ESENCI@L

La cadena roza el 80% de su recuperación

Vivagym pone rumbo a los 120 gimnasios y los 400.000 socios

vivagym

La cadena sostiene que el segmento low cost "tiene su cometido en el mercado", por lo que se ha resistido a subir la cuota base, que mantiene entre los 26,90 y los 27,90 euros. Aún así, cree necesario que los operadores del segmento aumenten el ticket medio para hacer frente "a los fuertes costes que enfrenta el sector".

(3-6-2022). La cadena de gimnasios low cost prevé alcanzar el centenar de centros el próximo septiembre, cuando ha previsto inaugurar dos clubes en Madrid y otro en Lisboa. Con un 81% de recuperación de socios, Vivagym pone la mira en su siguiente reto: llegar a los 120 gimnasios operativos y los 400.000 socios para finales de 2023.

Vivagym da carpetazo final a la pandemia y vuelve a mostrar el carácter ambicioso que le ha caracterizado desde sus inicios y que le ha llevado a rozar el centenar de gimnasios operativos en Iberia en tan sólo 11 años de trayectoria.

Tras dos años de pandemia en los que se ha visto obligada a replantear y ralentizar sus planes de expansión, abriendo 3 gimnasios en 2020 y tan sólo uno en el pasado 2021, la cadena de clubes low cost ha previsto alcanzar la cifra redonda de 100 gimnasios en la Península Ibérica este próximo mes de septiembre.

Lo hará con una doble apertura en Madrid, en las zonas de Coslada y Cuzco, y que constituirán el décimo y el undécimo gimnasio de la enseña en la Comunidad de Madrid, respectivamente. A los que se sumará un club en la localidad portuguesa de Cacém, cerca de Lisboa.

Líder ibérico y portugués

Por países, supondrá que Vivagym pase a gestionar 57 gimnasios en el mercado español y 43 en el portugués. Cifras que permitirán a la cadena mantener su posicionamiento de líder en el fitness portugués, a la espera de si Balance Company cumple sus planes expansivos, con los que ha previsto alcanzar los 50 gimnasios en el país vecino para 2023, como informó CMDsport.

Mientras que, en suelo español, recortaría distancias con Basic Fit que, con 63 gimnasios, ostenta actualmente el segundo puesto del mercado de gimnasios low cost-smart price, y que sigue liderando, con 81 clubes, Altafit.

Con la suma de los dos países, se convertirá en el operador de gimnasios con más centros de la Península, hito que Juan de Río considera importante porque “nos sitúa como operador líder”.

El ceo de Vivagym es un acérrimo defensor de que el mercado español del fitness “necesita un líder fuerte y destacado”. Entre las razones de su convencimiento se encuentran el hecho de que “un líder es esencial a la hora de aumentar la demanda, acelerar la innovación y potenciar el posicionamiento del fitness en el imaginario de la sociedad”. Y se ha propuesto que la cadena que lidera ocupe ese lugar también dentro del mercado español.

123 gimnasios para finales de 2023

Para ello, la actividad expansiva de Vivagym no cesa y, de cara al próximo año, ha previsto iniciar enero con otras tres aperturas. Proyectos que se ubicarán en Valencia y Zaragoza, que supondrán el séptimo y octavo club de la enseña en la ciudad del Turia, y el quinto en la capital del Ebro.

Y no serán los últimos, al juzgar por los planes de la cadena y que ha avanzado a CMDsport su ceo, con los que se ha propuesto alcanzar la cifra de 123 gimnasios operativos en Iberia y la suma de 400.000 socios.

81% de recuperación

Una cifra de abonados que el directivo se muestra confiado de poder alcanzar después de haber cerrado mayo con un balance positivo, que sitúa a la enseña en un 81% de recuperación de socios frente a las cifras pre-covid.

En concreto, la cadena afirma aglutinar actualmente 252.000 socios, 138.000 en España y 114.000 en Portugal, lo que supone una mejora de 6.000 socios en comparación con los que la empresa aseguraba gestionar en abril, completando así un primer mes sin mascarillas en los gimnasios con una mejora en la captación y retención de 2,4%.

Mujeres y cliente corporativo, el reto

Aún así, la enseña sigue lamentando una media de 1.000 socios menos por gimnasio, respecto a antes de la pandemia. Unas ausencias especialmente focalizadas, en el caso de Vivagym, en dos perfiles concretos de usuarios de sus gimnasios: las mujeres y el cliente corporativo.

Dos tipos de usuarios que, como señala Del Río, “son los principales usuarios de la oferta de cardio de los clubes”, lo cual ha llevado a que temporalmente se ha incrementado más el uso de las zonas de fuerza y musculación en sus centros.

Para el directivo, cabrá esperar hasta el próximo septiembre para conocer si estos perfiles retornan finalmente a las instalaciones deportivas o han encontrado otras opciones para ejercitarse que no implican acudir al gimnasio. “Septiembre será el verdadero test para saber si el público femenino recupera la normalidad de sus rutinas y vuelve al gimnasio, así como el cliente corporativo, si retorna a las oficinas o mantiene el teletrabajo”, apunta.

“El low cost siempre va a ser low cost”

Un público ausente que Vivagym compensa de momento con un nuevo perfil de usuario de sus gimnasios “mucho más concienciado y que además de acudir al centro, demanda servicios complementario”. Un comportamiento que habría permitido a la compañía aumentar sus ingresos por ventas cruzadas y por atípicos, mientras ha mantenido la cuota base entre los 26,90 y los 27,90 euros. “La cuota base la hemos incrementado entre un 5 y un 7%, pero lo que realmente ha subido es el ticket medio, gracias a la contratación de servicios concretos de entrenamiento y nutrición”, explica.

Para Del Río, el segmento low cost “tiene su razón de ser”, no viendo necesario que el segmento se reposicione a nivel de precios. “El low cost va a ser siempre low cost, y siempre habrá usuarios que demanden calidad a precio ajustado”, afirma. Aunque sí ve necesario que el segmento mejore sus ingresos para hacer frente a los “fuertes costes en personal, alquiler, energía y construcción que enfrentamos”. Por ejemplo, como es su caso, a través de subir el ticket medio.

A día de hoy, Vivagym cuenta con 97 gimnasios en funcionamiento, 55 de ellos en España y 42 en Portugal. Da empleo a 1.100 trabajadores y 800 entrenadores personales, de los cuales, 600 empleados y 200 entrenadores personales se corresponden a sus clubs situados en España. Actualmente, da servicio a 252.000 socios, 138.000 en España y 114.000 en Portugal. La enseña prevé cerrar el año 2022 acercándose a los 75 millones de euros de facturación, un 11% por debajo de su mejor cifra, registrada hasta la fecha en 2019.


No hay comentarios

Añade el tuyo