ESENCI@L

La aplicación cuenta con una cartera de unos 300 clientes

VipFitter se renueva para ayudar a reinventar la actividad de los entrenadores

Vipfitter-bis

Vipfitter ha incluido recientemente nuevas funcionalidades en su aplicación para entrenadores.

(18-11-2020). La pandemia ha obligado a muchos entrenadores personales a reinventar un negocio que solía ser muy tradicional y con alto impacto presencial, pero que se ha tenido que adaptar a los nuevos tiempos post Covid-19 a entornos más digitales. La start-up Vipfitter se ha hecho partícipe en el proceso.

En octubre de 2019, VipFitter nació como una aplicación que conectaba entrenadores personales y nutricionistas independientes, o de centros de entrenamiento personal, con sus clientes. Su objetivo era permitir a los entrenadores personales gestionar su negocio de forma directa, y a los usuarios finales, centrarse en cumplir sus objetivos.

Un año después, esta aplicación ha tenido que reinventarse, añadiendo nuevos servicios a los que ya prestaba, entre ellos algo parecido a una consultoría que atiende y ayuda a los entrenadores personales a sobrevivir en un momento en el que no pueden mantener sus tradicionales modelos de negocio por la pandemia. Muchos no contaban con plataformas digitales en sus negocios, y VipFitter, que se ha renovado durante la pandemia, les acompaña en este camino.

PUNTO DE ENCUENTRO

Según explica el CEO y fundador de VipFitter, Joel Matienzo, “queríamos ayudar a los entrenadores a que pudieran seguir entrenando a unos clientes que ahora entrenan en casa, ya que prefieren no tener contacto por miedo a contagiarse. Aunque muchos no habían hecho nada online, es una buena herramienta que sirve de punto intermedio para las dos posturas”.

Durante el confinamiento, esta start-up española preguntó a los entrenadores personales con los que trabaja cuál era su nueva situación para ayudarles a adaptarse al cambio de escenario. “Los entrenadores vivían en un mercado muy tradicional. Hemos aprovechado esta situación para acercarnos a ellos y conocerlos mejor. Les hemos ayudado a reinventar su actividad ejerciendo como si fuéramos una consultoría”, reconoce Matienzo.

Según añade, “había clientes que antes tenían una cartera de clientes reducida y que, tras la pandemia, quedó prácticamente en 0. Sin ofrecer servicios online, a los entrenadores les costará mucho seguir adelante. Estamos viendo a mucha gente que se está quedando atrás, y nosotros, además de la aplicación, les damos ideas”, añade Matienzo. Además de acompañarles en la transición digital, facilitan a los entrenadores estrategias para fidelizar a los clientes que tengan y captar a nuevos.

NUEVAS FUNCIONALIDADES

VipFitter aprovechó el feedback recibido para mejorar su aspecto y añadir nuevas funcionalidades a su aplicación de forma que cubriera sus nuevas necesidades y fuera lo más personalizable posible. La nueva versión de la aplicación añade nuevos módulos a los ya existentes, los cuales ya permitían diseñar rutinas de entrenamiento o planes de nutrición.

En la renovación de la aplicación han incluido nuevos servicios. Uno de ellos es una agenda que permite a los usuarios reservar ellos mismos las clases, ahorrando al entrenador que tenga que cuadrar horarios y ver si tiene disponibilidad.

Otro es una ‘sala’ online que, a través de Google Meet, permite realizar las clases a través de videollamadas con uno o varios clientes. Cada entrenador puede elegir a la carta qué funcionalidad prefiere y sólo paga por aquellas que escoja.

También permite crear eventos semanales recurrentes con distintos horarios personalizables, o la posibilidad de compartir con clientes en concreto o de forma colectiva documentos, formularios, pautas de nutrición, vídeos con clases pregrabadas y otros contenidos específicos.

ALCANZAR LOS 500 ENTRENADORES

En la actualidad, VipFitter cuenta con una cartera de entre 200 y 300 entrenadores independientes, además de algunos centros de entrenamiento personal.

Su objetivo es alcanzar los 500 entrenadores independientes “más pronto que tarde”, aunque por ahora, insisten, su prioridad no es viralizar la aplicación, sino “cubrir las necesidades de los entrenadores y asegurarnos de que tenga un uso cómodo que, en cierto modo, les resuelva la vida”.

Además de ofrecer servicios de pago, la aplicación también cuenta con algunos servicios gratuitos para aquellos entrenadores que, por ahora, no puedan permitirse el pago de una plataforma digital. Una estrategia con la que esperan ayudar a corto plazo a los entrenadores que lo necesiten y, de paso, ampliar la cartera de potenciales clientes que, cuando puedan, se decidan a utilizar las herramientas más sofisticadas de la aplicación.


No hay comentarios

Añade el tuyo