ESENCI@L

La cadena ve “indiscutible” y “necesario” la supervivencia del modelo low cost

VivaGym destaca la renegociación de alquileres como “el próximo reto de los gimnasios”

Su Ceo también considera que “no es el momento de ganar dinero con el online”

vivagym gimnasio

Con sectores como los gimnasios, los comercios y la restauración tocados por la crisis, el Ceo de VivaGym, Juan del Río, considera que es el momento de "hacer ver a los arrendadores que no pueden ser los únicos que no pierdan rentabilidad".

(29-1-2021). El sector de las instalaciones deportivas deberá enfrentar en los próximos meses y en plena pandemia, un nuevo desafío, según apunta el Ceo de la cadena VivaGym, Juan del Río, quien ve necesario que “el sector se plante y renegocie contratos de alquiler”.

El sector de los centros deportivos y gimnasios se encuentra inmerso en una de sus peores crisis, que comenzó con la declaración del Estado de Alarma el pasado marzo de 2020 y que continúa aún hoy con los cierres permanentes de instalaciones y diversas restricciones. Unas medidas que la patronal Fneid calcula que le han costado al gremio unas pérdidas medias por valor de 1.105 millones de euros.

El mayor reto hoy, y también mayor logro, es conseguir que el negocio sobreviva. Sin embargo, para el Ceo de VivaGym, Juan del Río, los gimnasios aún tendrán que hacer frente a otro desafío durante este 2021; la renegociación de los alquileres de locales.

Se trata de un coste fijo para muchos negocios fitness que están viendo mermar considerablemente sus ingresos, ya sea en forma de reducción de aforo permitido o directamente por impedimento de mantener las instalaciones abiertas. Es por este motivo que el directivo de VivaGym considera necesario plantar cara a los arrendadores y renegociar contratos. “Los gimnasios, la hosteleria, el comercio…, son muchos los sectores que estamos perdiendo rentabilidad por la pandemia y es el momento de hacer presión y buscar mejoras en los contratos de alquiler”, señala sugiriendo que el sector debería “hacer descubrir a los caseros que no van a ser los únicos que no pierdan rentabilidad”.

“No es el momento de ganar dinero con el online”

La cadena de gimnasios low cost VivaGym cerró 2020 con un retroceso en su facturación del 35% hasta los 55 millones. En la actualidad, contando los centros que opera en Portugal y en España, dispone de tan solo 25 clubes abiertos frente a 72 (20 de ellos tan solo en Cataluña) cerrados por las restricciones.

Tras un enero “plano en altas”, la cadena aglutina actualmente 180.000 abonados en Iberia, frente a los 335.000 que llegó a tener en febrero de 2020.

Para este año, “nos vamos a centrar en la integración tecnológica que nos permita fortalecer el CRM y tener bien segmentados a los socios de cara a devolver la experiencia y el servicio que merecen los clientes una vez se reactive la práctica deportiva en gimnasios”, comenta Juan del Río.

Como en el caso de otros operadores, VivaGym también va a reforzar su apuesta online. “Estamos evolucionando la plataforma HutHome de fitness online, posicionándola como una plataforma de wellness con clases en directo, grabadas, postcast y consejos de cuerpo y mente”. Asimismo, “acabamos de presentar en España nuestra nueva app, más potente, que pronto implementaremos en Portugal”, señala el directivo quien, sin embargo, considera que las soluciones de fitness online que se han presentado en el sector hasta ahora han sido “más elementos para mitigar la pérdida de clientes y seguir conectados con los abonados, que no estrategias ‘wow’”, considerando que “ahora no es el momento adecuado para ganar dinero con el fitness online”.

La supervivencia “indiscutible” y “necesaria” del low cost

Por su parte, la cadena se mantiene “tranquila”, asegurando no estar pensando por el momento en “operaciones corporativas ni en abrir clubes”, con una “planificación mensual” y consolidando su última operación de gran magnitud que fue la compra de la cadena catalana Duet Fit, de la cual Juan del Río se muestra muy satisfecha por la “impecabilidad de la marca, la cultura de empresa y las localizaciones”.

Tampoco desvela posibles planes de expansión, aludiendo que “ahora no hay localizaciones buenas, puesto que donde te permiten abrir, operas con restricciones severas”. Considerando este año como un ejercicio de mantenimiento en el mercado.

En este sentido, y ante las voces alzadas en el sector que dudan de que el modelo de negocio low cost pueda sobrevivir a los cierres y las restricciones de aforo debido a su delicado control de los costes y que le hace depender en gran medida de la venta por volumen, el Ceo de VivaGym se muestra totalmente en desacuerdo. En su lugar, considera que en la actualidad los centros que se engloban bajo esta tipología “se sitúan en una horquilla de precios que oscila de los 22 a los 32 euros”, condición que “permite ajustarse a las circunstancias sin perder su relación calidad-precio”.

No sólo ve “indiscutible” su supervivencia en un futurible escenario post-Covid19, sino que va más allá considerando al low cost un modelo de negocio “necesario” en el sector deportivo. “Es imprescindible que exista esta tipología que facilita un acceso universal al deporte”, defendiendo esta etiqueta bajo la que se engloban los gimnasios VivaGym y en la que su Ceo mantiene una “total confianza”.


No hay comentarios

Añade el tuyo