ESENCI@L

Su CEO, Jaime Gross, evalúa el mercado de las concesiones administrativas

Viding plantea su expansión mediante concesiones y gimnasios privados

Gimnasios Viding Jaime_Gross

El director general de los gimnasios Viding, Jaime Gross, no descarta que en 2020, la enseña pueda contar con entre 10 y 15 centros, entre establecimientos concesionales y propios.

(7-11-2016). La cadena Viding, que dirige Jaime Gross, tiene en mente basar su expansión en España mediante gimnasios en régimen de concesión, así como a través de centros privados. Según Gross, “ese sistema mixto ofrece más opciones de crecimiento que operar sólo con concesiones”.

Viding cuenta actualmente con un único gimnasio, en régimen de concesión, ubicado en la calle Maestro Solano s/n de Sevilla. El establecimiento, de 8.700 metros cuadrados en total, de los que 6.000 metros cuadrados se destinan instalaciones deportivas y que está operativo desde octubre de 2013, cuenta con 9.000 abonados y emplea a unos 50 trabajadores.

Para el próximo 20 de noviembre la enseña tiene prevista la apertura de su segundo centro concesional, concretamente en la calle Alcántara del madrileño barrio de Salamanca. El establecimiento contará con 18.300 metros cuadrados, de los cuales, unos 10.000 metros cuadrados corresponden a instalaciones deportivas. Este centro abrirá, según el director general de Viding, con 8.500 abonados y generará unos 55 empleos directos. La inversión realizada por Viding para la puesta en marcha de este complejo en Madrid ha alcanzado los 14 millones de euros, es decir, algo más del doble que la que requirió la puesta en marcha de su centro de La Rosaleda en Sevilla que se situó, según Gross, en 6,5 millones de euros.

APERTURA EN TARRAGONA EL PRÓXIMO 2017

Para el próximo 2017, Viding ya tiene prevista otra instalación bajo el mismo régimen de concesión, concretamente en Tarragona.

El complejo tarraconense que lleva el nombre de Sant Jordi tendrá una superficie de unos 9.800 metros cuadrados y, aunque tendrá una capacidad para unos 12.000 abonados, las previsiones de Gross es que cuando el centro abra al público, éste acoja a unos 6.500 o 7.000 abonados. El número de empleos directos generados ascenderá a unos 50.  En este caso, la inversión realizada será de unos 10 millones de euros.

De todos modos, ese futuro centro en Tarragona no será el único que Viding tiene previsto implantar en a medio plazo. Según ha explicado Jaime Gross,  “nuestra intención es conseguir una implantación en todo el territorio nacional de manera ordenada y manteniendo los  estándares de calidad”.  De ese objetivo se desprende que la expansión de Viding va a ser más cualitativa que cuantitativa y el propio Gross ha reconocido que “en las previsiones actuales que tenemos, hay hasta tres centros, todos de tipo privado, que podrían ver la luz durante lo que queda de este año y el que viene”.

DE 10 A 15 CENTROS EN ESPAÑA EN 2020

Gross, que ha preferido silenciar las ubicaciones de esos proyectos más inminentes  “hasta que estén completamente firmados”, ha añadido que “no sería extraño que para el año 2020, Viding contara en España con entre 10 y 15 centros, algunos de los cuales serán en régimen de concesión y los otros, privados”.

De todos modos, ha insistido en que “esas cifras no suponen ninguna obligación para la cadena. Si las alcanzamos, perfecto pero tampoco vamos a obsesionarnos por alcanzar ese objetivo, sobre todo porque lo que queremos es que todos los centros que abramos reúnan los estándares de calidad y de rentabilidad que nos hemos fijado”.

COMPETENCIA “DE MAYOR CALIDAD” ENTRE CONCESIONARIAS

Gross ha reconocido que esta determinación de incluir establecimientos privados a su portfolio de centros obedece al aumento de la competencia entre empresas que basan su desarrollo en el mercado en concesiones administrativas. Según ha precisado a continuación, “más que existir más competencia, lo que hay es una competencia de mayor calidad, con operadores de mayor capacidad financiera”. Posteriormente, el máximo responsable de Viding ha reconocido que “en la actualidad, se están dando mayores exigencias por parte de las corporaciones municipales y, en ciertos casos, los requisitos demandados complican la rentabilidad de la operación concesional. Ese escenario propicia que los operadores candidatos deban ser cada vez, además de más eficientes, también disponer de mayor capacidad financiera”.

¿FIN DE LA ÉPOCA DORADA DE LAS CONCESIONES?

Jaime Gross no cree que la época dorada de las concesiones haya llegado “necesariamente a su fin”. Con todo, reconoce que “si se producen más subidas de cánones y restricciones por parte de los ayuntamientos, habrá que acabar variando el modelo de negocio para que éste resulte rentable. Si no se producen esas variaciones, las expansiones de las instalaciones concesionarias seguramente no serán tan fuertes como habían venido siendo hasta hace poco”.

Tras lo expuesto, el máximo responsable de Viding ha concluido que “aquellas empresas que basen su expansión en las concesiones es previsible que ralenticen sus incrementos. Sin embargo, aquellas empresas que basen sus crecimientos en el modelo mixto (en alusión a la explotación simultánea de concesiones y establecimientos privados) sí podrán seguir creciendo al mismo ritmo”.

LA SALUD APORTA FELICIDAD

El lema de la cadena Viding es “te ayudamos a ser feliz”. Preguntado por el origen de dicho lema, Jaime Gross ha explicado que “hemos visto que el problema de las sociedades más desarrolladas es la falta de ejercicio físico y que esa carencia merma seriamente la salud de esas sociedades.  Si se tiene en cuenta que si una persona que se siente o encuentra mal de salud no es feliz, consideramos que ayudar a la gente a practicar ejercicio físico ayuda a que ésta sea feliz. Ahí radicaría el origen del lema de Viding”.

Tras ello, el máximo responsable de la enseña ha recordado que “Viding constituye una división más de negocio de nuestro grupo cuya actividad principal está vinculada al sector sanitario”. En ese sentido, ha precisado que cuando el grupo se planteó, en 2012,  introducirse en el universo de los gimnasios lo hicieron en base dos aspectos principales: “por un lado, porque creíamos (y seguimos creyendo) que el ejercicio físico constituye una magnífica prevención contra diversas enfermedades y se incardinaba perfectamente dentro de un grupo dedicado a la salud y, por el otro lado, porque este sector ofrecía unas oportunidades de negocio muy favorables”.

FACTURACION SIMILAR A 2015 EN ESTE 2016

En relación a si los centros privados de futura acuñación van a registrar alguna diferencia en relación a los explotados en régimen de concesión, Jaime Gross ha asegurado que “también serán centros de proximidad dirigidos a todos los públicos, es decir, desde niños hasta mayores, pero con un servicio claramente diferenciado para cada segmento de clientela”.

Tras facturar el pasado 2015 un total de 3,7 millones de euros, las previsiones del máximo directivo de la cadena Viding para el cierre de este 2016 son facturar “una cifra muy similar a la del año pasado”.


No hay comentarios

Añade el tuyo