ESENCI@L

Por entonces prevé abrir su vigésimo gimnasio en Cataluña

Vivagym espera reanudar su plan de expansión en septiembre

Juan-del-rio-ceo-de-vivagym-3-bis

REACTIVACIÓN EN PORTUGAL. Tras estar cerrados durante cinco meses y medio, los gimnasios que Vivagym tiene en Portugal pudieron reabrir el pasado lunes, lo cual ha supuesto la satisfacción del ceo de la cadena, Juan del Río.

(7-4-2021). Tras abrir ocho nuevos gimnasios en 2020, Vivagym espera poder reanudar su plan de expansión a partir del próximo mes de septiembre. Si la pandemia lo permite, la cadena inaugurará entonces el que será su vigésimo gimnasio en Cataluña.

Sin apartar la prudencia de su hoja de ruta, Vivagym mantiene sobre su mesa un plan de expansión que tuvo que aparcar debido a la pandemia. La enseña espera poder llegar a la veintena de centros en Cataluña dentro de unos cinco meses, en septiembre., Por aquel entonces, confía en poder inaugurar un nuevo gimnasio en la calle Berlín de Barcelona, a medio camino entre la estación de Sants y la Plaza de Francesc Macià.

Este es el único de los ocho establecimientos de nueva planta que la cadena tiene en cartera que, a día de hoy, tiene una fecha más o menos concreta de apertura. Ya está listo y equipado, pero la cadena prefiere esperar a abrirlo hasta que la situación epidemiológica sea mucho más favorable para el sector. Abrirá sus puertas, probablemente, coincidiendo con la próxima campaña de septiembre.

Con este centro en la Ciudad Condal, Vivagym consolidará aún más su posición estratégica en Cataluña, donde actualmente tiene el 36% de los 53 centros que posee en España.

SEIS CENTROS MÁS EN ESPAÑA Y UNO EN PORTUGAL

Las siete próximas aperturas restantes deberán esperar un poco más. “Me gustaría pensar que, al primer signo de recuperación y estabilización de nuestras cuentas, podríamos abrirlos en un espacio de seis meses”, admite el CEO de Vivagym, Juan del Río, que prefiere no marcarse plazos para estos centros.

Dos de ellos serán en la Comunidad de Madrid (Cuzco y Coslada, en Madrid); otros dos en la Comunidad Valenciana (Tres Forques y Troya); uno en Cataluña (calle Londres, en Barcelona); otro en Aragón (Avda de Cataluña, en Zaragoza) y otro en Cacém (Lisboa, Portugal). Todos ellos están ya firmados, e incluso hay tres con las obras empezadas. No se descarta que alguno más pueda ver la luz a lo largo de este 2021.

El resto tendrán que esperar al 2022.

REABREN EN PORTUGAL

El pasado lunes, 5 de abril, Vivagym pudo reabrir los 43 gimnasios que tiene en Portugal, y que permanecían cerrados por las restricciones establecidas por las administraciones. Los gimnasios que la cadena tiene en el país vecino han estado cerrados durante cinco meses y medio durante el último año debido a la pandemia.

Ese ha sido un duro golpe que ha provocado que la enseña perdiera el 40% de los abonados que tenía en el mercado luso. De este modo, ha pasado de los 140.000 abonados que tenía al empezar el pasado 2020, a los cerca de 85.000 con los que ha arrancado este 2021.

La enseña dice no haber recibido ayudas directas del gobierno portugués, pero que en cambio, sí han podido acogerse a otras normativas excepcionales: se han ahorrado un 50% del coste de los alquileres, han podido acceder a préstamos similares a los ICO y, además, un sistema de ERTE ha cubierto el 100% de los salarios de hasta 1.800 euros mensuales.

Los centros que la cadena tiene en Portugal han regresado a la actividad “llenos” pese a tener que operar con restricciones “muy severas”: sin clases colectivas en espacios interiores y con un aforo máximo, para las clases grupales al aire libre, de hasta cuatro personas. Se exige una distancia de tres metros entre usuarios y el horario se limita hasta las nueve de la noche, entre semana, y hasta la una de la tarde, los fines de semana y festivos.

PENDIENTES DE LOS FONDOS “SELECTIVOS”

En España, Vivagym se ha unido a varios proyectos impulsados por Fneid para poder acceder a unos fondos europeos que, según Del Río, “no supondrán un riego generalizado, sino selectivo”. “Las empresas tendremos que hacer muy bien los deberes, con planes de viabilidad y manteniendo el gasto recortado porque todavía nos quedan seis meses duros”, pronostica.

La cadena vuelve a rozar los 100.000 abonados en los 53 centros que tiene repartidos en territorio español. Durante febrero y marzo ha empezado a notar una leve recuperación de abonados que esperan que pueda acelerarse con la vacunación.

Con todo, del Río, reconoce que el crecimiento de estos meses no sustituirá en ningún caso la campaña perdida de enero y febrero, y el directivo pone sus esperanzas en el próximo mes de septiembre. Según concluye, “no veo una recuperación real hasta entonces, que es cuando habrá que preparar una campaña robusta”.


No hay comentarios

Añade el tuyo