ESENCI@L

La cadena quiere pasar página de la pandemia

Vivagym apelará a la normalidad en su campaña de septiembre

Busca contrarrestar el temor que sigue imperando entre parte de los consumidores

vivagym-gimnasios-bis

La pandemia ha frenado los planes de expansión de Vivagym, que tras abrir el vigésimo centro en Barcelona el pasado mayo, espera cerrar este 2021 con dos aperturas más.

(22-7-2021). Aprovechando la relativa calma del período vacacional veraniego, los gimnasios empiezan a planificar la que será una de las campañas de captación de abonados de septiembre y octubre más importantes para el fitness español. Vivagym ultima en estos momentos el diseño de su promoción.

El sector confía en recuperar, durante los próximos septiembre y octubre, un gran grueso del 29% de los abonados que, según los datos del Barómetro Mensual de junio 2021 de Fitness KPI, aún no ha regresado a los gimnasios debido a la pandemia.

Los operadores prevén, por tanto, una campaña atípica que puede estar condicionada por las restricciones que, por aquel entonces, aún imperen en los gimnasios.  Vivagym, está diseñando una campaña con eslóganes post Covid-19 que ayuden a trasladar un mensaje de cierta normalidad a los usuarios.

“UN LEMA  QUE NO RECUERDE A LA PANDEMIA”

“Ahora mismo no nos atrevemos a definir el mensaje, porque podría cambiar en las próximas semanas en función de la evolución de la pandemia, pero nuestra idea es que no recuerde el Covid-19. Tiene que cambiar para asumir una nueva normalidad”, explica a CMDsport el CEO de Vivagym, Juan del Río.

A falta de concretar el mensaje definitivo, que se decidirá a mediados de agosto, la idea de Vivagym es dejar atrás la idea de que los gimnasios protegen a los usuarios de las consecuencias del virus y cambiar el discurso con otro enfoque que mencione otros aspectos vinculados con la salud, el bienestar o el compromiso.

EL TEMOR, LA PRINCIPAL RESTRICCIÓN

Del Río confía en poder mantener, a lo largo del verano, los cerca de 185.000 abonados que registran entre los 54 gimnasios que tienen en España y los 43 de Portugal. Unas cifras que representan, aproximadamente, entre el 60% y el 65% de los usuarios que tenían antes de la pandemia.

El empresario deja claro que el futuro del fitness es muy prometedor, pero se muestra prudente a la hora de lanzar vaticinios de cara a septiembre. “Hemos armado la compañía para un septiembre fuerte, incrementando protocolos, poniendo los gimnasios a punto y reforzando la campaña de valor, pero ahora mismo hay demasiada incertidumbre”, reflexiona.

Sus dudas sobre el momento en el que el fitness vivirá su despegue tras la pandemia llegan como respuesta al nivel de temor que aún pesa sobre la población. “Creo que septiembre puede ser mejor incluso de lo que creemos, pero para ello necesitamos claramente eliminar restricciones y que haya un bajo índice de contagios para que se reduzca el miedo de las personas. Y ese momento todavía no ha llegado”, lamenta.

RESTRICCIONES A SUPERAR

Preguntado sobre qué restricciones querría que desaparecieran prioritariamente en septiembre, Del Río destaca la obligación del uso de mascarillas, en España, así como a la obligación de tener que dejar tres metros entre usuarios en Portugal, una medida que, en la práctica, según señala, implica reducir el aforo a menos de la mitad.

Otra medida que tiene un gran peso restrictivo para los consumidores en Portugal es la obligatoriedad del teletrabajo, que afecta notablemente a los centros que tienen en zonas urbanas como la capital, Lisboa. El regreso de la presencialidad en el trabajo y en las universidades son dos factores que el directivo espera que ayuden a recuperar socios de cara a septiembre. Por ahora, sin embargo, las restricciones en ambos países no tienen fecha de caducidad.

DOS APERTURAS MÁS ESTE AÑO

La pandemia ha frenado los planes de expansión de Vivagym, que tras abrir el vigésimo centro en Barcelona el pasado mes de mayo, espera cerrar este 2021 con dos aperturas más, como ya avanzó CMDsport.

Una será en la calle Londres de Barcelona, y la otra en Cacém (Lisboa). Con estos, Vivagym culminaría el año con 99 gimnasios en la península ibérica (55 en España y 44 en Portugal).

La cadena aplaza hasta 2022 otros cincos proyectos que tiene firmados y aún pendientes de reforma, aunque apunta a 2023 como el año en el que espera poder recuperar un ritmo de aperturas similar a antes de la pandemia.


No hay comentarios

Añade el tuyo