de Barcelona se unen contra los gimnasios 24 horas

anytime fitness sardenya barcelona gimnasios 24 horas

Socorro Sáez, una de las afectadas, vive en el edificio de Anytime Fitness Sardenya, inaugurado en el mes de junio del año pasado.

(23-5-2017). La recién creada plataforma de afectados por los gimnasios 24 horas pretende acabar con los ruidos a altas horas de la madrugada de los gimnasios situados en edificios de vecinos de la capital catalana.

Hace unos días lo explicaron en TV3 y ahora ha sido Rac1, la emisora más escuchada en Cataluña, la que ha tratado con más detalle la problemática denunciada por un grupo de vecinos de Barcelona que se queja del ruido de los gimnasios 24 horas.

En el programa Islandia de la emisora catalana invitaron a dos representantes de la plataforma, Ricard Flores y Socorro Sáez, para que expusieran el caso. Allí, aseguraron que se trata de “un problema generalizado, puesto que en la plataforma representamos a vecinos del 75% de los gimnasios 24 horas de Barcelona”.

Ricard Flores se mostraba muy claro y conciso: “Soy un gran defensor del gimnasio, al que acudo a diario, lo que no entiendo es cómo se puede ser tan irresponsable de consentir que a estos gimnasios, que generan ruidos inevitables, se les conceda una licencia y se les permita estar en edificios con vecinos”.

Por otro lado, Flores también quería dejar patente que “no tenemos nada en contra de la idea de los 24 horas -e incluso nos resulta simpática- si se colocan en unas oficinas o en un centro comercial como ocurre con el Anytime Fitness del Pedralbes Centre”. En estos casos “no boicotean a las 24 familias que viven en el mismo edificio”, concluía el afectado.

Ruidos de madrugada, vecinos que se van

Según explicaba Socorro Sáez, en su edificio se han hecho “hasta seis sonometrías que daban resultados fuera de la legalidad, aunque se han dejado de hacer porque en la última avisaron a los usuarios de que no vinieran al gimnasio”.

Para Sáez, desde que abrió Anytime Fitness Sardenya, “ha sido una tortura”. La afectada explicaba que se va a la cama esperando a ver qué ruido escucha esa noche de entre “las cintas de correr, las duchas, el aire acondicionado, las pesas, etc”.

En esa misma línea, Ricard Flores añadía que unos vecinos de su edificio, en Sarrià, “se han ido porque ya no podían aguantar más”. Al mismo tiempo, remarcaba que “se trata de una opción para los que están de alquiler, pero no para los propietarios, para quienes se convierte en un tema de gravedad económica”.

Estado de las denuncias

“Puse todas las denuncias habidas y por haber”, comentaba Socorro Sáez. “Cuando tras muchos trámites consigues que el Ayuntamiento te haga caso, los gimnasios siguen abiertos, pero hemos pedido que los cierren y tenemos casos muy avanzados”, añadía Ricard Flores.

Sin embargo, fue precisamente Flores quien relató su sorpresa al entender que el hecho de que sigan abiertos “sea una decisión política”. Y se explicó: “La ley dice que cualquier establecimiento, si tiene unos niveles de ruido fuera de las normas, o los cambia o tiene que cerrar. En Sarrià, estas pruebas están hechas desde hace meses con resultados claramente fuera de las normas. Es más, el pasado día 26, el Ayuntamiento emitió una orden de cese de actividades para el gimnasio y, en caso de que no lo haga, puede ser multado con 3.000 euros diarios. Cualquiera que lo lea pensará que al día siguiente de la orden cerrarán, pero no. Se ve que es papel mojado hasta que el regidor firme la orden del cierre”.

Hace tres años, cuando empezó la implantación del modelo 24 horas en Barcelona, “se podía alegar ingenuidad e ignorancia porque no nos imaginábamos el infierno que vendría”, aseguraba Flores, quien sin embargo denunciaba que actualmente “se sigan dando licencias sin control previo”.

¿Qué dicen las cadenas de gimnasios 24 horas?

En Rac1 explicaron también que se pusieron en contacto con una de las empresas, la cadena de gimnasios 24 horas Anytime Fitness, y su respuesta fue que no hacen comunicados sobre este tema porque, según ellos, “todo son rumores, no han recibido ninguna demanda y tienen todos los permisos en regla”. Además, aseguraron que siempre trabajan con la administración e intentan “que las franquicias cumplan la normativa”.

Ricard Flores, de la plataforma de afectados, cerraba la entrevista respondiendo a dicha afirmación: “es una respuesta políticamente correcta que no nos sirve de nada”.


No hay comentarios

Añade el tuyo