ESENCI@L

El segundo en la capital, donde ya gestiona una concesión

Viding abrirá en Madrid su primer gimnasio privado

Complex esportiu sant jordi Viding

En el centro de la imagen, el CEO de Viding, Jaime Gross, durante la visita a las instalaciones del complejo deportivo que la enseña inaugurará en julio en Tarragona y que será su tercer centro.

(7-6-2017). El barrio madrileño de Chamartín es el lugar elegido por Viding para abrir su primer centro deportivo en suelo privado. Será el segundo que la cadena abra en la capital y el cuarto en España.

Viding cuenta actualmente con dos gimnasios en régimen de concesión administrativa. Uno está ubicado en Sevilla, tiene 8.700 metros cuadrados, abrió en octubre del 2013 y costó 6,5 millones de euros. El otro ocupa un lugar en el barrio de Salamanca de Madrid, tiene 18.300 metros cuadrados, abrió a finales del 2016 y se invirtieron 14 millones de euros.

Con estas instalaciones, la cadena de gimnasios cerró el año con la misma facturación que en 2015, de 3,7 millones de euros.

La facturación se triplica

En julio, Viding abrirá otra instalación bajo el régimen de concesión administrativa en Tarragona, en un complejo llamado Sant Jordi que tendrá 9.800 metros cuadrados y que ha costado 14 millones de euros (contando la residencia y el espacio de relación).

Entre las tres concesiones, la enseña prevé cerrar el año por encima de los 25.000 abonados, los 150 empleados, casi 37.000 metros cuadrados de instalaciones “y una facturación que prácticamente se multiplicará por tres”, según calcula su CEO, Jaime Gross.

Primer centro deportivo privado

El propio Gross ya anunció en CMDsport que su intención es crecer tanto mediante concesiones como centros privados, “un sistema mixto que ofrece más opciones de crecimiento que operar sólo con concesiones”.

En este sentido, el ejecutivo anuncia que en 2018 abrirán “el primer gimnasio en suelo privado” y que la ubicación elegida es el barrio de Chamartín, en Madrid, doblando su presencia en la capital.

Será un centro deportivo muy parecido al que ya tiene en la calle Alcántara tanto en las dimensiones, como en la tipología de gimnasio. “Sean concesiones o privados, vamos a mantener la misma línea, tipología y estética en todos nuestros gimnasios”, precisa Jaime Gross. Del mismo modo, se moverán siempre en el segmento medio.

Por tanto, las dimensiones rondarán los 18.000 metros cuadrados, empleará a 50 personas y la inversión -a falta de cerrar la construcción- alrededor de los 14 millones de euros.

De 10 a 15 centros en España en 2020

El máximo responsable de Viding mantiene las previsiones de que la empresa tenga entre 10 y 15 centros en 2020 en España. Del mismo modo, Gross recordó que “esas cifras no suponen ninguna obligación para nosotros, no vamos a obsesionarnos por alcanzar ese objetivo porque nuestra intención es conseguir una implantación en todo el territorio nacional pero de manera ordenada y manteniendo los estándares de caldiad”.

A corto plazo, como ya anunció hace unos meses, tienen dos gimnasios más previstos, también en suelo privado, pero hasta que no estén completamente firmados no revelarán sus ubicaciones.

Diversión en los próximos años

El CEO de Viving, Jaime Gross, cree que desde su última charla con CMDsport hace medio año, “los indicadores a nivel macro del país han mejorado, así como el gasto por individuo; además, veo al sector del fitness muy movido entre aperturas e inversores nuevos que intanta entrar”. En este sentido, el ejecutivo ha señalado que “en los próximos años nos vamos a divertir y, sin duda, habrá más concentración de mercado”.


No hay comentarios

Añade el tuyo